Por qué mi gato estornuda: cuándo es inocuo y cuándo debes acudir al veterinario

Gato estornudando

Getty Images

Hay días en los que no hay mucha diferencia entre tú con alergia primaveral y tu mejor amigo peludo y bigotudo... ¿Por qué los gatos estornudan? Antes de que te alarmes por la salud de tu querida mascota, debes saber que la mayor parte de veces este fenómeno es ocasional, totalmente natural e inofensivo. 

Desde WebMD explican que al igual que las personas, el estornudo en los gatos se trata de una liberación explosiva de aire por la nariz y la boca, a menudo la respuesta del cuerpo a agente irritante en las fosas nasales. A veces, la excitación o el movimiento también son otras causas de que los gatos estornuden. 

 ¿Cuánto dinero cuesta castrar a un gato (o a una gata)?

Los gatos estornudan como tú: el cuerpo limpia la nariz con este reflejo de protección inocuo. Sucede cuando un estímulo alcanza los receptores de la mucosa nasal y el cuerpo dispara el reflejo. Para ponerte en conocimiento: mientras que los humanos poseemos entre 20 y 30 millones de receptores olfativos, los gatos tienen 60 millones. 

Tu gato puede estornudar ante un ambiente demasiado seco (por ejemplo, durante el invierno si tienes la calefacción muy alta) o ante la presencia de polvo y ácaros, perfumes, ambientadores o productos de limpieza. En general, no te preocupes.

Mi gato estornuda mucho: podría ser el síntoma de una infección

Cuando tu gato no para de estornudar o lo hace con mucha frecuencia, podría tener un problema subyacente.

Al acudir al veterinario, este puede hacer un chequeo y tomar un hisopo de la boca, la garganta, los ojos o la nariz del gato, enviándolo a un laboratorio para confirmar si tiene una infección. Esta puede ser de carácter viral, bacteriano o fúngico. Son más habituales en gatos jóvenes y que provienen de la calle o de un refugio para animales.  

Las infecciones que pueden causar estornudos en los gatos son:

  • Virus del herpes felino: Tu gato puede contraer herpes por exposición a otros gatos que están infectados. El estrés puede causar un brote y transmitirlo a otros gatos. El tratamiento está dirigido a controlar los síntomas. No se transmite a humanos.
  • Calicivirus felino: Desde Nutro explican que es un tipo de gripe felina, altamente contagiosa entre gatos. Las úlceras bucales son el problema más común, pero pueden afectar las vías respiratorias, causar estornudos, fiebre, lagrimeo  y neumonía. Si no se trata a tiempo, puede ser grave.
  • Peritonitis infecciosa felina, que puede no causar síntomas, síntomas leves o síntomas más graves con el tiempo
  • Virus de inmunodeficiencia felina (FIV), que se desarrolla lentamente, pero afecta severamente el sistema inmunológico de un gato, dejándolo vulnerable a otras infecciones
  • Infecciones bucales o de la raíz de los dientes
  • Leucemia felina, una infección grave y a menudo mortal
  • Clamidia, que a menudo produce una infección ocular (conjuntivitis)

No son las únicas, también el micoplasma o la bordetella pueden ser origen de este síntoma, junto con otros como secreción nasal, linfadenopatía submandibular, tos o estertores pulmonares. 

En Silboanimal explican que los estornudos son el primer signo de un gato infectado por herpesvirus y calicivirus. La intensidad de los estornudos, en este caso, se incrementaría en un periodo de 2 a 5 días. A partir del tercer día se comenzaría a apreciar una secreción nasal de carácter verdoso. 

Alérgenos e irritantes que hacen que tu gato estornude

  • Humo de cigarro
  • Perfume
  • Aerosoles e insecticidas
  • Arena para gatos, especialmente los tipos que crean polvo
  • Agentes de limpieza
  • Velas
  • Polvo
  • Polen
  • Moho

En los gatos, las alergias son una causa menos frecuente de estornudos que en los humanos. 

Cuando es por este motivo, los mininos pueden experimentar picazón en la piel. Si detectas que tu gato estornuda después de que hagas la limpieza o de que enciendas una vela, ya lo tienes: el motivo es un alérgeno. 

Además, pueden manifestar estornudos tras una vacuna intranasal, entre 4 y 7 días después. 

Preocúpate si tu gato estornuda con otros síntomas como estos

  • Secreción ocular, hinchazón o úlceras
  • Secreción nasal excesiva, a veces de color amarillo o verde que podría apuntar a una infección
  • Fatiga
  • Depresión
  • Fiebre
  • Babas
  • Disminución del apetito o pérdida de peso.
  • Ganglios linfáticos agrandados
  • Sibilancias o tos
  • Mal estado del pelaje
  • Dificultad para respirar
  • Diarrea

 ¿Debo ir al veterinario si mi gato estornuda?

Gato

En líneas generales, por supuesto que no. Si tu gato estornuda de vez en cuando o no manifiesta otros síntomas, no suele ser necesario. Si lo hace con mucha frecuencia o continuamente, los estornudos van acompañados de otros síntomas o expulsa sangre, puede ser el síntoma de un problema más grave que requiere atención veterinaria. 

En casos leves, el veterinario puede sugerirte algunos consejos para que tu gato estornude menos, como usar un humidificador. En algunos casos, el profesional tendrá que recetar antibióticos, antihistamínicos, esteroides u otros fármacos para aliviar el foco de la causa de los estornudos. 

De todos modos, la mayoría de veces que escuches el ¡achís!, respira tranquilo. Solo es un inocuo estornudo felino.  

Otros artículos interesantes:

7 plantas 'pet friendly' para decorar tu casa sin poner en riesgo a tu mascota

"Mi gato araña todo": 5 consejos eficaces para solucionarlo

Arena para gatos: tipos, precios y cuáles son las mejor valoradas

Te recomendamos