Pasar al contenido principal

El presidente del imperio que maneja Zara señala a los datos de 2012 para calmar a los mercados después de la caída en Bolsa

Pablo Isla, presidente de Inditex.
Pablo Isla, presidente de Inditex. Europa Press
  • El presidente de Inditex, Pablo Isla, lanza un mensaje tranquilizador y sostiene que Inditex continúa "teniendo potencial de crecimiento".
  • Para ello ha echado la vista atrás y ha subrayado como en cinco años las ventas del gigante gallego de la moda se han disparado un 56%. 
  • El primer ejecutivo del grupo incidió en que Inditex está inmersa en un intenso proceso de inversión para la mejora y optimización de su red de tiendas, que favorece los establecimientos grandes.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, trata de calmar a los mercados tras la presentación de resultados de la compañía del ejercicio de 2018. El gigante gallego ha cerrado el año con un repunte del 2% de su beneficio. Una cifra que, a riesgo de constatar una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la empresa de distribución de moda, ha propiciado una caída del 4,5% en el parqué, con datos de cierre de la sesión del martes

Pablo Isla ha querido calmar los ánimos del mercado y, por ello, no ha dudado en enfatizar el efecto que el impacto que los tipos de cambio han tenido en las cuentas del grupo: “han crecido todas las líneas de cuentas del grupo, a pesar del efecto divisa, por la depreciación de muchas divisas frente al euro”. 

Durante la presentación de los resultados correspondientes al ejercicio de 2018, el presidente del grupo gallego ha querido reiterar  que Inditex continúa “teniendo potencial de crecimiento”. Y ha insistido en que, sin tener en cuenta el tipo de cambio, las ventas repuntaron un 7% en 2018, el beneficio neto un 11%, el Ebitda creció un 11% y el Ebit un 9%. “Hemos sido capaces de generar una cuenta de resultados muy sólida”. 

Leer más: Estos son los trucos que Zara usa para descubrir qué ropa vas a comprar incluso antes de que la veas

El primer ejecutivo de Inditex también quiso arrojar luz sobre el crecimiento constante y sostenido de las ventas por superficie comparable (que repuntan un 4%), el crecimiento positivo de todas las cadenas y de todas regiones tanto en tienda física como en online.

Las cifras de 2012 VS 2018: las ventas aumentan un 56%

El ejecutivo ha tirado de hemeroteca y ha recurrido a las cifras de 2012 para reforzar, justamente, la idea de que las cuentas del grupo gallego, efectivamente, han despegado.

Y es que si bien las ventas repuntaron un 3% en el último ejercicio, lo cierto es que el acumulado de los últimos seis año se dispara un 56%, pasando de facturar más de 10.500 millones de euros a superar los 26.000 millones de euros en el ejercicio de 2018. 

Además, el beneficio neto del grupo se disparó un 45% en los últimos seis años, una cifra que implica más de 1000 millones de euros más y la posición de caja ha repuntado un 5%.

En el caso concreto de España, la facturación de la compañía creció un 29% en términos porcentuales, lo en términos absolutos resulta en 100 millones de euros más respecto a 2012 

A medida que las cifras de la cuentas de Inditex engordaron, también lo hicieron la superficie de las tiendas. En el caso concreto de Zara aumentó un 50%, de 1.452 metros cuadrados en 2012 a 2.184 metros cuadrados en 2018.

Un movimiento en el que está sumido el grupo y que pretende mejorar la calidad de la superficie comercial de las cadenas del grupo y que, en última instancia, implica “un incremento de la superficie media de nuestras tiendas. Para nosotros es clave la calidad del producto y las tiendas”, recalcó Isla.

Y una fuerte inversión para mejorar la superficie comercial

Y es que Isla matizó cómo la estrategia de Inditex ha pasado por articular locales más grandes en detrimento de otras tiendas más pequeñas que han ido cerrando de forma progresiva. Un movimiento al grupo está destinando un gran esfuerzo inversor, ha querido recordar Isla: "hemos invertido muchísimo en optimización de superficie comercial".

En este sentido, el primer ejecutivo de Inditex ha recordado que tanto en los ejercicios de 2017 y 2018, así como en el presente 2019, la compañía se encuentra inmersa en un proceso intenso de mejora de superficie comercial al que está destinando inversión: “es un proceso que no acaba nunca pero es verdad que estos tres años van a ser los de mayor intensidad”. 

Leer más: Inditex y Mercadona escalan posiciones en el ránking de los titanes de la distribución mundial

El giro responde por un lado al fortalecimiento que Inditex le está confiriendo al canal online, pero también forma parte de un proceso más amplio de transformación de plataforma de venta que la compañía inició en 2012. Una estrategia que, al fin y al cabo, apuesta por tiendas más relevantes, implica reformas, ampliaciones y, también, absorciones de tiendas pequeñas que no son tan relevantes. 

Todo ello no es más que un reflejo, según Isla, de la apuesta del gigante de la moda por la calidad del producto, el servicio al cliente, las tiendas y la oferta online: “Es la estrategia más correcta”.