Fui vicepresidente de Recursos Humanos en Microsoft: estas son las 3 preguntas que hay que utilizar en una entrevista de trabajo para "darle la vuelta"

Chris Williams estuvo en Microsoft durante casi 8 años.
Chris Williams estuvo en Microsoft durante casi 8 años.

Cedida por Chris Williams

  • Chris Williams era vicepresidente de Recursos Humanos (RRHH) en Microsoft, ahora es consultor empresarial, tiene un podcast y publica contenido en su cuenta de TikTok. 
  • Williams asegura que los candidatos que mejor impresión le dejaron fueron los que le preguntaron cosas como: "¿Cómo reaccionó tu jefe la última vez que algo salió realmente mal?".

El antiguo vicepresidente de RRHH de Microsoft, Chris Williams, revela en primera persona sus mejores consejos para afrontar una entrevista de trabajo.

Si quieres conocer realmente a la empresa a la que estás intentando entrar, tienes que darle la vuelta a la entrevista de trabajo. Tienes que hacerles preguntas tan incisivas como las que ellos te hacen a ti. Hacer buenas preguntas no solo te ayudará a averiguar cómo es esa empresa, sino que causarás una mejor impresión, presentándote como un candidato reflexivo y seguro de sí mismo.

Como antiguo vicepresidente de RRHH de Microsoft, no solo he entrevistado a innumerables candidatos, sino que he trabajado y dirigido la formación de jefes de contratación de todos los niveles. Los candidatos que dejan las mejores impresiones son aquellos que no solo responden bien a las preguntas que les hacen, sino que también formulan buenas preguntas.

El jefe de contratación no te va a preguntar: "¿Eres bueno gestionando conflictos?". Saben que todo el mundo les va a responder "por supuesto".

 

En su lugar, te preguntará "cuéntame un momento en el que..." para intentar escuchar una anécdota real y averiguar cómo supiste manejar esa situación. No solo llegarán a entender cómo te enfrentas a los conflictos, sino que sabrán si eres auténtico y verán lo bien que te comunicas.

Así que cuando llegue el momento de hacer preguntas, haz lo mismo: dale la vuelta a la entrevista, plantea buenas preguntas de vuelta.

1. No preguntes: "¿Cómo es el jefe?".

Lo normal es que te digan que "es genial". En su lugar, pregunta: "¿Cómo reaccionó tu jefe la última vez que algo salió realmente mal?".

No solo escucharás lo que pasó y cómo lo manejó el directivo en cuestión, sino que podrás examinar las emociones de la persona que te responde y saber si es verdad lo que está diciendo. Una buena respuesta sería que el jefe no se limitó a despotricar, sino que ayudó al equipo a resolver su problema.

2. No hagas preguntas simples basadas en políticas de empresa, como: "¿Cuánto tiempo de vacaciones ofrece la compañía?" o "¿Es fácil ascender?".

Es demasiado fácil que se limiten a decirte las condiciones del puesto. Pregunta sobre cuestiones más personales como: "Cuéntame con qué frecuencia te tomas un día libre" o "¿Cuándo fue la última vez que te ascendieron?".

Así sabrás si los beneficios que acompañan al puesto son verdad o son solo promesas. Si se limitan a recitar la política de empresa, no aprenderás nada más allá de lo que indicaba la oferta de su página web.

La respuesta que buscas es una que hable de la trayectoria de la persona que te entrevista y te ofrezca una visión de cómo ha llegado hasta donde está. Eso puede ayudarte a imaginar tus perspectivas de futuro y ver si el puesto se ajusta a tus objetivos.

3. Y mi consejo favorito, no preguntes: "¿Cómo es la cultura de la compañía?". 

Pregunta: "De todos los lugares y equipos en los que ha trabajado, ¿en qué posición estaría este lugar?". Obtendrás una respuesta más reflexiva y honesta. Una que te servirá para tomar una mejor decisión.

Si te responden con una respuesta honesta sabrás lo que les gusta de trabajar allí y quizás exponga un proyecto en el que la empresa se encuentra trabajando. Una respuesta que esté llena de "arco iris y cachorritos" sería una señal de alarma.

Para que quede claro, estas preguntas no son para cuando te llamen para ver si estás interesado en la oferta, ni para cuando tengas el primer contacto con una persona de la compañía, ya que esas personas no serán las encargadas de contratarte.

11 cosas que tienes que llevar a una entrevista de trabajo para sorprender a tu reclutador

Entrevista de trabajo.

Guarda estas preguntas para los encuentros con los que serían compañeros de trabajo o tu futuro jefe, personas con las que podrías acabar trabajando. Estas preguntas son para cuando quieras entender al equipo de trabajo más allá de la superficie.

En lugar de desanimarse al escucharlas, la mayoría de entrevistadores, e incluso los jefes de RRHH, quedarán impresionados por el hecho de que hagas esas preguntas. Además, aprenderás mucho más formulando este tipo de preguntas que con las que permite respuestas sencillas.

Cuando te toque hacer preguntas, dale la vuelta a la entrevista. El entrevistador no te dejará salirte con la tuya si escucha respuestas sosas, tú tampoco deberías hacerlo.

Otros artículos interesantes:

Cómo encontrar trabajo y qué contactos tienes que agregar, según una experta en Recursos Humanos que trabaja LinkedIn

Volver a tu antiguo trabajo puede ser interesante: esta guía de una directiva de RRHH te ayudará a pedir que te devuelvan el puesto

Fui vicepresidente de RRHH de Microsoft: estos son los 3 tipos de empleados que corren más riesgo de ser despedidos y los 2 que pueden estar tranquilos

Te recomendamos