Pasar al contenido principal

La Mesa del Congreso desactiva el atajo legal del PSOE para aprobar los Presupuestos

Pedro Sánchez, durante una sesión en el Congreso
Congreso
  • La Mesa del Congreso vota a favor de anular la enmienda introducida por el PSOE para eludir el veto del Senado.
  • PP y Ciudadanos tienen mayoría en la Mesa del Congreso, donde suman 5 de los 9 miembros de los que se compone el órgano.
  • Los Presupuestos vuelven de este modo a la vía parlamentaria ordinaria.

El atajo legal que utilizó el pasado miércoles el PSOE no ha logrado sortear al Senado para aprobar los Presupuestos, después de que la Mesa del Congreso haya decidido anular la enmienda que los socialistas introdujeron en una reforma de la ley del Poder Judicial para poder esquivar un posible veto en la Cámara Alta.

Tanto el PP como Ciudadanos han votado a favor de anular la enmienda del PSOE en la Mesa del Congreso, donde ambos partidos suman mayoría con 5 miembros de los 9 de los que se compone el órgano.

Durante la semana pasada, PP y Ciudadanos criticaron abiertamente la vía por la que optó el PSOE para aprobar los Presupuestos recurriendo a una argucia legal: introducir una enmienda en una ley de medidas contra la violencia género que modificase de urgencia la Ley de Estabilidad Presupuestaria con el fin de eludir el veto del Senado a la senda del déficit.

De hecho, ambos partidos han llegado a calificar en algún momento la vía de la enmienda como un acto que se salta la legalidad, como un "fraude" y como una medida que va en contra de las sentencias del Tribunal Constitucional en este sentido, a pesar de ser una estrategia que se ha utilizado en varias ocasiones.

Ana Pastor, presidenta del Congreso, había solicitado un informe jurídico verbal al secretario de la Cámara para, después, convocar una reunión de la Mesa del Congreso para realizar una votación sobre la enmienda introducida por el Gobierno.

Las dudas legales de Podemos, que podría recurrir al Tribunal Constitucional

El procedimiento ha abierto dudas sobre la competencia de la Mesa del Congreso a la hora de anular una enmienda aprobada. De hecho, el grupo Unidos Podemos está dispuesto a llevar al Tribunal Constitucional la decisión del órgano.

La vicepresidenta cuarta del Congreso y diputada de Unidos Podemos, Gloria Elizo, ha explicado que su grupo podría recurrir la medida tras salir de la reunión que durante ha mantenido este lunes la Mesa. Según Elizo, el órgano rector del Congreso "no tiene capacidad legislativa" para anular una enmienda.

En su opinión, "no existe procedimiento legal" para que la Mesa del Congreso corrija a la Mesa de la Comisión de Justicia, donde PSOE aprobó gracias a la mayoría que ostenta tramitar la enmienda. "No existe procedimiento legal que permita ningún tipo de doble instancia a lo que ya dijo la Comisión de Justicia", ha explicado.

En este sentido, la diputada de Unidos Podemos ha señalado que el procedimiento lógico hubiera sido recurrir la decisión de la Mesa de la Comisión de Justicia al Tribunal Constitucional, en lugar de convocar una reunión de urgencia para rectificar una decisión legítima.

La vía parlamentaria ordinaria

Sea como fuere, anulada la enmienda introducida por el PSOE en la ley del Poder Judicial, los Presupuestos vuelven a la vía parlamentaria ordinaria. Y, en este caso, se plantean dos escenarios probables: la aprobación en el Congreso y su posible refrendo en el Senado, o bien, tramitar de urgencia de la reforma de la ley de Estabilidad Presupuestaria.

En el primer caso, el problema es el bloqueo parlamentario que PP y Ciudadanos llevan planteando desde que Pedro Sánchez accediese a la Presidencia, así como la imposibilidad técnica de llegar a acuerdos con los grupos nacionalistas por la delicada situación del conflicto catalán: los presos políticos y las reivindicaciones del Govern de un Estado independiente en Cataluña.

En el segundo supuesto, la tramitación de urgencia de reforma de la ley de Estabilidad Presupuestaria —ya admitida a trámite por el Congreso— evitaría al Senado y el probable veto que impondría el Partido Popular, que plantea junto a Ciudadanos un frente común para que se siga el vía parlamentaria: se debata, se propongan enmiendas y se vote.

El problema es que la Mesa del Congreso es también quien debe admitir o no una tramitación de urgencia de la reforma de la ley, por lo que el resultado probable es el mismo que el que se dio con el atajo legal de la semana pasada: un bloqueo conjunto con Ciudadanos al ser mayoría en el órgano.

Te puede interesar

Lo más popular