Pasar al contenido principal

Este es el método Bogleheads: te ayudará a aumentar tus ahorros en el largo plazo

Familia pensando en el ahorro a largo plazo.
Getty Images
  • Los ahorradores lo que siempre están buscando es obtener rentabilidades que superen a la inflación.
  • Uno de los métodos de ahorro es el método Bogleheads, que puede obtener rentabilidad media de los índices, que aunque pueda parecer poco, está por encima de lo que consiguen muchos gestores activos.
  • Este método profundiza en la gestión pasiva (inversión en índices directamente), añadiéndole una serie de pautas, para conformar un sistema de inversión cómodo de seguir, sin grandes dificultades.
  • Visita la página de Business Insider para conocer más historias.

Los ahorradores lo que siempre están buscando es obtener rentabilidades que superen a la inflación. Mantener el poder de compra es una meta bastante clara con el objetivo de que nuestro patrimonio no mengüe, especialmente, en el momento en de nuestra jubilación. De ahí a dar con el método de inversión más adecuado

La mayoría de los inversores lo que buscan es recibir retornos importante al menor riesgo posible. Sin embargo, la mayoría no tiene la educación financiera necesaria como para lograr réditos suculentos en poco tiempo. De ahí a dejarse recibir asesoramiento casi por cualquiera, aunque muchos optan por la inversión pasiva o indexada. 

Uno de los métodos de ahorro es el método Bogleheads. ¿Lo conoces? Si no has oído hablar por él quizá te interese. Puede obtener rentabilidad media de los índices, que aunque pueda parecer poco, está por encima de lo que consiguen muchos gestores activos.

Este método profundiza en la gestión pasiva (inversión en índices directamente), añadiéndole una serie de pautas, para conformar un sistema de inversión cómodo de seguir, sin grandes dificultades.

El origen de la estrategia

La denominación Bogleheads llega a manos de su creador, John C. Bogle, fundador de la mítica gestora de fondos de inversión Vanguard. Existen muchas publicaciones que hablan sobre esta dinámica de inversión como en The Bogleheads’ Guide to Investing, de Taylor Larimore y Michael LeBoeuf, con prólogo escrito por el propio Bogle.

La metodología propone ante todo, tener sentido común y seguir una estrategia de inversión a largo plazo (tiene bastantes paralelismos con otro de los grandes gurús de la inversión como es Warren Buffett).

En este sentido, las tres cuartas partes de los fondos de inversión no conseguían superar la rentabilidad del S&P 500, aparte de las comisiones y gastos que puedan suponer, por tener una gestión más activa. Por ello, Bogle es partidario de una gestión más pasiva y de reducir los costes al mínimo posible.

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

El potencial que puede tener

Un grupo de jóvenes planificando su ahorro
Getty Images

Las posibilidades que nos puede ofrecer se puede ver a través de un claro ejemplo. Imaginemos que invertimos 1.000 euros al año durante 20 años, al 5% de interés. Anualmente, ese porcentaje no solo resulta sobre lo que va invirtiendo, sino también sobre los propios intereses que se van creando. Por tanto, dos décadas después, tras invertir 20.000 euros, dispondrías de 34.719 euros.

Así, Bogle estima el dinero que hay que ahorrar en función de la rentabilidad que se espera obtener y del dinero necesario para vivir en la jubilación. Partiendo de esta premisa, y teniendo en consideración el interés compuesto, se puede determinar cuánto hay que ahorrar año a año.

Un ejemplo sería si calculamos que necesitamos 70.000 euros en nuestra jubilación. Deberíamos ahorrar 2.000 euros anuales al cabo 20 años, suponiendo que obtengamos tengamos un 5& de rendimiento anual. 

A ello hay que sumarle una cierta prudencia con los costes, puesto que se pueden comer gran parte de las ganancias obtenidas. Sin ir más lejos, si podemos invertir inicialmente 10.000 euros y un 5% de rentabilidad. Con un coste anual en comisiones del 2,5%, al cabo de 20 años “tendríamos 16.401 euros, mientras que si el coste de las comisiones bajase al 0,4%, conseguiríamos 24.587”, afirman desde Self Bank.

Cómo componer la cartera

Hay muchas opciones, pero Bogle se centra en dos que son muy frecuentes: los bonos y las acciones, o dicho de otra manera, renta variable y renta fija.

Tomando como referencia la propia metodología adoptada por sus fondos, el famoso inversor aboga por la inversión a través de fondos índice o ETFs, que aúnan diversificación, gestión profesional y costes muy reducidos. El consejo es el de mantener un porcentaje de inversión en renta fija igual a la edad y el resto en bolsa.
 

Y además