Pasar al contenido principal

La mejor forma de adelgazar, según la ciencia: caminar una vez al día

Persona caminando.
VTT Studio

Getty Images

  • Según varios estudios, caminar media hora al día como mínimo podría contribuir a la pérdida de peso, unido a un déficit calórico y una dieta saludable.
  • La idea es que vayas aumentando tus marcas, ya que si realmente quieres experimentar una bajada de peso considerable deberás caminar más de media hora al día.
  • Esta actividad también ayuda a eliminar la grasa abdominal que se acumula alrededor de la cintura y contribuye a mantenerte estable en tu peso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si estás pensando en perder peso, probablemente se te vengan a la mente dietas estrictas y mucho ejercicio de alta intensidad, lo cual puede desmotivarte de entrada.

Sin embargo, existen otras formas que ayudan a bajar de peso y tener una vida saludable sin necesidad de esfuerzos imposibles. La clave es incorporar pequeñas cosas en tu día a día.

La más fácil es andar a diario. Aunque es verdad que probablemente tengas que unir esta actividad a otras para experimentar una bajada considerable de peso, puede ser un comienzo.

Caminar un poco siempre es mejor que nada

Para adelgazar la idea es crear un déficit calórico, es decir, gastar más calorías de las que ingieres.

Estas cantidades dependerán de numerosos factores tales como la edad, el sexo e incluso lo acostumbrado que estés a hacer ejercicio.

Si por lo general eres una persona sedentaria, caminar poco, siempre es mejor que nada. Comienza con paseos cortos cerca de tu casa y luego ve aumentando distancia, velocidad e incluso pendiente. De este modo te desharás de más calorías, en menos tiempo.

Leer más: Los mejores tipos de té para perder peso, según la ciencia.

También influye el tiempo y la distancia que camines al día. Si, por ejemplo, andas durante 5 kilómetros a un ritmo moderado, quemarás unas 270 calorías por hora, según un estudio.

Lo recomendado para notar efectos de pérdida de peso o cambios en el cuerpo es caminar unas 2 horas y media totales a la semana y que repartas ese tiempo en unos 30 minutos al día. 

Así no solo empezarás a notar que tu cuerpo cambia, sino que cogerás el hábito de hacer ejercicio, sin prácticamente ningún esfuerzo.

Leer más: Déficit de vitamina D: qué le pasa a tu cuerpo cuando no obtiene los niveles adecuados y cómo tratarlo.

Además, si no sabes muy bien a qué ritmo deberías caminar, calcula que un ritmo más o menos ligero supone hacer unos 5 kilómetros por hora, es decir, unos 4.000 pasos cada 30 minutos.

La idea es que vayas aumentando tus marcas, ya que para empezar, 30 minutos al día está bien, pero si realmente quieres adelgazar, tienes que caminar más.

Esto se debe a que después de ese tiempo, el cuerpo comienza a usar la grasa corporal como combustible de energía, quemándola.

Leer más: Cómo perder grasa abdominal: 6 trucos avalados por la ciencia.

Quema grasa abdominal y mantiene el nuevo peso

Si eres de esos que odia hacer ejercicios para eliminar esa grasa que se acumula alrededor de la cintura, caminar también podría ser tu solución.

Según un estudio, si caminas 5 veces a la semana durante una hora y repites el proceso durante 3 meses, las medidas de tu cintura y tu índice de grasa corporal se verá ligeramente menor.

Eso sí, unido a una ingesta de calorías controlada y con una dieta saludable.

Leer más: Cuánto hay que caminar para adelgazar, según la ciencia.

Además, caminar también sirve para mantenerte en tu nuevo peso

Muchas veces, ocurre que tras experimentar una bajada de peso considerable y tras haber realizado un gran esfuerzo, te relajas. Dejas de comer tan sano y ya no haces tanto deporte a diario, porque se supone que has alcanzado tu objetivo.

Este es uno de los grandes errores, puesto que podrías sufrir el odiado efecto rebote. No obstante, caminar a diario, unos 150-200 minutos a la semana, según varios estudios, evitaría una subida de peso.

Y además