Pasar al contenido principal

Meghan Markle borra todas sus cuentas de redes sociales

Meghan Markle en una emisora de radio en Londres el 9 de enero de 2018.
Meghan Markle en una emisora de radio en Londres el 9 de enero de 2018. Dominic Lipinski/Getty Images

Ni en Instagram, ni en Twitter, ni tampoco en Facebook. La vida como parte de la realeza no admite redes sociales, y la actriz Meghan Markle ya ha aprendido esa lección. Desde el martes, la prometida del príncipe Harry ha desaparecido de ellas: todos sus perfiles han sido eliminados. 

"La señorita Markle está muy agradecida a todos los que la han seguido en sus cuentas de redes sociales a lo largo de los años; sin embargo, como no las ha usado desde hace un tiempo, ha tomado la decisión de cerrarlas", ha explicado la casa real británica en un comunicado recogido por Us Weekly.

Las cuentas de esta actriz californiana de 36 años habían dejado de ser activas desde hacía meses, y este último paso del cierre completo era esperado. Hasta hace aproximadamente un año, la intérprete de Suits era especialmente aficionada a Instagram. En su perfil podían verse imágenes informales, desenfadadas, de una treintañera normal y corriente (aunque con un toque de fama y glamour más allá de lo común): se veía a sus dos perros, sus amigos o sus viajes, entre ellos a Islandia, al Caribe o a España, donde se la podía ver tomando vinos con amigos en Madrid o bañándose en Ibiza.

meghan markle instagram madrid.jpg
Dos fotos de la cuenta de Instagram de Meghan Markle con la actriz tomando unos vinos en Madrid. INSTAGRAM

Markle también tenía un blog, llamado The Tig, en el que daba cuenta de su vida, sus anécdotas personales y su trabajo humanitario, y que decidió cerrar en abril de 2017, cuando su relación con Harry ya era pública. "Sobre todo, no olvidéis vuestro valor: como os he dicho tantas veces, por ti mismo eres más que suficiente. Gracias por todo", se despedía entonces Markle.

A partir de ahora, sus apariciones serán gestionadas de forma oficial por las cuentas del Palacio de Kensington, que también llevan la comunicación de sus futuros cuñados, los duques de Cambridge, Guillermo y Kate, y también de sus sobrinos políticos, Jorge y Carlota. El palacio de Kensington, situado a apenas tres kilómetros del de Buckingham, es la residencia donde vivió Diana de Gales y donde viven ahora sus hijos con sus familias, y desde el que se gestionan todas sus apariciones públicas. 

Meghan era muy activa, subía muchas imágenes y contestaba a sus seguidores, así como a sus varios perfiles de fans. A partir de ahora no tendrá voz propia. Ventajas y desventajas de las familias reales.

Te puede interesar