Las ambiciones de Mark Zuckerberg con su criptomoneda Diem parecen haberse desplomado: está sopesando vender las acciones que Meta tiene en la empresa

Mark Zuckerberg

Reuters

  • La criptomoneda de Meta no consigue el aprobado de Estados Unidos porque temen que una gran empresa tuviera "una concentración excesiva de poder económico".
  • Diem estaba planteada una criptomoneda estable, que minimiza su volatilidad al estar en relación con un activo estable, como el dólar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de los últimos proyectos revolucionarios de Mark Zuckerberg fue crear una criptomoneda con la que se pudiera pagar a los contactos a través de las aplicaciones propiedad de Meta como WhatsApp, Facebook o Instagram. 

La idea, presentada en junio de 2019, llevaba por entonces el nombre de Libra. Tenía el apoyo de algunas grandes compañías como Mastercard, Visa o PayPal, así como DE gigantes tecnológicos de la talla de Uber y Spotify. Pero a pesar de que fue una idea que gustó y mucho en algunas compañías, la criptomoneda de Meta no ha conseguido aún el visto bueno de las autoridades estadounidenses. 

El ministro alemán de finanzas cree que la criptomoneda de Facebook, Diem, es un "lobo con piel de oveja"

Después de utilizar una nueva estrategia y de cambiar el nombre de la crioptodivisa de Libra a Diem, Meta se ha dado cuenta que sus esfuerzos son insuficientes y que su proyecto no tiene mucho futuro. La compañía de Zuckerberg está sopesando una venta de sus acciones en el proyecto, como ha podido saber Bloomberg.

El proyecto Diem está en conversaciones con fondos de inversión para detallar la mejor manera de vender su propiedad intelectual y encontrar después un nuevo trabajo para los ingenieros que desarrollaron la tecnología, según ha explicado una fuente cercana a la compañía. 

Diem no consigue el aprobado porque es una stablecoin

La volatilidad de la gran mayoría de las criptomonedas echan hacia atrás a muchos inversores que no se fían de los cambios constantes de los precios. Justo en este momento, la criptodivisa más reconocida, bitcoin, arrastra un desplome de más del 25% de su capitalización bursátil en el último mes.

Para solucionar este problema, existen las stablecoins,unas criptomonedas que aseguran un precio estable al estar diseñada para minimizar esa volatilidad al estar en relación a una moneda sólida, como el dólar. Esa era la intención que tenía Meta con su criptomoneda, y lo que justamente le ha hecho no tener la aprobación de Estados Unidos.

WhatsApp inicia una prueba piloto para enviar criptomonedas a través de su app con la billetera digital de Facebook

En noviembre de 2021, los organismos de control federales dejaron claro que los emisores de criptomonedas estables deberían ser bancos regulados si los tokens se van a utilizar como medio de comprar y vender cosas, según explicó el Grupo de Trabajo del Presidente sobre Mercados Financieros en un informe. 

Los reguladores explicaron que "temían" lo que podría suceder si "una enorme red de usuarios de una empresa tecnológica de repente comenzara a realizar transacciones en una nueva moneda", ya que eso podría conllevar que una gran empresa tuviera "una concentración excesiva de poder económico".

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.