Pasar al contenido principal

La mejor manera de evitar ganar peso con los años tiene poco que ver con tu metabolismo, según la ciencia

The best way to avoid gaining weight as you age has little to do with your metabolism, according to science
  • Ganar unos cuantos kilos con el paso de los años es bastante habitual, pero hay sencillas maneras de evitarlo.
  • Contrariamente a la creencia popular, ninguna de estas soluciones tiene que ver con "potenciar" tu metabolismo, que no influye tanto realmente.
  • Esto es lo que tienes que hacer en realidad.

Al igual que nuestro coche favorito empieza a mostrar achaques propios de la edad, muchos de nosotros empezamos a ganar peso a medida que pasan los años

"¡No es lo que solía ser!" escuché decir el otro día a un amigo mientras se golpeaba cariñosamente la barriga, como quien da toquecitos en el capó de su antiguo coche.

Mucha gente culpa de su aumento de peso a un metabolismo lento. Pero tal y como se ha descubierto, nuestro metabolismo no es el auténtico culpable cuando los kilos aumentan con cada década que pasa. 

De hecho, el aumento de peso relacionado con la edad tiene mucho más que ver con nuestros patrones de actividad que lo que tiene que ver con nuestro metabolismo, que apenas se modifica pasados los 30, según el Instituto Nacional de la Salud estadounidense.

"Potenciar tu metabolismo" es un mito

The best way to avoid gaining weight as you age has little to do with your metabolism, according to science

Desgraciadamente, el ritmo al que digerimos y quemamos calorías no puede ser los suficientemente alterado para que conlleve una pérdida de peso. (No, la comida picante y el té verde no influirán). 

A medida que envejecemos, también nos volvemos menos activos a pesar de mantener más o menos la misma dieta. Los investigadores dicen que esto — y no nuestro metabolismo — es la causa real de los kilos que acumulamos a medida que nos hacemos mayores.

En vez de eso, muévete más

Para evitar ganar peso, añadir movimiento a tu día a día es crucial. Eso implica por ejemplo subir por las escaleras en el trabajo o ir al gimnasio unas cuantas veces por semana, cada pequeño esfuerzo cuenta.

De hecho, nuevas investigaciones publicadas esta primavera sugieren que para conseguir mejorar tu salud y reducir el riesgo de muerte por cualquier causa cualquier tipo de movimiento es mejor que poco o nada. Eso significa que cualquier esfuerzo que te mantenga en movimiento y respirando —ya sea una clase de kickboxing dos veces por semana o una caminata de 30 minutos hasta el trabajo— tiene beneficios mesurables para tu cerebro y tu cuerpo.

Ese estudio, publicado en la revista de la asociación estadounidense del corazón, utilizó datos sobre actividad física y muertes provenientes de encuestas nacionales de más de 4.800 adultos. Entre sus conclusiones apunta que las personas que concentraron su actividad física (como en una clase de fitness o una sesión de gimnasio) no tuvieron mejores resultados que aquellos que distribuyeron la misma cantidad de ejercicio en pequeñas dosis a lo largo del día (como caminar hasta el tren o sacar a pasear al perro).

"La principal conclusión que dejan los resultados es que la actividad física total (es decir, de cualquier duración) proporciona unos importantes beneficios", escribieron los autores del estudio.

Te puede interesar