Microsoft y Apple renuncian al consejo de administración de OpenAI ante la lupa de los reguladores

Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Reuters

  • Las grandes tecnológicas están siendo investigadas por posibles prácticas monopolísticas relacionadas con su apuesta por la IA, en la que las startups especializadas en esa tecnología, como OpenAI, están jugando un papel decisivo.
  • Al parecer, Microsoft y Apple habrían renunciado a la oportunidad de formar parte de la junta directiva de la desarrolladora de ChatGPT precisamente para esquivar el creciente escrutinio por parte de Estados Unidos.

Hace unos meses, cuando el consejo de administración de OpenAI saltó por los aires con motivo de la repentina destitución —y posterior regreso a su puesto— de Sam Altman como CEO de la startup de inteligencia artificial, se barajó la posibilidad de que Microsoft tuviese un puesto en el nuevo consejo de la desarrolladora de ChatGPT. 

No era en absoluto una idea descabellada. Al fin y al cabo, la compañía dirigida por Satya Nadella se había convertido en el principal respaldo económico de OpenAI, con una inversión de más de 13.000 millones de dólares (alrededor de 12.000 millones de euros al tipo de cambio actual). Sin embargo, la propia startup descartó esa idea y, en su lugar, le ofreció a Microsoft un puesto de observador

Semanas más tarde, el propio CEO de la firma de Redmond declaró que Microsoft solo quería estabilidad para OpenAI, y que no deseaba un puesto en su junta directiva. Puede que efectivamente esas fuesen las intenciones reales del gigante tecnológico, pero también cabía la posibilidad de que Microsoft estuviese tratando de evitar el escrutinio al que ya se estaba enfrentando en Europa.

A pesar de que la asociación entre la desarrolladora de ChatGPT y la empresa liderada por Nadella logró esquivar los peros de la Comisión Europea en relación a posibles prácticas monopolísticas, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) adelantó hace unas semanas que tenía intención de investigar la relación entre OpenAI y Microsoft.

Tal y como ha informado este miércoles Bloomberg, ese hecho podría haber llevado a ambas compañías a distanciarse entre sí. Concretamente, la agencia de noticias estadounidense ha publicado que tanto Microsoft como Apple —que recientemente también anunció un importante acuerdo con la desarrolladora de ChatGPT— habrían renunciado a un puesto en la junta de OpenAI para evitar el escrutinio.

Según ha recogido Bloomberg, que ha citado a una persona familiarizada con la situación y ha hecho mención a una carta que le envió la firma de Redmond a la startup de IA, Microsoft y Apple han renunciado incluso a la posibilidad de ser observadores en el consejo de administración de OpenAI.

"En los últimos ocho meses hemos sido testigos de un progreso significativo de la junta recién formada y confiamos en la dirección de la empresa", aseguró Microsoft a través de una carta dirigida a OpenAI. "Ya no creemos que nuestro papel limitado como observador sea necesario".

Las fuentes de la agencia de noticias apuntan a que la FTC también habría abierto una investigación para examinar si el fabricante de Windows habría notificado adecuadamente a los organismos reguladores estadounidenses su acuerdo con Inflection AI. El pasado mes de marzo, Microsoft acordó pagar a la startup de inteligencia artificial 650 millones para licenciar su tecnología.

"Estamos agradecidos a Microsoft por demostrar su confianza en el consejo y la dirección de la compañía, y esperamos continuar nuestra exitosa asociación", ha expresado un portavoz de OpenAI en declaraciones a Bloomberg, en las que no ha hecho mención a las decisiones de Apple o de la firma de Redmond.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.