Pasar al contenido principal

Las mejores series de televisión de 2017

Glow Netflix
Netflix

Este año hemos podido ver muchas series de televisión y, afortunadamente, muchas de ellas han sido espléndidas.

De hecho, ha habido tantas series buenas este 2017 que ha sido complicado -y un poco estresante- crear esta lista con las mejores series de televisión de 2017. Ha habido muchos estrenos que merecían entrar en la lista como Big Little Lies o El cuento de la criada y algunas series con nuevas temporadas como The Crown o The Leftovers.

Una de las mejores cosas del mundo de la televisión en 2017 ha sido la gran cantidad de series encabezadas por mujeres, desde El cuento de la criada, la ganadora de siete premios Emmy, hasta The Bold Type.

Por supuesto, ha habido muchas series que no han entrado en la lista que se merecen una oportunidad. Por ejemplo Nathan al rescate ha ido a sitios que nunca hubieras imaginado en su cuarta temporada. Netflix, dominadora tanto en series nuevas como en las recurrentes, también ha tenido producciones notables que no han llegado a pasar el corte como American Vandal o Godless.

Aquí tienes la lista con las mejores series de 2017, incluyendo series de debutante y otras que han estrenado nueva temporada a lo largo del año:

"Big Little Lies" — HBO

Big Little Lies no tuvo un gran comienzo. La serie fue comercializada básicamente, como si fuera True Detective con mujeres, lo que no parecía particularmente atractivo. Y los primeros episodios dejaban algo que desear. Sin embargo, la historia rápidamente se convierte en una mirada convincente a las fuertes amistades entre mujeres, así como la violencia machista y sus efectos psicológicos. Otros programas y películas han tratado el maltrato a las mujeres, pero nunca de la forma que lo ha hecho Big Little Lies y, particularmente, de la manera que lo hizo Nicole Kidman, ganadora de un Emmy como mejor actriz por su papel.

"El cuento de la criada" — Hulu

El cuento de la criada, que ha ganado siete premios Emmy incluyendo el de mejor serie dramática, es terrorífica y extrañamente bella por la manera que está adaptada la novela escrita en 1985 Margaret Atwood a los tiempos actuales. Está ejecutada a la perfección y cuenta con algunos de los mejores actores y actrices del momento. El escenario combinado con el uso del color y la iluminación consiguen que su mundo parezca atractivo, cuando la realidad de Gilead es todo lo contrario. El cuento de la criada tenía las expectativas muy altas, pero desviarse de la historia del libro -y contar con uno de los mejores elencos en años- la ha convertido en una de las mejores series nuevas de 2017.

"Mindhunter" — Netflix

Mindhunter es un drama psicológico lento pero a la vez emocionante con estructura procedimental [como House o CSI] que reinventa por completo el género. Narra la historia del equipo del FBI que se creó para estudiar la psicología de los asesinos en serie como Jerry Brudos, Ed Kemper y Richard Speck. Cuenta con grandes interpretaciones, un guion que da que pensar y parece una película de David Fincher (es productor ejecutivo de la serie y ha dirigido cuatro episodios). 

"Glow" — Netflix

Basada en el programa de televisión estadounidense Gorgeous Ladies of Wrestling emitido en la década de los ochenta, Glow debutó en Netflix en el mes de junio y ha sido la mayor sorpresa de 2017. Es divertídisima, muy sentimental (aunque sin llegar a ser cursi) y repleta de mujeres complejas con orígenes dispares. Es como una película de diez episodios centrada en las mujeres que trata sobre la amistad y el perdón. La lucha libre es solo una excusa. Alison Brie (que fue nominada a los Globos de Oro por su actuación), Betty Gilpin, y Marc Maron lo hacen estupendamente y consiguen trasladarnos a Los Ángeles en plenos años ochenta.

"Master of None" — Netflix

En la segunda temporada de esta aclamada producción de Netflix liderada por el cómico Aziz Ansari, el guion se vuelve más natural, al igual que las actuaciones. La serie no tiene complejos a la hora de hacer una declaración de principios, pero tampoco se esfuerza por hacerlo. El episodio de la segunda temporada llamado Acción de gracias le valió a Lena Waithe un histórico Emmy por el guion, ya que se ha convertido en la primer mujer negra en conquistarlo. El episodio narra la historia del personaje de Waithe y la tensa relación de Denise con su madre después de salir del armario. La historia de amor que se desarrolla en esta segunda temporada es una de las más cautivadoras y desgarradoras que hemos visto no solo en los últimos años sino en toda la historia de la televisión.

"The Crown" — Netflix

La segunda temporada de The Crown profundiza más en las vidas de los personajes secundarios que lo visto en la primera temporada, con algunos episodios dedicados al príncipe Felipe (duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel II). Estos personajes secundarios de The Crown aguantan perfectamente bien el peso de sus propios episodios, y sus cautivadoras actuaciones hacen que una serie que sobre el papel puede parecer aburrida enganche a cualquiera. 

"The Leftovers" — HBO

En su extraordinaria última temporada, The Leftovers ha demostrado ser una de las mejores series dramáticas de los últimos años, gracias sobre todo a las actuaciones de Justin Theroux y Carrie Coon. El último capítulo supuso un final satisfactorio para una serie muy original que ha ido mejorando temporada a temporada. Las interpretaciones de Theroux y Coon han conseguido que la serie trate menos sobre el misterioso elemento de ciencia ficción y más sobre la incertidumbre de la propia vida.

"The Bold Type" — Freeform

Toda mujer hubiera deseado tener The Bold Type durante su insegura etapa de adolescente. La serie se centra en tres chicas de Nueva York que trabajan en una revista que básicamente es el Cosmopolitan. Las jóvenes tienen personalidades individuales que no dependen para nada ni de su aspecto ni de sus parejas. Se apoyan unas sobre otras a medida que se desarrollan, tanto a nivel profesional como en sus vidas personales. Lo mejor de The Bold Type es que, a diferencia de cualquier otro programa dirigido a un público adolescente, la historia no se basa en conflictos o peleas entre las mujeres que lo protagonizan. Incluso su jefe, que en cualquier otra serie sería un monstruo, es un mentor para ellas. Esta serie, un sorprendente juego de lágrimas, debería resultar aburrido porque la resolución de los conflictos es muy amigable, y todo se termina atando como una perfecta reverencia al final de cada episodio. Sin embargo, la complejidad de sus personajes la hacen tremendamente interesante.

"Insecure" — HBO

La segunda temporada de Insecure ha sido incluso más profunda que la primera a la hora de retratar la vida de las mujeres negras millennials de Los Ángeles. Issa tiene que lidiar con la ruptura con su novio Lawrence y su lucha para regresar a la vida de soltera es más que interesante. Mientras tanto, su mejor amiga Molly descubre que le pagan menos que a un compañero de trabajo. La segunda temporada demuestra que Insecure seguirá confrontando importantes problemas a los que se enfrentan mujeres y hombres negros todos los días, sin importar lo grandes o pequeños que sean. Insecure también crecerá con sus personajes, que han cambiado significativamente en solo dos temporadas.

Te puede interesar