Pasar al contenido principal

Una posible mejora de márgenes y comisiones llevan a los analistas a apostar por Caixabank en los mercados antes de sus cuentas semestrales

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank. Caixabank
  • Caixabank es uno de los valores que aglutina más recomendaciones de compra dentro del sector financiero.
  • Desde Renta 4 explican que su buen hacer en bolsa pasa porque el margen de intereses crezca en este trimestre un 1% en comparación con el primer periodo del año y un 2% en términos anuales. 
  • La media de los analistas fija su precio objetivo en los 3,42 euros por título.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La campaña de resultados se antoja como un importante test para los inversores que quieren apostar por Caixabank. La entidad bancaria es uno de los valores que aglutina más recomendaciones de compra dentro del sector financiero y por esos sus cuentas pueden dar pistas sobre si esas proyecciones de las casas de análisis pueden terminar llegando al objetivo que previamente se han trazado

Para que puede plasmarse una recuperación bursátil es importante que los números sean los que se han pronosticado hasta ahora. Por tanto, ¿cuáles son las cifras que podrían esperarse de cara a que en bolsa pueda tener un buen comportamiento? Desde Renta 4 explican que eso pasa porque el margen de intereses crezca en este trimestre un 1% en comparación con el primer periodo del año y un 2% en términos anuales

A esto hay que sumarle, añaden estos expertos, que las comisiones netas “podrían crecer un 3% en relación a los datos de hace un año hasta los 631 millones de euros”, lo cual refleja un ritmo bajo en un trimestre que “tradicionalmente es fuerte, y pudiendo poner en entredicho el cumplimiento del objetivo de crecimiento del 3% para 2019 que tiene el banco”. 

En este sentido, el margen bruto alcanzaría los 2.146 millones de euros, un avance de un 2% trimestral, teniendo en cuenta la contabilización de la aportación al Fondo Único de Resolución (FUR) que en 2018 supuso un cargo de 97 millones de euros, el 4% del margen bruto. 

Con todo, este segundo trimestre vendrá caracterizado “por el reconocimiento de gastos extraordinarios por importe de 890 millones de euros asociados al ERE que explicaría un trimestre en la que la entidad incurriría en pérdidas de 40 millones de euros (23 millones de euros, según estima el consenso)”, destacan estos analistas. 

Asimismo, según el equipo de análisis de Credit Suisse, las tendencias trimestrales de Caixabank continuarán destacando la capacidad del banco para mantener (y aumentar) los “ingresos centrales en relación con sus homólogos”, pero reconocen la perspectiva “menos benigna” a la que se enfrentan los bancos españoles (tipos más bajos, desaceleración macroeconómica, etc.). 

La entidad suiza señala en su último informe que es probable que el riesgo de IRPH “siga siendo importante”, pero no se deben esperar novedades al respecto hasta que se publique “la opinión del Tribunal de Justicia el 9 de septiembre”.

Leer más: Cómo la inteligencia artificial crea valor añadido para los inversores

El enfoque en los mercados

Con estos mimbres, la realidad es que el consenso cree que el precio de sus acciones ya han descontado el peor escenario, así como los costes del efecto de su reestructuración. Por eso, la media de los analistas fija su precio objetivo en los 3,42 euros por título.

Así, firmas análisis muy destacadas como es el caso de Barclays y Deutsche Bank, consideran que Caixabank es el banco que tiene una mayor capacidad de revalorización en la bolsa española, al fijar su potencial en un 54% y 50%, respectivamente. Todo ello, en base a los fundamentales que presenta la entidad y a los resultados previstos.

Credit Suisse va aún más allá y fija su precio objetivo en los 3,80 euros por acción, situando al valor en su principal preferencia dentro del sector bancario español al reunir las condiciones ideales para marcar una sólida recuperación en los mercados. 

En último lugar, Citi y UBS mantienen un posicionamiento más cauteloso y con una mayor neutralidad al considerar que sus títulos pueden tener un recorrido al alza del 8% y del 12%, respectivamente.

Y además