Pasar al contenido principal

Juego de Glovos: así se configura el tablero de las apps de entrega de comida a domicilio en el mundo

Repartidor de comida a domicilio de la empresa Glovo
Gettyimages
  • El negocio de las aplicaciones de entrega a domicilio facturará 17.000 millones de dólares en 2023.
  • Uber Eats llegó a ser la app de food delivery más descargada en 2018.
  • Mayo fue muy boyante: Glovo, Deliveroo y Rappi han cerrado importantes rondas de financiación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mercado de las aplicaciones de entrega de comida a domicilio ha tenido un gran boom en los últimos años en Europa, gracias a la llegada de servicios como Glovo o Deliveroo, que además de permitir los envíos de última milla de todo tipo de productos también han puesto al alcance de muchos restaurantes un servicio de entrega con el que no contaban hasta entonces

Así, el gran acierto de estos ‘nuevos’ servicios ha sido expandirse más allá de la comida rápida —un servicio que ya proporcionaban Just Eat, Foodpanda o en su día la española La Nevera Roja— y servir de intermediarios a usuarios interesados en acceder a platos de más calidad y locales que no se habían planteado servir a domicilio porque se dirigían a otro tipo de público. 

Según un informe publicado por la firma de análisis Allie Market Research el mercado global de las apps de comida a domicilio alcanzó un valor de 3.790 millones de dólares en 2017 y se espera que para 2023 esta cifra ascienda a 16.600 millones de dólares, con un crecimiento anual del 27,9%.

Sin embargo, la gran mayoría de las ventas se debe a los pedidos realizados con las apps propias de los restaurantes. Las apps de terceros, como las que hemos citado, solo representan el 3% de todos los pedidos. Esta cifra podría aumentar rápidamente. De hecho, la firma financiera Morgan Stanley predice que supondrán el 40% de la industria en los próximos años. 

Importantes inversiones 

Sea como fuere, todo el mundo quiere una porción del pastel del food delivery y el mercado de la entrega de productos multicategoría.

Mayo fue un mes de locura para las startups de este tipo.

Al arrancar mayo la española Glovo consiguió cerrar una ronda de financiación de 150 millones de dólares encabezada por la firma de capital riesgo Lakestar. También participaba en ella Drake, dueña de la franquicia Papa John´s. La compañía de Oscar Pierre tiene el punto de mira puesto en Europa y Latinoamérica y busca hacerse hueco en Oriente Medio y África, sin embargo, ha tenido que recular en algunos mercados latinoamericanos como Brasil o Chile. 

Su rival directa, Deliveroo, también cerró una importante operación. La firma del canguro recibió una inyección de capital de 575 millones de dólares en una operación liderada nada más y nada menos que por Amazon. La compañía de Jeff Bezos ya contaba con un servicio de entregas en el mismo día que no está orientado a la entrega de restaurantes, aunque sí de productos de supermercado y frescos, algo que también toca Deliveroo. 

Durante el mes pasado, se dio otro importante movimiento que hizo parecer que el dinero obtenido por Glovo y Deliveroo era casi calderilla. La colombiana Rappi levantó 1.000 millones de dólares de fondos gracias a la firma de inversión japonesa SoftBank. Con este deal, que supone la mayor inversión realizada en la historia en una startup de Latinoamérica, la nipona pretende ir colonizando todo el continente sudamericano. 

El mercado Internacional también goza de buena salud

EE.UU también tiene a su gran ‘campeón’ en este negocio. 

Aunque ha tenido que experimentar numerosos problemas legales, Uber puede sacar pecho. De hecho, fue la triunfadora de 2018 por volumen de instalaciones.

Su herramienta Uber Eats fue la app de comida a domicilio que se más se bajó a nivel mundial el año pasado, registrando 155 millones de instalaciones, según se hace eco la firma de análisis móvil Sensor Tower. Además, Uber Eats dominó en número de descargas tanto en Google Play como en la App Store. 

Probablemente la más veterana en el negocio es Just Eat. Arrancó en 2001 en Dinamarca y en 2016 cambió de sede a Reino Unido. Pasó de página web también a app y desde 2014 la compañía cotiza en Bolsa.

Just Eat ha comprado y vendido numerosas startups del ramo en estos años en España, México, Canadá, Benelux, India o Irlanda. Delivery Hero es otro gigante europeo. Fundado en 2008 y con sede en Berlín, opera en más de cuarenta países tanto de Europa, como de Latinoamérica y Oriente Medio. Desde 2015 es propietaria de Foodpanda.

En Europa vamos algo por detrás que Asia en cuanto a este negocio. Las apps de food delivery llevan más tiempo funcionando allí que en el Viejo Continente.

Es el caso de Zomato, segunda app de comida a domicilio más descargada, que comenzó su andadura en India allá por 2008 y este año ha sido adquirida por Delivery Hero. Hoy ofrece información y posibilidad de pedir en más de 1,4 millones de restaurantes en 24 países.

India es una región muy importante por su gran número de habitantes. En el ranking de las apps de comida a domicilio con más instalaciones, de hecho, aparece en tercera posición Swiggy, una aplicación que opera solo en India. Teniendo en cuenta el gran número de usuarios móviles de este país, es lógico que tenga ese puesto. 

Pequeños intentos de grandes gigantes

¿Cómo es que empresas como Google o Facebook aún no se han unido a la fiesta? En realidad, sí lo han hecho, aunque no lanzando o adquiriendo sus propios marketplaces ni ninguna aplicación específica, sino más bien usando sus herramientas para integrar dichos servicios. 

A finales de mayo la compañía de Mountain View anunció que había incorporado la posibilidad de pedir comida a domicilio desde Google Maps y también desde Google Assistant. Está disponible en el botón Order Online. Cualquiera que use la app de mapas puede echar un ojo a los múltiples servicios de entrega disponibles para cada restaurante así como información sobre las tarifas de entrega. Para este lanzamiento, Google se ha asociado con partners como DoorDash, Postmates, Delivery.com y Slice. 

Facebook tampoco ha ignorado la fuerza de este negocio. En octubre de 2017 la empresa de Mark Zuckerberg lanzó una característica para que pudieras pedir comida directamente desde tu cuenta de Facebook. La opción estaba disponible al pinchar en el icono de las tres rayas que hay en la parte superior derecha. Al igual que ha hecho Google, la red social puso a muchos estos servicios dentro de su plataforma, firmando acuerdos con EatStreet.com, Delivery.com, DoorDash ChowNow u Olo, así como con restaurantes como Five Guys o Papa John´s. Desde hace año y medio no hemos vuelto a oír a hablar demasiado de esta función, así que parece que las cosas no le fueron demasiado bien a Facebook con ella. 

Proyectos con proyección en España

Sin llegar a la magnitud de Glovo, en España han surgido algunas propuestas interesantes enmarcadas en el negocio de la entrega de comida y multicategoría.

Fastti ha arrancado en Madrid y ha pivotado desde sus comienzos dejando de ofrecer food delivery para centrarse en artículos de farmacia, supermercado, alcohol, floristería, etc, así como de marcas reconocidas. 

Mr Noow es otro proyecto que no podemos dejar de citar. Esta app da la posibilidad de descubrir restaurantes y pedir comida con antelación tanto para recoger como para comer en los restaurantes. Aquí no hay mensajeros. Su target son sobre todo trabajadores urbanos que quieren ahorrar tiempo y que quieren llevarse comida rápidamente sin esperar. En abril cerraron una ronda valorada en 900.000 euros para poder seguir expandiéndose a lo largo y a lo ancho de la geografía española, que se suma a otra importante operación de 600.000 euros cerrada en febrero de 2018. 

Enfocada en combatir el desperdicio alimentario, en el verano de 2018 llegó a España la danesa Too Good To Go, una app que permite ‘salvar’ packs de comida. Es decir, puedes ir a un restaurante y llevarte comida que haya sobrado del día por un módico precio. La compañía cerró una ronda de financiación de 6 millones de euros en febrero y espera estar presente en las diez principales ciudades de nuestro país antes de que concluya 2019. 
 

Y además

Lo más popular