Una de las mayores farmacéuticas del mundo paraliza su programa de vacunas contra el coronavirus tras obtener resultados "decepcionantes"

Médicos rusos equipados con trajes de protección durante la pandemia de coronavirus

REUTERS/Maxim Shemetov

  • MSD ha paralizado su programa de desarrollo de vacunas contra el coronavirus después de que los primeros datos demostraran que habían fracasado a la hora de generar una buena respuesta inmune.
  • Nick Kartsonis, de la compañía, ha calificado los resultados de "decepcionantes y un poco sorprendentes". 
  • El fracaso deja a MSD fuera de un mercado que podría mover millones de dólares si el virus se convierte en endémico y siguen circulando nuevas variantes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El gigante farmacéutico estadounidense Merck (conocido como MSD fuera de Estados Unidos y Canadá) ha paralizado su programa de desarrollo de vacunas contra el coronavirus después de que los primeros datos demostraran que habían fracasado a la hora de generar una buena respuesta inmune, según informa Bloomberg.

MSD se unió después a la carrera por la vacuna y no terminó de reclutar a los participantes para los primeros ensayos de seguridad hasta finales de 2020. 

Además, ha optado por un desarrollo más tradicional para sus dos candidatos utilizando virus atenuados, lo que choca con la estrategia innovadora de las primeras vacunas aprobadas —las de Pfizer y Moderna— que utilizan la pionera plataforma de ARN mensajero. 

Los resultados —que revelaron unos niveles de anticuerpos neutralizantes por debajo de lo generado tras una infección natural— fueron "decepcionantes y un poco sorprendentes", ha reconocido Nick Kartsonis, vicepresidente senior de investigación clínica de enfermedades infecciosas y vacunas de la compañía.  

Las farmacéuticas en la carrera por la vacuna, ante el dilema de pelear por un mercado millonario mientras se cuestiona su legitimidad de hacer caja en medio de la pandemia

La compañía se queda fuera de un mercado millonario 

Ken Frazier, CEO de MSD. Ken Frazier, CEO de MSD.
Ken Frazier, CEO de MSD.

Reuters

El fracaso de la compañía elimina sus posibilidades de entrar en un mercado al que algunos analistas ya han puesto cifra: podría valer más de 10.000 millones de dólares al año (unos 8.400 euros), según un análisis de Morgan Stanley y Credit Suisse. 

La estimación de los analistas está basada en la posibilidad de que las personas no queden inmunizadas para siempre con una sola dosis de la vacuna, sino que necesiten dosis de refuerzo cada año, como la vacuna de la gripe

Esta teoría gana cada vez más fuerza entre los expertos, especialmente ante el surgimiento de nuevas variantes que ponen en peligro la eficacia de las vacunas existentes y plantean un escenario en el que hubiera que reajustar las vacunas con cierta periodicidad. 

Sin embargo, MSD no cierra del todo la puerta a la investigación sobre vacunas, ya que hay posibles explicaciones a por qué la vacuna que la compañía estaba desarrollando en colaboración con la IAVI (International AIDS Vaccine Initiative) ha presentado esos resultados.  

La vacuna se administró por inyección intramuscular y una vía de administración oral o intranasal podría funcionar mejor, ha señalado Mark Feinberg, presidente de la IAVI, a STAT

"Aunque estos datos son decepcionantes, no es el fin del programa para nosotros", ha advertido Feinberg, sugiriendo que explorarán esa vía. 

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

LEER TAMBIÉN: Los científicos de Oxford preparan versiones de su vacuna para combatir las variantes emergentes

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna