Pasar al contenido principal

Los mensajes cifrados de WhatsApp vuelven a verse amenazados: Estados Unidos, Reino Unido y Australia presionan a Facebook con una carta pública

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook REUTERS/Adnan Abidi
  • Los Gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Australia se alían para enviar una carta a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, para pedir acceso o eliminar el cifrado de los mensajes de WhatsApp.
  • El borrador de la carta fue publicado por BuzzFeed News e insisten en que las administraciones gubernamentales deben tener un acceso al encriptado de sus aplicaciones.
  • Sin embargo, Facebook mantiene una estrategia totalmente contraria con la que pretende extender el cifrado a su Messenger y los directos de Instagram.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La seguridad y estabilidad del cifrado de los mensajes de WhatsApp vuelve a ponerse sobre la mesa y los actores gubernamentales insisten en que —al menos ellos— por seguridad estatal tengan acceso a los mensajes o que Zuckerberg elimine directamente esta medida de seguridad.

Por ello, Estados Unidos, Reino Unido y Australia se han apoyado y han preparado una carta en la que exigen la intromisión de las autoridades en los encriptados. 

BuzzFeed News ha conseguido y publicado el borrador de la carta que dichos gobiernos le enviarían a Mark Zuckerberg. Está firmada por el Procurador General de los Estados Unidos, William Barr, y su Secretario de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, el Secretario del Interior del Reino Unido, Priti Patel, y el Ministro de Asuntos Internos de Australia, Peter Dutton. 

En ella hacen una cita explícita a eliminar el cifrado por seguridad nacional, poniéndose entonces en cuestión dónde queda la privacidad y seguridad de los chats privados y la intimidad de los usuarios que hasta ahora WhatsApp ha conseguido mantener firme incluso ante la justicia. 

Leer más: WhatsApp recibe presiones internacional de altos cargos políticos para que se les permitan acceder a los chats cifrados

Parte de la carta exige que las empresas privadas den acceso a los Gobiernos para poder llevar a cabo investigaciones procedentes y controlar la delincuencia en las aplicaciones.

"Las empresas no deben diseñar deliberadamente sus sistemas para impedir cualquier forma de acceso al contenido, incluso para prevenir o investigar los delitos más graves. Esto pone en riesgo a nuestros ciudadanos y sociedades al erosionar severamente la capacidad de una empresa para detectar y responder a contenidos y actividades ilegales, como la explotación y el abuso sexual infantil, el terrorismo y los intentos de adversarios extranjeros de socavar los valores y las instituciones democráticas, evitando el enjuiciamiento de delincuentes y salvaguarda de las víctimas. También impide la capacidad de las fuerzas del orden de investigar estos y otros delitos graves."

Leer más: Trump quiere cargarse los mensajes cifrados en iPhone o WhatsApp: por qué es tan peligrosa esta propuesta

Hasta ahora la estrategia de Facebook estaba pensada de modo que se extendiese el encriptado de los mensajes también a el Messenger de la red madre y los mensajes directos de Instagram. Así lo recogía The Verge en la transcripción de reuniones privadas de la compañía: 

"En realidad, no me sorprendería si terminamos teniendo compromisos similares como este en otras cosas socialmente importantes que estamos tratando de mover, como nuestro gran impulso para lograr un mayor cifrado en nuestras aplicaciones de mensajería". Donde también añadían algo que la carta refleja: "La aplicación de la ley, obviamente, no se va a entusiasmar con eso". 

Leer más: Tus fotos y vídeos de Instagram no son tan privados como piensas

Pero aunque existan estas declaraciones, cabe la posibilidad de que la empresa se plantee qué hacer con estas peticiones públicas de los gobiernos de Estados Unidos, Australia y Reino Unido. 

En esta misma línea, dos de estos países, EEUU y Reino Unido, también han llegado a un acuerdo bilateral que les permite, entre ellos, exigir datos electrónicos de las compañías tecnológicas para su uso en investigaciones criminales y antiterroristas.

Y además