Pasar al contenido principal

Medicamentos que debes evitar en vuelos de larga distancia

Pasajeros atemorizados viajando en un avión
GettyImages
  • Muchas personas se automedican en los aviones, sobre todo para conseguir dormir durante los vuelos.
  • Sin embargo, algunos medicamentos tienen riesgos asociados que conviene conocer.
  • El espacio presurizado y repleto de gente de un avión, combinado con el consumo de medicamentos, puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón.
  • Los medicamentos contra la ansiedad también pueden ser una mala idea a largo plazo.

Todos (esperemos) estamos familiarizados con las normas habituales para viajar en avión: llegar al aeropuerto con dos horas de antelación, no llevar líquidos en el equipaje de mano de más de 100 mililitros y dejar los cuchillos en casa.

Pero, ¿sabemos realmente qué medicamentos deberíamos y no deberíamos tomar a bordo?

Según el farmacéutico Nial Wheate en un artículo para The Conversation, tomar ciertos medicamentos durante un vuelo podría poner nuestra salud en peligro.

Medicamentos con hormonas

Viajar en avión puede ser bastante desagradable. Por lo general, se está apretado, hay menos oxígeno de lo normal y resulta fácil deshidratarse debido a la falta de humedad del aire.

Las condiciones del avión pueden aumentar el riesgo de sufrir una trombosis venosa profunda (TVP), un tipo de coágulo sanguíneo o trombo que se produce en las venas profundas, sobre todo en las que recorren las piernas. En los casos más graves, una afección de este tipo puede bloquear el flujo sanguíneo que llega al corazón, los pulmones y el cerebro provocando, entre otros, un ataque al corazón, una aneurisma y un accidente cerebrovascular como un derrame.

La probabilidad de desarrollar un coágulo durante un vuelo, no obstante, es de aproximadamente 1 de cada 5.944 vuelos; es un riesgo muy pequeño. Pese a ello, vale la pena tener en cuenta los medicamentos que pueden aumentar ese riesgo para evitarlos cuando sea posible.

Leer más: Los 10 destinos inesperados a los que querrás viajar en 2018 (o eso dicen los expertos)

Algunas píldoras anticonceptivas para mujeres también aumentan ligeramente la posibilidad de sufrir un trombo, pero muy poco. Los estrógenos y otros tratamientos para la fertilidad basados en hormonas también pueden aumentar el riesgo.

Según Wheate, las personas que ya están identificadas como pacientes de riesgo podrían optar entonces por tomar medicamentos antiplaquetarios como warfarina y aspirina. Las plaquetas son los componentes de la sangre que crean coágulos sanguíneos a fin de detener el sangrado de las heridas.

Te puede interesar