Los mejores (y peores) helados para niños del supermercado, según la OCU

helados niños, playa, verano

Cuál es el mejor helado por su composición y su valor nutricional que puedes darle a tu hijo, seguro que es una pregunta que alguna vez te has formulado. Principalmente en verano cuando los más pequeños de la casa no dejan de pedir este popular y delicioso dulce.

Para saber elegir un helado saludable, lo mejor es mirar la información que aparece en el etiquetado, es decir la lista de ingredientes y la información nutricional. 

Así lo señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en un informe en el que analiza los helados más populares de diferentes marcas dirigidos a un público infantil. 50 en total de hasta 4 categorías (helados de agua, leche, mixtos, tipo sándwich y cono).

Hay muchos tipos de helados, con composiciones muy diferentes. Lo que marcará no solo la textura o el sabor, también que resulte más conveniente o menos para la salud. 

Los helados suelen tener un alto valor calórico y un contenido en azúcar elevado. Lo que resulta especialmente preocupante en niños, si se acostumbran a un consumo excesivo durante el verano. 

Los mejores y peores helados infantiles, según la OCU

Como se extrae del informe de la OCU, los helados infantiles analizados tienen en general un alto valor energético, salvo los de hielo, que suelen ser menos calóricos: 100 kilocalorías por 100 g de media frente a los 210 kcal/100 g es lo que aportan de media los helados de leche y 303 kcal/100 g, los que llevan galleta o barquillo.

En cuanto a sus ingredientes, aportan fundamentalmente hidratos de carbono y grasas. Mientras que su contenido en micronutrientes (vitaminas o minerales) y fibra es escaso, a pesar de que se intente hacer pensar lo contrario con dibujos de frutas en los envases.

Los helados contienen entre un 5% y un 15% de grasa. La cantidad y el tipo de grasa determina la calidad del helado y su textura. Pero también cómo de saludable es.

No solo incorporan aquellas derivadas de la leche. También se recurren a las de origen vegetal para estabilizar la mezcla. Tanto la grasa de coco, como la de palma, —ricas en ácidos grasos saturados— se utiliza bastante, aunque el informe también ha detectado entre los ingredientes otras como colza (o nabina), manteca de cacao y con menos frecuencia, aceite de girasol y de karité o shea.

La OCU también señala una elevada presencia de aditivos, para aportar el colorido con el que atraer al público infantil al que van destinados. 

"Encontramos colorantes como las clorofilas (E141), antocianinas (E163), la curcumina (E100) y los caramelos amónico (E150c) o el caramelo sulfito amónico (E150d). En opinión de OCU, estos dos últimos (E150c y E150d) son aditivos "a evitar", señalan.

Nestlé Oreo Stick Sándwich y Kinder Bueno Ice Cream Bar, los peores

Con todo esto como base, y teniendo también en cuenta la valoración obtenida por NutriScore,  los peores helados infantiles del ranking de la OCU son el helado Nestlé Oreo Stick Sándwich y el Kinder Bueno Ice Cream Bar. 

A la venta en caja de 204 gramos y 4 unidades, el helado Nestlé Oreo Stick de Sándwich aporta 366 calorías, 13 gramos de grasas saturadas y 31 gramos de azúcares por cada 100 gramos. En cuanto al Kinder Bueno Ice Cream Bar tiene 31 gramos de azúcares, 15 de grasas saturadas y hasta  408 calorías por 100 gramos.

Nestlé Pirulo Cool Fresa y el Nestlé Pirulo Tropical Mini, los mejores

En el otro extremo del listado, los mejores helados infantiles a comprar, según la OCU, están el Nestlé Pirulo Cool Fresa y el Nestlé Pirulo Tropical Mini, ambos de tipo hielo o sorbete por lo que las calorías y grasas son menores. Siguen aportando buena cantidad de azúcares. Por lo que esto no indica que sean saludables, solo que son los mejores de los 50 analizados.

Otros artículos interesantes:

El helado japonés de Mercadona que arrasa en ventas y apenas tiene grasa

Hacer helados sin heladera es posible: apunta estas 5 recetas

El azúcar invisible de los helados "sin" de Mercadona, Carrefour o Dia y otras trampas nutricionales, según una experta

Te recomendamos