"La mejor pregunta" que se puede hacer en una entrevista de trabajo para detectar talento (y cuál debería ser la respuesta)

Entrevista de trabajo, escepticismo, sorpresa

Getty Images

El mercado laboral español en un futuro no tan lejano podría tener más de 2,5 millones de empleados menos y más de 1,6 millones de vacantes sin cubrir. La denominada guerra por el talento ha comenzado, y no solo en España.

Ante esta nueva situación, son muchos los factores que se deberían tener en cuenta, desde el protagonismo que están adquiriendo las soft skills (habilidades blandas, como empatía, comunicación o liderazgo) y la flexibilidad hasta las preguntas que se deberían hacer en una entrevista de trabajo, por parte tanto de la empresa como de la persona candidata.

En el caso de las preguntas que puede realizar la persona de recursos humanos o encargada de la selección de personal, las hay de casi todos los tipos: cuestiones ilegales que dan lugar a discriminación, preguntas especialmente difíciles, las típicas como 'cuáles son tus objetivos' o preguntas trampa, entre muchas otras.

A estas habría que añadir la mejor pregunta que se puede hacer en una entrevista de trabajo, al menos según Tyler Cowen (destacado economista) y Daniel Gross (capitalista de riesgo y emprendedor).

Estos expertos la utilizan con frecuencia en sus procesos de selección, y son los autores del libro Talento: cómo identificar energizantes, creativos y ganadores en todo el mundo, con el que analizan las claves para detectar, atraer y mantener a personas especialmente talentosas, a veces incluso subestimadas o que pasan desapercibidas.

"¿Cuál es la mejor pregunta para hacer en una entrevista de trabajo? Aunque la respuesta exacta depende del contexto, me he decantado por una única pregunta que sirve para muchas situaciones '¿Qué pestañas tienes abiertas en tu navegador ahora mismo?'", explica Cowen en una columna en Bloomberg.

Se trata de una pregunta reveladora y eficaz para detectar talento, según el catedrático y economista estadounidense, porque "mide lo que una persona hace con su tiempo libre, además del tiempo de trabajo". 

"Si dejas una pestaña del navegador abierta, probablemente tiene cierta importancia para ti y esperas volver a la página. Es una métrica de lo que le interesa y de cómo es su flujo de trabajo", añade.

Además, el también director general del Mercatus Center (organización sin fines de lucro
de investigación del mercado y la educación, e importante instituto de divulgación de ideas en EEUU) destaca que permite conocer mejor al candidato sin ser entrometido, indica si la persona es nativa de internet, pone a prueba su entusiasmo y evalúa aspectos como los hábitos de trabajo y organización.

"Obtendrás información más útil que si simplemente preguntas '¿cómo son tus hábitos de trabajo?'" o '¿qué haces en los fines de semana?', complementa Cowen. 

"La pregunta de las pestañas abiertas del navegador me permite preguntar sobre esto sin ser demasiado entrometido, porque si un solicitante considera que algunas de las pestañas son demasiado personales, puede simplemente negarse a hablar de ellas", recuerda.

¿Cuál es la respuesta correcta a esta pregunta en una entrevista de trabajo?

En resumen, dependerá del puesto de trabajo que se está ofreciendo, de manera que la misma respuesta puede ser buena o mala en función de lo que se busque en la persona candidata (tener decenas de pestañas abiertas puede implicar curiosidad y fluidez en internet, pero también mala organización y no saber priorizar).

Pero, en cualquier caso, revelará importantes rasgos sobre esta al reclutador, incluso si el candidato miente o comparte una verdad a medias.

"Es difícil fingir una respuesta a esta pregunta. Casi ningún candidato está dispuesto a hablar de las pestañas que tiene abiertas en su navegador. Por lo tanto, lo que se comprueba son las respuestas espontáneas y en gran medida veraces, no solo lo bien que se ha preparado la entrevista (...). La mejor estrategia es, de hecho, confesar cuáles son las pestañas que tienes abiertas en el navegador", propone.

Fingir que tienes abierta una pestaña sobre programación, si no sabes nada del tema, sería meterte en una trampa, porque la persona entrevistadora podría profundizar, explica. 

"La mentira más probable es que una persona diga que no puede recordar todas sus pestañas abiertas actuales y cite algunas pestañas abiertas de hace unos días para que la respuesta parezca completa. Pero incluso esa respuesta es reveladora", afirma Cowen.

También lo son, para bien o para mal, otras respuestas menos profundas en teoría, como tener pestañas abiertas sobre problemas con tu perro (sugiere una mentalidad de resolución de dificultades y desafíos) o acerca de El Señor de los Anillos (puede ser muestra del entusiasmo de esa persona por algo y de su obsesión por los detalles, lo que es una ventaja solo en algunos trabajos).

"Como entrevistador, no busques necesariamente las respuestas más intelectuales", aconseja Tyler Cowen en su columna de opinión. "La próxima vez que vayas a abrir o cerrar una pestaña, recuerda que estás jugando con tu propia identidad", advierte.

Otros artículos interesantes:

7 preguntas que tienes que hacer en una entrevista de trabajo en medio de la guerra por el talento para asegurarte de que es una gran apuesta

Así deberías responder en una entrevista de trabajo si te preguntan cuáles son tus objetivos

"Tuve que despedir a más personas de la que me hubiese gustado sólo por las 'soft skills'": el origen de Hirint, una startup de selección de personal en base a habilidades blandas

Te recomendamos