Pasar al contenido principal

Las mejores divisas en las que invertir en 2020, según Lombard Odier

Un hombre pasa por delante de un cartel de cambio de divisas en México.
Reuters
  • Cada vez los expertos tienen más claro que la economía europea se enfrenta a una larga lista de desafíos estructurales este año. 
  • Según los expertos de Lombard Odier, una vez normalizados todos estos factores, “nos encontramos con que el mercado de divisas en los mercados emergentes está bastante infravalorado en mayor parte debido a la incertidumbre comercial”.
  • En este sentido, asileios Gkionakis, Head of FX Strategy de la gestora de patrimonios, expone un análisis sobre las divisas en las que resulta más interesante invertir este año
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada vez los expertos tienen más claro que la economía europea se enfrenta a una larga lista de desafíos estructurales este año. 

Entre otros, una demografía poco favorable, diferenciales de crecimiento más pequeños entre los mercados emergentes y Estados Unidos, acuerdos comerciales más débiles y el crecimiento lento del mercado global, entre otros. Según los expertos de Lombard Odier, una vez normalizados todos estos factores, “nos encontramos con que el mercado de divisas en los mercados emergentes está bastante infravalorado en mayor parte debido a la incertidumbre comercial”. 

En concreto, en este escenario en el que se prevé una cierta disminución de las incertidumbres comerciales, son “moderadamente optimistas en cuanto a los mercados de divisas”. La estabilización de los diferenciales de crecimiento entre los mercados emergentes, Estados Unidos y la expectativa de un dólar más débil deberían “ayudar a obtener mejores rendimientos en los mercados de divisas de los mercados emergentes” asegura Vasileios Gkionakis, Head of FX Strategy de la gestora de patrimonios. 

Así, Gkionakis expone un análisis sobre las divisas en las que resulta más interesante invertir este año.

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

Las mejores opciones en Asia

Un hombre pasa delante de la cotización de los mercados asiáticos.
Reuters

Lo más destacado entre las divisas asiáticas emergentes este año ha sido la “relativa debilidad de las monedas de la zona norte de Asia frente a las de la zona sur (ASEAN)”, destaca el experto. 

Desde su punto de vista, las economías industrializadas del norte de Asia, como China o Corea del Sur, siguen siendo “muy vulnerables a las alteraciones del comercio global y a su impacto en cascada en las inversiones comerciales globales”

Por otra parte, las divisas de ASEAN se han beneficiado de la flexibilización de la política global, la reorientación del sector manufacturero en torno a China, el retorno positivo de la inversión en las carteras globales “en medio de la caída de los tipos y unos pilares macroeconómicos relativamente estables”. 

La principal pregunta entre los inversores que ya están mirando hacia 2020 es si esta tendencia se mantendrá o no con los nuevos escenarios macroeconómicos previstos. De este modo, la estabilidad del yuan será “un pilar clave y se espera un amplio rendimiento positivo en la región, excepto para la rupia y el peso”, afirma. El Won surcoreano será “un comodín en función del riesgo geopolítico del noreste de Asia”.

Según Gkionakis, “nos mantenemos optimistas en el recorrido de los países asiáticos con un rendimiento medio – formado por el yuan y el ringgit – en los próximos 12 meses, suponiendo que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se calmen progresivamente”. 

Si se asume como punto de convergencia probable el valor del índice 93 en este caso, el USDCNY debería “estar en torno a 6,80 a finales del año 2020, o aproximadamente un 3% más alto de valoración con respecto a los niveles actuales”, destaca. 

Entre los países asiáticos de bajo rendimiento incluimos el dólar taiwanés y el Baht tailandés, con los que son optimistas, y el Won Coreano, con el que se mantienen “ligeramente positivos”
 

Las alternativas en Latinoamérica

Una mujer pasea ante una oficina de cambio en Brasil
Reuters

La inestabilidad política podría mantener al mercado de divisas de América Latina en un segundo plano “en comparación con sus homólogos en Asia y CEEMEA”, describe el experto. Varios países de la región se han visto sacudidos en los últimos meses por protestas contra sus gobiernos que recuerdan un poco a la Primavera Árabe. El riesgo es que estas protestas podrían reducir “la visibilidad del mercado de divisas de América Latina y justificar alguna prima de riesgo”

Sin embargo, dentro de la región tanto el peso mexicano como el sol peruano deberían mejorar en 2020. El peso mexicano es su elección favorita, pues tiene “unos pilares sólidos”, asegura. Basado en su modelo de valor justo a largo plazo (utilizando la deuda gubernamental y los acuerdos comerciales), “la moneda está aproximadamente infravalorada un 8%”. 

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

Por otro lado, el real brasileño ha sido algo decepcionante para los observadores de divisas. Aunque la divisa es barata, no proporciona “un valor genuino”. En relación con los fundamentales macroeconómicos a largo plazo, el real brasileño está aproximadamente infravalorado “en un 13%, ya a lo largo de su historia ha estado infravalorado entre un 16% y 20% en varias ocasiones (2002, 2004, 2008 y 2014)”. 
 

En CEEMEA, más diferenciación en el futuro

Casa de cambio en Turquía tras el desplome de la lira
Reuters

El Mercado de divisas de CEEMEA superó tanto a Asia como a América Latina en los últimos meses, con estas “dos últimas regiones con sus respectivos conflictos”, explica Gkionakis.  Sin embargo, es probable que “se desarrollen algunas divergencias, con el rublo aguantando pero el rand sudafricano enfrentando riesgos a la baja”

Leer más: Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

Para Gkionakis, "entre los países de menor rendimiento, el nuevo Shequel israelí debería seguir siendo resistente aunque también apostamos por el zloty. Así, prefiere el rublo al rand sudafricano y a la lira turca. Entre los de menor rendimiento, el shéquel israelí es “la mejor opción, mientras que seguimos siendo pesimistas con el florín húngaro".

El rand sudafricano se desempeñó bastante bien durante los últimos meses, ya que la moneda experimentó un repunte cuando la agencia calificadora de riesgos Moody's mantuvo la reducción de la calificación de la deuda soberana por debajo del grado de inversión a finales de octubre. No obstante, los pilares siguen siendo un desafío, ya que “el perfil de la deuda soberana del país empeora a un ritmo acelerado”
 

Y además