Mercedes, la fundación de Ikea, el CEO de Spotify o la familia Agnelli (Fiat) invierten en una fábrica de acero "verde" en el Círculo Polar Ártico

Trabajador en una fábrica de acero
Trabajador en una fábrica de acero

 REUTERS/Wolfgang Rattay

  • La empresa sueca H2 Green Steel pretende construir una fábrica de acero "verde", sin emisiones contaminantes, en el norte de Suecia, donde se sitúa el Círculo Polar Ártico.
  • Para ello, han levantado 85 millones de euros, con inversores como Ikea, Mercedes, la familia Agnelli (propietaria de Fiat) o el fundador de Spotify, Daniel Ek.
  • La industria del acero produce un 7% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono, y este proyecto pretende alimentar la fábrica con hidrógeno producido a partir de fuentes renovables.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La compañía sueca H2 Green Steel ha anunciado el cierre de una ronda de financiación de 105 millones de dólares (85 millones de euros) para poner en marcha la primera fábrica de acero "verde" sin emisiones de efecto invernadero en la localidad sueca de Boden, ubicada en el norte del país escandinavo, frontera del Círculo Polar Ártico. 

Esta iniciativa, impulsada por el grupo sueco Vargas Holding —cofundador de la compañía de baterías para coches eléctricos Northvolt, que es uno de los socios de Volkswagen en su apuesta eléctrica— destaca por el nivel de los inversores que ha conseguido congregar: desde Ikea a Mercedes, pasando por la familia que está detrás de la marca italiana Fiat (ahora parte del conglomerado Stellantis), hasta el fundador de Spotify, Daniel Ek, a título personal.

Ikea forma parte de esta ronda a través de la Fundación IMAS, fundada por el creador de la compañía de tiendas de muebles, Ingvar Kamprad y propiedad del Grupo INGKA, dueño de la mayoría de las tiendas de la empresa. Esta compañía gestiona unos 11.300 millones de euros en activos hasta finales de 2020, según la web oficial de la compañía.

También han acudido a esta ronda varias compañías automovilísticas: Mercedes-Benz, propiedad del conglomerado alemán Daimler, la marca de camiones sueca Scania (propiedad de Volkswagen), o Exor, la compañía de la familia Agnelli en la que se agrupan sus participaciones en Fiat (es el principal accionista de Stellantis, fruto de la fusión entre Fiat Chrysler y PSA), Ferrari o el Juventus italiano de fútbol.

Air Liquide, Linde y otras compañías químicas que se pueden disparar en bolsa por su apuesta por la descarbonización y el hidrógeno verde, según los expertos de UBS

Otros inversores relevantes son Daniel Ek, el CEO de Spotify, a título individual, además de varias compañías y personas relevantes como el grupo industria italiano Marcegaglia, la empresa sueca de reciclado de metales Stena Metall, los herederos de la multinacional danesa de la logística Maersk, Ane y Robert Maersk Uggla o la familia sueca Wallenberg. Junto a ellos está el fondo de la Unión Europea para la innovación en energía, EIT InnoEnergy.

"Hemos visto un tremendo interés, tanto de la industria como de los futuros clientes y de inversores a largo plazo, en nuestra misión de reducir las emisiones de dióxido de carbono a cero en la industria del acero", ha asegurado el consejero delegado de H2 Green Steel, Henrik Henriksson, a través del comunicado en el que se dio a conocer la ronda de financiación.

En qué consiste este proyecto de acero "verde" en el Círculo Polar Ártico

¿Qué es lo que ha llevado a compañías automovilísticas, del sector energético, metalúrgico, grandes inversores e incluso a la inversión pública europea a confiar en este proyecto? La descarbonización. La industria del acero es responsable aproximadamente del 7% de las emisiones globales de dióxido de carbono, y esta planta pretende hacerlo sin emisiones.

La clave para conseguir una planta 'verde' es la construcción de una planta de hidrógeno en la propia fábrica, que será el combustible empleado para accionar la factoría. Será hidrógeno 'verde', ya que el proceso que se emplea para separarlo del oxígeno en el agua, la electrólisis, se realizará utilizando fuentes de energía renovables.

La geopolítica del hidrógeno y la oportunidad para España de convertirse en una potencia

Las previsiones de esta compañía es poner en marcha la producción en 2024 y para 2030 producir 5 millones de toneladas anuales de acero. Para llegar a ello seguramente pondrán en marcha una nueva ronda de financiación antes, en los próximos 12 meses, de un tamaño mucho mayor: pretenden recaudar 2.500 millones de euros en una serie B, según explicaron fuentes de la compañía al Financial Times.

Este no es el único proyecto de acero 'verde' que está en marcha en Suecia, ya que la acerera SSAB, la minera LKAB y la energética Vattenfall están preparando otro similar denominado Hybrit. También la multinacional siderúrgica ArcelorMittal planea algún proyecto similar.

LEER TAMBIÉN: Air Liquide, Linde y otras compañías químicas que se pueden disparar en bolsa por su apuesta por la descarbonización y el hidrógeno verde, según los expertos de UBS

LEER TAMBIÉN: Los grandes grupos energéticos piden un modelo de negocio como país para convertir a España en un 'hub' del hidrógeno estratégico para Europa

LEER TAMBIÉN: El negocio del hidrógeno superará los 2 billones de euros en 2050: Bank of America revela quiénes serán los ganadores y los perdedores del sector

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”