Al mercado le queda una caída del 26% para después recuperarse fuertemente en los últimos 6 meses del año, según Goldman Sachs

Caos en Wall Street ante el desplome del mercado.
Reuters
  • El descalabro de los mercados no se había visto desde la crisis del 2008, o el crash del 29 y el 87.
  • En este sentido, bancos de inversión como Goldman Sachs, a través de su responsable de renta variable, David Kostin, intentan anticiparse a los próximos movimientos para trazar dónde se establecerá el freno. 
  • Si las consecuencias económicas de la propagación del coronavirus se profundizan, la caída puede hacer caer las acciones otro 26% desde los niveles actuales, según el experto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

El descalabro de los mercados por el coronavirus no se había visto desde la crisis del 2008, o el crash del 29 y el 87. El descenso mayúsculo ha disparado la volatilidad y asusta absolutamente a muchos inversores, que empiezan a considerar que la situación es mucho más grave de lo que podía parecer. 

El suelo de las bolsas es lo que muchos piensan adivinar a partir de este esquema. En este sentido, bancos de inversión como Goldman Sachs, a través de su responsable de renta variable, David Kostin, intentan anticiparse a los próximos movimientos para trazar dónde se establecerá el freno. 

El principal estratega de la entidad bancaria norteamericana dice que el S&P 500 probablemente retrocederá casi un 10% en los próximos tres meses hasta los 2.450 puntos. Así, si las consecuencias económicas de la propagación del coronavirus se profundizan, la caída puede hacer caer las acciones otro 26% desde los niveles actuales. Esto supone un 20% más que las previsiones que tenían la pasada semana.

Kostin advierte que la expansión del brote dañará los beneficios y perjudicará a la economía de manera impredecible a medida que los gobiernos se esfuerzan por contener la epidemia y las empresas se enfrentan a interrupciones forzadas en sus negocios.

Tal y como analiza el coronavirus ha creado “una interrupción financiera y social sin precedentes”, escribió en una nota a los clientes. La combinación de poca liquidez, la alta incertidumbre y el posicionamiento podría hacer que “el S&P 500 caiga por debajo de las previsiones de nuestro escenario base de 2.450 puntos y más hacia un mínimo de los 2.000 puntos".

Wall Street cedió un 27% la semana pasada, terminando el mercado alcista más largo de la historia, mientras la preocupación de los inversores crecía al considerar que Trump no estaba haciendo lo suficiente para evitar los efectos económicos del coronavirus. 

Leer más: 4 ETF que muestran seguridad ante mercados que se vuelven peligrosos

Incluso después del repunte, el S&P 500 finalizó la semana a la baja en un 8,8% y un 20% por debajo de su récord. De este modo, para que la estimación de Kostin se haga realidad, la caída desde los máximos del 19 de febrero ascendería hasta el 41% y borraría de un plumazo todas las ganancias registradas durante la presidencia de Trump. 

El experto señala que los beneficios por acción del segundo trimestre podrían ceder un 15% respecto al año anterior, ya que las empresas lidian con las consecuencias del coronavirus que se propaga rápidamente. Nike indicó que cerrará todas las tiendas en Norteamérica y Europa occidental, después del anuncio de Apple de que clausurará todas las tiendas fuera del gigante asiático hasta el 27 de marzo.

Fuerte recuperación

Aun así, Kostin dio un poco de esperanza, reiterando su postura de que las recuperaciones en forma de V en las acciones generalmente “vienen después de los mercados bajistas impulsados por eventos”. Espera que el S&P 500 termine 2020 en 3.200 puntos, con un repunte del 60% desde los 2.000 puntos.

Una revalorización durante un semestre tras una crisis de este tipo solo se ha producido una vez antes. El índice casi se duplicó en las 126 sesiones hasta el 25 de agosto de 1933, cuando Estados Unidos intentó salir de la Gran Depresión. La crisis financiera mundial del 2008 también dio paso a una fuerte revalorización en 6 meses que llevó al S&P 500 al alza en un 51% hasta el 28 de agosto de 2009.

Otros artículos interesantes:

El BCE, la Reserva Federal de Estados Unidos y otros 4 bancos centrales anuncian que se coordinan para paliar los efectos económicos del coronavirus

JPMorgan ha desarrollado una herramienta de IA para medir cómo el coronavirus está dañando los mercados, y sus hallazgos prevén que la caída no está cerca de terminar

8 compañías con potencial para subir al menos un 10% en la bolsa, pese a los temores sobre el coronavirus