Pasar al contenido principal

Los memes serán ilegales si se aprueba la nueva ley europea de derechos de autor

Meme
ComputerHoy

La Unión Europea está estudiando la aprobación de una nueva ley de derechos de autor en Internet con la que se pretende dar mayor cobertura a la propiedad intelectual y a los derechos de autor para los contenidos publicados en la internet. Sin embargo, uno de los daños colaterales de esa nueva normativa será la prohibición del uso de los memes en Internet.

Los memes se han convertido en un recurso de comunicación en sí mismo y un vehículo para dar una nota de humor incluso a los temas más serios. El uso de estas imágenes podría quedar limitado e incluso prohibido por el Artículo 13 de la nueva normativa sobre derechos de autor que se está tramitando en el Parlamento Europeo.

Entre los días 20 y 21 de junio, la Directiva de Derechos de Autor y el Parlamento Europeo tendrá que votar si aprueban o no el controvertido Artículo 13. Según los activistas de Save Your Internet, se trata de un intento de limitar y controlar todo lo que se comparte en Internet, dotando de un mayor control de los contenidos publicados por las grandes compañías.

Leer más: Qué significa la compra de EMI Music para el futuro de Sony 

Los sectores más críticos con esta ley, y en concreto con el Artículo 13 de esta normativa, temen que esto destruya cultura de internet de compartir y modificar imágenes reconocibles en las redes sociales como son los memes. El motivo de la polémica es que estas imágenes a menudo corresponden a escenas de películas populares o series de televisión, hecho que pueden constituir una infracción según la nueva ley europea.

De aprobarse esta ley de protección de los derechos de autor nos encontraríamos ante un antes y un después de Internet tal y como lo conocemos actualmente, ya que el simple hecho de compartir una de estas imágenes, algo que sin duda hacemos varias veces al día en redes sociales, sería constitutivo de delito y, por tanto, podrían imponerte una multa o sanción.

Los impulsores de esta directiva europea aseguran que su intención no es censurar Internet, sin que los autores, creadores y editores reciban un justo pago por su trabajo.

Te puede interesar