Receta para hacer un buen tinto de verano: ingredientes y pasos para el cóctel más refrescante

Receta de tinto de verano

¿Quieres aprender a preparar tinto de verano casero como todo un barman profesional? Este cóctel ibérico fresquito y con un toque ácido es ideal para los amantes del vino tinto pero que busquen un punto refrescante en los meses de más calor del año. No en vano es el cubata más antiguo y barato de la geografía española.

 A diferencia de la sangría, que lleva azúcar, especias como la canela o frutas variadas, la preparación del tinto de verano en casa es menos laboriosa, y más fácil y rápida. No requiere reposo ni macerar la fruta, y además, tiene menos calorías y azúcares añadidos, una menor graduación alcohólica y es más ligero. 

Ingredientes para preparar un tinto de verano exquisito

Comencemos por lo más importante. ¿Qué hace falta para preparar la bebida? Estos son los principales ingredientes para hacer un buen tinto de verano casero.

  • Vino tinto
  • Gaseosa o refresco de limón, a tu elección
  • Limón cortado en rodajas
  • Hielo

¿Cuál es el mejor vino para un tinto de verano? Preferiblemente se recomienda utilizar un vino joven y libre de aromas terciarios como cuero, tabaco o madera, que casan mal con el sabor dulzón de la gaseosa. 

Huye de los vinos con un punto de acidez alto y busca opciones que conserven el potente sabor a fruta de la uva. 

Se aconsejan variedades que la mantienen una vez hecha la fermentación, como el tempranillo o la syrah. 

Manos a la obra: cómo preparar un tinto de verano

Tinto de verano

Una vez tengas todos los ingredientes a mano, completa estos sencillos pasos:

  • Aunque la proporción es a tu gusto, lo normal es que el tinto de verano tenga la mitad de vino y la mitad de refresco, servido en un vaso ancho estilo jarra.
  • Añade la gaseosa o refresco de limón muy frío y asegurándote de que no ha perdido gas, ya que lo ideal es que aporte burbujas a tu combinado.
  • Sirve con hielo en abundancia, pero al momento. La bebida debe quedar muy fría, pero no aguada. 
  • Pon una o varias rodajas de limón para equilibrar el dulzor de la gaseosa con la acdiez del cítrico. Si usas refresco de limón, el tinto de verano resultará más ácido, por lo que puedes usar rodajas de naranja o incluso mandarina. 

Curiosamente, si no eres fan del vino tinto, también puedes optar por el tinto de verano verdejo, hecho a base de un vino blanco que nace del cruce entre la uva castellana blanca y la traminer.

Para los paladares más gourmet, puedes probar a añadir un chorrito de vermú a la mezcla para darle el toque. 

Este mapa muestra cuál es el cóctel más popular en cada país del mundo

Desde las Bodegas Miguel Aguado recomiendan no escatimar en la calidad del vino y huir de los baratos y de tetrabrick.  "Vale la pena invertir de 2,5 a 4 euros en un tinto joven o un crianza", apuntan desde su web. 

Para los expertos, servir el tinto de verano con gaseosa es más recomendable que con limón. El vaso de tubo está prohibido: además del vaso ancho se permite vaso de sidra, copa de balón o jarra helada.

No escatimes en el acompañamiento: un tinto de verano se saborea mejor con unas exquisitas aceitunas, las clásicas patatas fritas o una tabla de quesos y embutidos.

Otros artículos interesantes:

2 copas de vino pueden engordar más que una hamburguesa y superar el umbral de azúcar diario recomendado

Los mejores regalos para amantes del vino

Ojo con las cañitas del bar: esto es lo que le pasa a tu cuerpo si bebes cerveza todos los días

Te recomendamos