Pasar al contenido principal

Michael Kors construye su imperio de lujo: compra Versace y renace como Capri

Versace - Michale Kors
Michale Kors
  • El grupo estadounidense se ha hecho con Versace por 1.830 millones de euros. 
  • Michael Kors pasará a llamarse Capri cuando finalice la operación para convertirse en un conglomerado de lujo y plantar cara a Tapestry (antigua Coach).
  • Kors y Tapestry están sumidas en una carrera, desde principios del verano pasado, por adquirir marcas de lujo con las que engordar su porfolio. 

Michael Kors ha puesto una piedra más para construir su imperio internacional de marcas de lujo. El grupo estadounidense ha cerrado un acuerdo para adquirir la marca italiana Versace por 1.830 millones de euros (2.120 millones de dólares).

Como parte de su estrategia para convertirse en un conglomerado de lujo, Michael Kors ha aprovechado el momento para rebautizarse como Capri Holdings. 

La firma estadounidense tiene sus propios planes y quiere convertirse una referencia en el sector del lujo. Según ha asegurado, parte de ese plan pasa por incrementar las ventas anuales de Versace a 2.000 millones de dólares, ampliar su red de establecimientos físicos en un centenar y acelerar el desarrollo del comercio electrónico. 

Con esta operación, Versace pasa íntegramente a manos de Michael Kors; es decir, la compañía estadounidense se ha hecho con todos los títulos de la marca italiana, no con una participación. Aún así, Donatela,Sandro y Allegra, los tres miembros de la familia Versace; tendrán acciones de la compañía matriz, Capri. 

“Estamos comprometidos a invertir en su crecimiento”, señaló el CEO de Michael Kors, John Idol, en un comunicado en el que, además, aseguraba que esta compra supone un gran logro para el grupo estadounidense. 

Leer más: Las 10 marcas de lujo más valiosas del mundo

El grupo estadounidense apunta que la operación con la marca italiana le ayudará a alcanzar 8.000 millones de dólares en ingresos a largo plazo y a diversificar su cartera, también geográficamente, reforzando su presencia en Europa y Asia. 

De esta manera, Versace refuerza el posicionamiento en el segmento de lujo de Michael Kors. El pasado año la compañía registró una facturación de 686 millones de euros y generó beneficio. Donatella Versace, actual directora creativa de la firma y hermana del fundador Gianni, “seguirá liderando la visión creativa de la empresa”, aseguró Idol en un comunicado.  

La estrategia de Michael Kors, que pasará a llamarse Capri una vez se cierre el acuerdo, no es más que convertirse en un referente entre los conglomerados de lujo y, muestra de ello no es sólo la compra de Versace, sino la adquisición el pasado año de Jimmy Choo por 1.200 millones de dólares. 

Con esta operación, Michael Kors planta cara a su competidor Tapestry (antigua Coach). Ambas compañías competidoras están sumidas en una carrera, desde principios del verano pasado, por adquirir marcas de lujo con las que engordar su porfolio.

Tapestry le arrebató, el pasado verano, la compra de la marca de bolsos Kate Spade, por 2.400 millones de dólares, que se sumaría a Stuart Weitzmann en su cartera. Unos meses después, Michael Kors se hizo con Jimmy Choo, que ha revitalizado su estructura multimarca.

Sin embargo, a pesar de confirmarse la operación, y de anunciar el cambio de nombre, las acciones de Michael Kors continúan la senda de descenso que iniciaron ayer, cuando empezaron a correr los rumores de adquisición. Los títulos de Michael Kors cayeron más de un 8% en dos jornadas. 

Te puede interesar

Lo más popular