Pasar al contenido principal

Las memorias de la hija de Steve Jobs dejan claro que el fundador de Apple era una persona realmente cruel con los que le rodeaban

It's long been known that Apple cofounder Steve Jobs treated people cruelly, but his daughter's new autobiography offers new details.
Hace tiempo que se sabe que el cofundador de Apple, Steve Jobs, trató a la gente cruelmente, pero la nueva autobiografía de su hija ofrece nuevos detalles. YouTube/AllThingsD

YouTube/AllThingsD

  • Es bien conocido que el cofundador de Apple, Steve Jobs, a menudo actuó como un imbécil*.
  • Pero en unas nuevas memorias, la hija mayor de Jobs cuenta las muchas maneras en las que fue cruel con ella.
  • Las anécdotas recientemente reveladas aportan nuevos detalles sobre episodios en los que Jobs fue mezquino e irrespetuoso con empleados y socios comerciales.
  • El efecto neto es que Jobs parece una persona realmente terrible.
  • Su comportamiento cruel ha sido confirmado por su esposa, sus colegas y sus socios comerciales.
  • Es difícil decir si los logros de su negocio superan a su crueldad, pero ciertamente recibieron más atención durante su vida y ayudaron a permitir su mal comportamiento.

No sorprende que Steve Jobs fuera un imbécil.

Ha habido muchos ejemplos a lo largo de los años que han detallado su crueldad, rudeza y mezquindad con trabajadores, socios comerciales e incluso con familiares y amigos.

Aún así, las historias que han salido de Small Fry, la nueva autobiografía de su hija Lisa Brennan-Jobs son impactantes. Jobs es presentado no solo como alguien egocéntrico y mezquino, sino como un ser humano verdaderamente terrible.

Hace años que sabemos que Jobs inicialmente negó ser el padre de Brennan-Jobs y no comenzó a pagar su manutención hasta que una prueba de ADN lo demostró y un tribunal le ordenó que debía pagarla. También sabemos que durante años negó que el ordenador Lisa de Apple, que se estrenó justo antes del Macintosh, llevara el nombre de su hija, — antes de admitirlo ante ella y el resto del mundo.

Pero el libro de Brennan-Jobs añade nuevos detalles sobre lo horrible que era con ella. Rara vez la veía cuando era pequeña, incluso después de admitir su paternidad. Mientras la evitaba y evitaba pagar su manutención infantil —a pesar de que ya había fundado y ganado dinero en Apple— ella y su madre vivían inmersas en la pobreza, subsistiendo gracias a la asistencia social, los trabajos mal pagados de su madre y la caridad de los demás. Cuando finalmente se vio obligado a pagarla, se aseguró de que el caso contra él fuera cerrado días antes de que Apple saliera a bolsa y se convirtiera en multimillonario.

Leer más: "Para ti, nada": la hija de Steve Jobs escribe un descorazonador libro sobre su relación

Incluso después de que Jobs comenzase a prestar más atención a Brennan-Jobs, parece ser que su madre, Chrisann Brennan, se sentía incómoda dejándola solo con él después de un incidente en el que Jobs cuestionó y bromeó con Brennan-Jobs, que entonces tenía nueve años, sobre sus atracciones sexuales y propensiones.

"Somos personas frías"

Años después, cuando Brennan-Jobs se fue a vivir con él cuando era adolescente, Steve Jobs le prohibió ver a Brennan durante seis meses, a pesar de que su madre había sido la única figura constante en su vida hasta ese momento. Después de mudarse con ellos, Brennan-Jobs les dijo a él y a su madrastra, Laurene Powell-Jobs, que se sentía sola y les pidió que le dieran las buenas noches cuando se iba a dormir. En lugar de reconocer sus sentimientos y acceder a una solicitud tan simple, Powell-Jobs respondió: "Somos personas frías".

"Small Fry" indicates that Laurene Powell-Jobs enabled Steve Jobs' cruelty to his daughter.
"Small Fry" indica que Laurene Powell-Jobs permitió la crueldad de Steve Jobs con su hija. Steve Jennings / Stringer / Getty Images

Pero hay más. Una vez, mientras Jobs buscaba a tientas a su esposa y simulaba tener relaciones sexuales con ella, exigió que Brennan-Jobs permaneciera en la habitación, llamándolo un "momento familiar". La ocultó dinero en repetidas ocasiones, le dijo que ella no obtendría "nada" de su riqueza, — e incluso se negó a instalar calefacción en su habitación.

Cuando comenzó a ser activa en su escuela secundaria, a participar en clubes y postularse para el gobierno estudiantil, Jobs,— quien se había negado a reconocer su paternidad y casi no pasaba tiempo con ella cuando era pequeña— , recriminó a Brennan-Jobs por no pasar más tiempo con la familia, diciéndole, "Esto no está funcionando. No estás teniendo éxito como miembro de esta familia".

En un momento dado, los vecinos de la familia estaban tan preocupados por Brennan-Jobs que la ayudaron a mudarse a su casa. También la ayudaron a pagar la universidad.

Es desconsiderado tratar mal a los empleados y al resto de personas. Pero es realmente terrible infligir tal dolor a un niño. Sabíamos que Jobs era un jactancioso para mucha gente. Ahora sabemos que lo era incluso para su propia hija.

Brennan-Jobs aparece como una superviviente de abuso

Estos son solo extractos del libro, que sale a la venta el 4 de septiembre, por lo que no tenemos una imagen completa de todo ello. Y, por supuesto, son los recuerdos de una persona, con todo el bagaje emocional y los prejuicios que eso conlleva. Powell-Jobs y la hermana de Jobs dijeron en un comunicado que el libro "difiere drásticamente de nuestros recuerdos de aquellos tiempos".

Pero en su libro, Brennan-Jobs presenta estos incidentes no para condenar a Jobs, sino para asumirlos y hacer las paces con él. Ella pretende perdonarlo y seguir adelante.

Leer más: Uno de los primeros empleados de Apple confiesa cómo eran Steve Jobs y Steve Wozniak como jefes

Esa es su elección y su razón. Pero, como han señalado otros, lo que ella sufrió fue algo que mucha gente consideraría ahora abuso infantil —la imposición intencional de crueldad emocional. Y al tratar de encontrar una manera de perdonarlo y entenderlo, ella está reaccionando de manera similar a otros supervivientes de abuso infantil.

(Esta es una historia asombrosa de abuso infantil, y el hecho de que la autora no lo reconozca y el periodista la trate como una crueldad voluble en lugar de un patrón arquetípico de abuso es la parte más triste de todas)

 (En Small Fry, Steve Jobs aparece como un idiota. Su hija lo perdona ¿Deberíamos? https://t.co/BF02DBvwDB // Wow ... "Capullo" no es la palabra. * Abusador * es la palabra. Entiendo que esta es tu historia por contar, pero ... objetivamente esta fue una vida de abuso increíble)

(Esto es difícil de leer y alejarte como lo que Brennan-Jobs quiere que hagas. Representa el abuso y la víctima presenta razones / excusas para ello)

Al tratar de encontrar una manera de excusar a su padre, Brennan-Jobs está siguiendo una larga lista de personas que son mucho más culpables que ella por su comportamiento. Generalmente, la única forma de conseguir que un agresor retroceda es enfrentarse a él y que otros lo hagan en nombre de sus objetivos. En el caso de Jobs, muy poca gente lo hizo.

En lo que concierne a su comportamiento hacia Brennan-Jobs, su esposa, Powell-Jobs, claramente no se enfrentó a él. Cuando se trataba de su proceder con los empleados y socios comerciales, sus colegas obviamente tampoco lo hicieron.

Jobs tuvo logros notables, —y fue increíblemente cruel

No sé cómo el balancín cósmico soporta el peso de algo tan complicado como la vida de una persona, pero creo que el libro de Brennan-Jobs pone las otras historias sobre Jobs, las de cómo trató a sus empleados, colegas y socios, ante una luz diferente Lo hace parecer menos un líder impulsivo que a veces era duro para lograr sus objetivos y más como una persona cruel que tuvo éxito porque los que le rodeaban se acomodaban y accedían a su horror.

Jobs es elogiado con razón por su papel en la resurrección de Apple. Cuando se hizo cargo, la compañía estaba a unos meses de la bancarrota. Cuando dejó Apple justo antes de su muerte, ya era la empresa de tecnología de consumo más importante del mundo y estaba en camino de convertirse en el gigante que es ahora. Dado el historial generalmente pobre de los directivos corporativos al revertir situaciones aparentemente sin ninguna esperanza, es muy posible que solo Jobs hubiera podido salvar a Apple y ponerla en ese camino.

Leer más: La guía de Steve Jobs para manipular a la gente y obtener lo que quieras

Y ese no es un logro pequeño. Al cambiar la empresa, Jobs ahorró miles de puestos de trabajo y ayudó a crear miles más. También hizo que mucha gente dentro y fuera de la compañía sea ahora muy rica.

El lado positivo del libro de cuentas de Jobs también incluye su papel en la creación de algunos de los productos más influyentes de los últimos 50 años —el iPhone, el Mac, el iPad, el iPod y los ordenadores originales de Apple. Quizás productos similares podrían y habrían sido creados sin él. Pero no se puede negar que tuvo un papel de liderazgo en la configuración de cómo miles de millones de personas interactúan con la tecnología, en muchas maneras para mejor.

A menudo, glorificamos a los líderes empresariales e ignoramos sus defectos

Por supuesto, incluso esos logros se ven poco favorecidos por la supervisión de la subcontratación de Apple de miles de empleos en fábricas en el extranjero y las intrincadas contorsiones que hizo para evitar el pago de impuestos. También dirigió la empresa y se benefició personalmente cuando retrocedió en las opciones sobre acciones para hacerlas más valiosas, pero dejó que otros ejecutivos cayeran. Ah, y repetidamente gritó a los empleados y públicamente les avergonzó.

Y eso sin mencionar sus travesuras durante su primer mandato en Apple, tales como la manera en que intentó socavar al entonces CEO John Sculley y cuando se  negó a dar opciones sobre acciones a uno de los primeros empleados de Apple.

Al final, ¿sus logros comerciales superaron la crueldad que infligió a otros? No lo sé.

Sé que a menudo glorificamos a los líderes empresariales por sus logros sin analizar de cerca quiénes son como seres humanos y cómo sus acciones, tanto personales como profesionales, afectan tanto a quienes les rodean como a un mundo más amplio. También considero que centrarse en sus logros ayuda a permitir su mal comportamiento.

Ese ciertamente parecía ser el caso con Steve Jobs.

*Este artículo es una columna de opinión. Las opiniones expresadas en estas líneas pertenecen al autor del texto pero no reflejan necesariamente la visión de Business Insider.

Te puede interesar