“La mejor formación es tener un puesto de trabajo durante años”

Agustín Caminero - SBM Learning & training - UNED - foto portada
  • Organizado por Business Insider España, el XXIII Smart Business Meeting contó con varias figuras claves del panorama formativo nacional que debatieron aspectos clave sobre la educación y el reciclaje profesional.
  • Entre ellos, Agustín Caminero, vicerrector adjunto de Formación Permanente para la Digitalización y las Relaciones Institucionales de la UNED, dio su visión sobre la situación actual y el futuro que le espera al mundo educativo.
  • Para Caminero, "las universidades y las empresas deben coordinarse de forma conjunta para poder satisfacer las necesidades de ambas partes a través de la formación"

El pasado 17 de mayo tuvo lugar el XXIII Smart Business Meeting, que en esta ocasión trató sobre la educación en la actualidad y su papel a la hora de formar profesionales en un entorno cada vez más cambiante.

La realidad del mercado laboral es que cada vez se demandan unas competencias mucho más líquidas y unos perfiles profesionales en constante metamorfosis. Según el Fondo Monetario Internacional, solo este año, en 2022, surgirán 133 millones de trabajos nuevos. Ante este horizonte cambiante, la oferta en formación, tanto pública como privada, debe dar respuesta con cursos y programas a la vanguardia de los nuevos entornos laborales.

Para debatir sobre este y otros desafíos que afronta la educación a día de hoy, el evento, organizado por Business Insider España, contó con varias figuras claves del panorama formativo nacional. Entre ellas, Agustín Caminero, vicerrector adjunto de Formación Permanente para la Digitalización y las Relaciones Institucionales de la UNED.

La institución a la que representa, la Universidad Nacional de Educación a Distancia, es una de las más importantes, a nivel estatal, en cuanto a oferta y alumnado se refiere. Con más de 50 años de trayectoria, la UNED se encuentra en permanente actualización para ofrecer a los estudiantes la mejor herramienta para enfrentarse al universo laboral que les aguarda: una educación puntera y competitiva.

Un momento del Smart Business Meeting, moderado por Yovanna Blanco (en el centro) con Agustín Caminero (derecha).

Y es que la UNED se asienta en una de las principales ventajas que tiene el sistema formativo: hoy,  gracias al uso de la tecnología, las opciones de formación son mucho más numerosas y variadas, con grados de personalización y profundización hasta ahora inéditos en el sistema educativo tradicional.

“En la UNED, si nos centramos en enseñanzas regladas, tenemos más de 30 grados y 70 posgrados oficiales. Si nos centramos en el vicerrectorado de formación permanente, la oferta formativa se incrementa hasta tener unos 500 cursos, que imparten un total de unos 800 títulos distintos”, explicó Caminero. 

Además, también abarca una gran profundidad, ya que ofrece distintos abordajes a una misma disciplina, según el número de horas que le quiera dedicar cada persona: “Ingeniería, psicología, derecho, idiomas… y también para el estudiante que quiera un curso de 25 horas y para el que quiera un máster de 2.000”, afirmó.

Esta oferta, además, es dinámica; es decir, se actualiza cada año, extinguiendo aquellos programas que quedan obsoletos y renovando aquellos en los que queda recorrido formativo, de manera que instruyan a profesionales en las competencias que necesitan para hacer upskilling o reskilling en un entorno en plena transformación.

Asimismo, en esa transformación, la tecnología no solo sirve de soporte, sino que tiene un papel central en la orientación al alumno. Gracias a la implementación de nuevas herramientas, el centro educativo puede actuar de asesor y guía para aquellos estudiantes que no tengan claro en qué dirección formarse. 

Agustín Caminero es vicerrector adjunto de Formación Permanente para la Digitalización y las Relaciones Institucionales de la UNED.

Caminero adelantó en el evento que la UNED está trabajando en el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial que den lugar a recomendadores: tomando como punto de partida el perfil de un estudiante, se le recomienda cuáles son los cursos de mayor interés de acuerdo con varios factores, entre los que están las demandas reales del mercado.

El objetivo no es solamente mejorar el currículo y la adquisición de competencias, sino también “reducir la tasa de abandono que en las enseñanzas a distancia suele ser bastante alta”, explicó.

Así, los centros universitarios son útiles para dar una visión global que permita a los estudiantes escoger una actividad profesional centrándose en lo que les gusta, y desde ahí, seguir formándose.

 “No debemos olvidar una cosa: la mejor formación es tener un puesto de trabajo con una jornada completa durante años”, concluyó Caminero.

Y es que esta relación entre universidades y empresas se materializa en la realidad laboral que hoy vivimos. Como explicó Caminero, las universidades y las empresas deben coordinarse de forma conjunta para poder satisfacer las necesidades de ambas partes, a través de la formación. “La universidad lo que hace es formar trabajadores y el trabajador está en una empresa, que a su vez, demanda determinada formación”, desarrolló el vicerrector. 

Por un lado, las empresas definen las necesidades del mercado laboral; y, por otro, las universidades son responsables de formar al alumnado en esas necesidades, por lo que la colaboración con entidades tanto públicas como privadas es esencial para unas y otras.

Por último, Caminero hizo hincapié en la importancia de la calidad en la docencia universitaria y expuso que el actual modelo tiene espacio para varias mejoras. Para este profesional, “solamente conseguiremos calidad en la docencia universitaria cuando la calidad de la docencia se valore”.