Pasar al contenido principal

La Mesa del Congreso bloquea la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el PSOE recurrirá al Constitucional

Ana Pastor preside la Mesa del Congreso
Europa Press

La Mesa del Congreso ha confirmado este viernes su rechazo a la tramitación exprés de la proposición de ley presentada por el PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana (ERC) y Compromís con el fin de cambiar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para impedir un veto irreversible del Senado a la senda del déficit.

Los socialistas y el grupo confederal pidieron que esta reforma se tramitase por el procedimiento de urgencia y en lectura única con el fin de que se aprobara cuanto antes y así acelerar las presentación de unos nuevos Presupuestos.

La urgencia, que es competencia de la Mesa, implica acortar los plazos a la mitad, mientras que la lectura única, un trámite que acuerda el Pleno si lo pide la Mesa, permite solventar todos los debates en una semana en el Pleno del Congreso, sin pasar por ponencia ni comisión. Sin embargo, se toparon con el freno que el PP y Ciudadanos pusieron en el órgano de gobierno de la Cámara Baja, donde suman mayoría.

Se debatirá en la Comisión de Hacienda

Ante este rechazo, el PSOE y Unidos Podemos pidieron a la Mesa del Congreso que reconsiderara su decisión, tras escuchar a la Junta de Portavoces, que analizó este asunto en la reunión del pasado martes. Y este viernes, ya en la Mesa, los populares y la formación naranja han vuelto a imponer su mayoría para rechazar el trámite exprés de la mencionada proposición de ley.

Además, y según ha señalado la vicepresidenta cuarta del Congreso y diputada de Unidos Podemos, Gloria Elizo, la Mesa de la Cámara también ha acordado que la iniciativa legislativa siga su trámite ordinario en la Comisión de Hacienda que preside el diputado socialista Antonio Pradas, pese a que inicialmente el PP y Ciudadanos habían pedido que se hiciera cargo la Comisión de Presupuestos que dirige Francisco De la Torre, de Cs.

Una vez en la Comisión de Hacienda, se abrirá un plazo de presentación de enmiendas a la totalidad, que requieren de un texto alternativo. En caso de que algún grupo se decantase por esta opción, el nuevo texto se debatiría y votaría en el Pleno del Congreso.

Si no las hubiera, se presentarán enmiendas parciales que se discutirán en ponencia, primero, y en comisión, después, antes de enviar el texto resultante al Senado, donde la mayoría absoluta del PP podría vetar la propuesta.

El PSOE recurrirá al Tribunal Constitucional

En los pasillos del Congreso, Elizo ha censurado que el PP y Cs hayan adoptado una decisión "política" en la Mesa de la Cámara cuando la tramitación de la citada proposición era "puramente jurídica" y ha acusado a ambos partidos de "instrumentalizar" el Reglamento. Pese a todo, espera que la tramitación que la iniciativa en la Comisión de Hacienda sea "lo más rápido posible".

De su lado, la portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, ha tachado de "inexplicable" y "malísima noticia" esta decisión, y ha denunciado el "boicot" que, a su juicio, están llevando a cabo PP y Ciudadanos en la Mesa para mantener la "mayoría espuria" de los populares en el Senado.

En la misma línea se ha expresado la vicepresidenta segunda de la Mesa, la socialista Micaela Navarro, quien ha censurado que tanto el PP como Ciudadanos no hayan tenido en cuenta la decisión de la mayoría de la Cámara, si bien espera que al menos "no bloqueen" el cierre del plazo de enmiendas y se tramite "lo antes posible". Eso sí, el PSOE presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Desde Ciudadanos, el vicepresidente primero del Congreso, Nacho Prendes, ha rechazado que la Mesa haya adoptar una decisión "política", sino que ha ejercido su competencia de ordenar el trabajo de la Cámara "sin valorar el fondo", y ha advertido de que no van a permitir una tramitación "a la trágala".

Te puede interesar