Fui auxiliar de vuelo durante 2 años: estos son mis mejores consejos para preparar la maleta de mano

flight attendant standing at airport with a carryon bag
Ekaterina Pokrovsky/Shutterstock

Hacer la maleta para un viaje puede ser estresante.

Fui azafata de vuelo durante dos años y tenía que hacer y deshacer mi equipaje de mano al menos 3 veces por semana. A veces tenía que hacer la maleta con ropa de verano e invierno al mismo tiempo porque no sabía cuál era mi destino final.

Con el tiempo, finalmente descubrí una forma perfecta de hacer mi maleta de forma eficiente, aprovechando todo el espacio posible y manteniendo la ropa en buen estado para viajar.

Sé consciente de cuánto equipaje puedes llevar en el avión antes de hacer la maleta

Comprueba las restricciones de tamaño y peso de tu compañía aérea. Una cosa es hacer la maleta eficientemente y utilizar todo el espacio posible, pero no tiene sentido si tu maleta termina siendo demasiado pesada para el avión.

Intenta pesar tu equipaje de mano antes del viaje. Puedes incluso utilizar una báscula normal: pésate primero, luego sube a la báscula con el equipaje y resta tu peso.

Normalmente, si se trata de una aerolínea de bajo coste, las normas son más estrictas en lo que respecta al equipaje de mano y al personal. Las normas también pueden variar cuando se viaja por países europeos.

Pon las cosas pesadas en el fondo de la maleta

En mi equipaje de mano siempre pongo los zapatos pesados en el fondo y la ropa más ligera en la parte superior.

14 aberraciones que cometes al hacer la maleta en verano

Esto ayuda a reducir las posibles arrugas en la ropa, y todo tiende a permanecer más organizado durante el vuelo.

Suele merecer la pena llevar puestas las prendas más voluminosas en lugar de meterlas en la maleta

Group of men traveling at airport

Intenta llevar las prendas más pesadas en el aeropuerto, como botas o chaquetas de invierno.

Además, siempre puedes llevar un jersey en las manos en el avión en lugar de ocupar espacio extra en el equipaje. 

Aprovecha el espacio del interior de los zapatos, sobre todo para los objetos delicados

Yo siempre meto la ropa interior, los calcetines o las camisetas pequeñas dentro de los zapatos. Así se ahorra algo de espacio y se evita que los zapatos parezcan aplastados al deshacer la maleta.

Los zapatos también son un buen espacio para guardar artículos más delicados, como gafas de sol, relojes, perfumes y otros accesorios. 

Los cinturones pueden rodear el perímetro interior de la maleta

Yo siempre pongo los cinturones en el lateral de la maleta y los extiendo alrededor del perímetro del equipaje de mano desde el interior.

Enrollarlos simplemente ocupa un espacio innecesario.

Revisa todos tus artículos líquidos y asegúrate de que cumplen  con la normativa del aeropuerto

travel liquids airport

Asegúrate de que ninguno de tus líquidos, geles y aerosoles supera el límite del control de seguridad del aeropuerto.

Comprueba siempre las normas específicas en función de tu destino. Por ejemplo, cuando se viaja por Europa, todos los líquidos deben presentarse en una bolsa de plástico transparente con cremallera de máximo 1 litro (100 ml por bote).

Aprovecha todo el espacio metiendo las cosas en vertical

Cuando sientas que tu maleta está completamente llena y no te queda espacio, simplemente ciérrala, ponla verticalmente sobre sus ruedas y abre un poco la parte superior.

Siempre puedo meter algunos artículos más porque el resto de la ropa se desplaza hacia el fondo, creando más espacio en la parte superior.

Los productos de aseo nuevos pueden explotar con la presión de la cabina, así que opta por artículos parcialmente llenos

Si es posible, lleva botellas con líquidos que no estén completamente llenas.

Durante el despegue y el aterrizaje, el avión se presuriza, y hay muchas posibilidades de que una botella llena se abra y gotee durante el vuelo.

Cuando llevo botellas llenas, aunque sean pequeñas, siempre las envuelvo con plástico para protegerlas. Aunque la botella gotee, lo hará dentro del envoltorio y tu ropa no se estropeará. 

El mayor error al viajar es llevar demasiado equipaje de mano

suitcase

La clave para hacer la maleta de forma inteligente es planificar la ropa con antelación.

Tómate tu tiempo y prepara toda la ropa que vas a llevar cada día. Intenta elegir algunas prendas que sean neutras y puedan combinarse con diferentes conjuntos, como unos zapatos cómodos, una falda lisa o un bolso sencillo.

Haz una lista para cada día, haz fotos de todos los conjuntos y guárdalos en tu móvil. Incluso puedes meter cada conjunto en una bolsa separada y poner una pegatina con el día de la semana o la ocasión para no tener que rebuscar.

Deja espacio para una bolsa extra que puedas usar para la ropa sucia

No te olvides de meter una bolsa extra para la ropa sucia.

No hay nada peor que mezclar la ropa en una maleta. No sabes qué pantalones están limpios y cuáles están sucios, y al llegar a casa acabas teniendo que lavarlo todo.

Enrollar la ropa realmente ayuda a ahorrar espacio

packing

No sé exactamente cómo funciona, pero cuando enrollas la ropa en lugar de doblarla, ocupa menos espacio. Además, la ropa suele acabar menos arrugada.

Todavía no puedo entender la ciencia que hay detrás, pero cuando empecé a enrollar mis camisetas, me di cuenta de que tenía más espacio.

Las bolsas al vacío pueden ayudarte a meter la ropa más voluminosa

Si realmente necesitas transportar una gran cantidad de ropa, quizá quieras invertir en bolsas de compresión que eliminen el aire.

Funcionan como una aspiradora y succionan todo el aire de la ropa. Yo he llegado a meter fácilmente tres bolsas herméticas en un solo equipaje de mano.

Puede parecer una compra extra grande o molesta, pero es más barato que pagar por el equipaje extra en el aeropuerto.

Otros artículos interesantes:

Esta cuenta de Instagram creada por una exazafata muestra todo lo que no debes hacer en un vuelo

Con estos consejos de una azafata para volar con niños conseguirás que tu viaje sea lo más agradable y tranquilo posible

7 cosas que las azafatas quieren que sepas

Te recomendamos