Microsoft cancela las HoloLens 3 "en términos inequívocos"; sus futuros planes del metaverso incluyen un nuevo dispositivo con Samsung y un casco holográfico impulsado por la nube

Alex Kipman, durante la presentación de las HoloLens 2.
Alex Kipman, durante la presentación de las HoloLens 2.

Sergio Perez/Reuters

El negocio de realidad mixta de Microsoft está experimentando un importante cambio tecnológico, alejándose del sistema operativo Windows que impulsa su actual headset (casco) HoloLens. Esta medida reduciría probablemente el coste y la complejidad de sus dispositivos, pero cambiaría la estrategia que Microsoft ha seguido desde el debut de las HoloLens.

Las HoloLens 3 —que, como ha informado Business Insider, fueron desechadas por Microsoft el año pasado— eran la única versión futura prevista de los cascos de realidad mixta que estaba diseñada para funcionar como un "ordenador autónomo completo", según ha declarado a Business Insider una fuente con conocimiento directo del asunto.

La decisión de Microsoft de cancelar esa versión, bautizada internamente como "Proyecto Calypso", ha orientado a la empresa hacia nuevas direcciones, como una asociación con Samsung y un posible dispositivo de realidad mixta basado en la nube.

Microsoft está en una carrera con sus competidores, entre ellos Apple y Meta, la empresa matriz de Facebook, para conseguir que la tecnología de realidad aumentada y virtual sea un éxito entre los consumidores. 

Meta da un paso más hacia el metaverso y añade avatares en 3D a las historias de Instagram, Facebook y Messenger

El actual casco HoloLens 2 de Microsoft, que superpone imágenes digitales a la visión del mundo real del usuario, cuesta más de 3.500 dólares (algo más de 3.000 euros, al cambio actual) y está dirigido principalmente a usuarios empresariales.

Después de que Business Insider informara de que Microsoft había cancelado sus planes para un casco de realidad mixta HoloLens 3, el miembro técnico de Microsoft Alex Kipman —el coinventor del dispositivo que dirige la unidad de realidad mixta de la empresa— ha desmentido el artículo: "No creas lo que lees en Internet".

"#HoloLens lo está haciendo muy bien y si se busca en internet también se dice que hemos cancelado #HoloLens2... que la última vez que lo comprobé lo lanzamos con éxito", ha tuiteado Kipman.

La fuente con conocimiento directo de la hoja de ruta del producto considera que la caracterización de Kipman de la situación es "una completa mentira" o tontería.

"En términos inequívocos, Calypso fue cancelado", asegura la persona. "Toda la gente que estaba trabajando en él ha sido distribuida a otros programas o ha dejado la compañía. Microsoft podría tomar las HoloLens 2 y poner lápiz de labios en un cerdo para otro lanzamiento", pero no es Calypso, añade.

La versión que Microsoft estaba planeando para las HoloLens 3, bajo el Proyecto Calypso, funcionaba igual que las 2 primeras versiones lanzadas de las HoloLens, en el sentido de que era un ordenador autónomo que funcionaba con Windows, pero estaba construido para ser más resistente, con una mayor duración de la batería y capaz de ser utilizado en exteriores. 

Microsoft canceló el proyecto para dedicar sus recursos de ingeniería a otros, entre ellos un dispositivo construido en colaboración con Samsung, llamado "Proyecto Bondi", en honor a una playa de Sídney (Australia). 

Ese dispositivo está pensado esencialmente como un conjunto de pantallas en un casco con un teléfono Samsung en el bolsillo que funciona como un ordenador. Se espera que el casco de realidad virtual de Apple, sobre el que se ha rumoreado ampliamente, funcione de forma muy parecida.

Si bien Microsoft no tiene planes de crear otro dispositivo similar a las HoloLens que funcione con Windows, la persona señala que la empresa está planeando un dispositivo con visión de futuro que funcionaría como un dispositivo periférico, con la computación fuera del sitio en la nube

No está claro si Microsoft llamaría a ese dispositivo HoloLens, pero la persona dice que el proyecto estaba en sus inicios: "Ese dispositivo está en fase de planificación y todavía puede cambiar significativamente".

El portavoz de Microsoft, Frank Shaw, ha declarado que la compañía no tiene comentarios acerca de los nuevos detalles sobre Calypso y el negocio de las HoloLens. 

Cuando Business Insider informó a principios de esta semana que el HoloLens 3 fue desechado, Shaw respondió: "Microsoft HoloLens sigue siendo una parte crítica de nuestros planes para las categorías emergentes como la realidad mixta y el metaverso". Además, señaló que la compañía sigue "comprometida con HoloLens y el desarrollo futuro de HoloLens".

Microsoft reveló por primera vez HoloLens en enero de 2015 como parte de su gran presentación del sistema operativo Windows 10. El argumento planteaba que HoloLens ejecutaría una versión especializada de Windows 10, lo que facilitaría a los desarrolladores llevar sus aplicaciones de Windows al headset

Ahora, según la fuente, la cancelación de Calypso aleja a Microsoft de Windows como núcleo de lo que podría ser su próximo gran impulso en la realidad aumentada

No está claro qué sistema operativo utilizaría la versión en la nube, y un dispositivo de Samsung probablemente usaría Android, pero el futuro dispositivo probablemente requerirá que los desarrolladores de HoloLens reescriban parte o todo su software desde cero, en comparación con la opción de que la compañía se decidiera por un dispositivo con Windows.

La hoja de ruta de Microsoft HoloLens

Business Insider también ha conocido más detalles sobre la hoja de ruta del casco de realidad mixta de Microsoft, que se remonta a casi una década.

El primer intento de Microsoft de crear un dispositivo de realidad mixta se conocía internamente como "Fortaleza", en honor a una ciudad de Brasil, y tenía el ordenador separado de la pantalla en forma de disco que se llevaba en el cinturón, similar al dispositivo de Magic Leap. Esa versión de lo que se convertiría en las HoloLens fue finalmente cancelada por "no ser viable" y nunca llegó al mercado. 

Entonces Microsoft pasó al "Proyecto Baraboo", llamado así por una ciudad de Wisconsin (EEUU), que produjo el dispositivo que hoy conocemos como las HoloLens originales, presentado por primera vez en 2015 y lanzado en 2016. Ese dispositivo fue el primero de realidad mixta independiente, con todo el hardware informático contenido en el propio auricular.

Poco después de las primeras HoloLens, Microsoft comenzó a desarrollar lo que se suponía que iba a ser las HoloLens 2, pero también se descartó. 

La persona explica que la perspectiva de Kipman era que el nuevo dispositivo no suponía una mejora suficiente de las HoloLens originales y no había necesidad de apresurarse a sacar un nuevo dispositivo porque no existían empresas que él considerara competidoras en el mercado. 

La versión que finalmente se lanzó como HoloLens 2 en 2019 surgió de un proyecto posterior llamado "Proyecto Sidney", que lleva el nombre de una ciudad de Australia.

Actualmente, Microsoft está desarrollando un producto personalizado basado en la tecnología de las HoloLens para el ejército estadounidense como parte de un contrato que podría alcanzar los 22.000 millones de dólares (unos 19.200 millones de euros). 

Ese proyecto se llama "Delaware", mientras que el propio dispositivo se denomina "Atlas" y funciona con un ordenador atado a la parte delantera del usuario y una batería en la parte trasera.

Sin embargo, Microsoft se ha retrasado en el proyecto, según sus empleados, y un reciente informe de la oficina de pruebas del Pentágono, recogido por primera vez por Bloomberg, afirma que el sistema de Microsoft "no ha demostrado aún la capacidad de servir como gafas de combate".

Según un vídeo publicado en YouTube, el director técnico de IVAS, Jason Regnier, dio una actualización del proyecto en diciembre en la que dijo que la última versión del dispositivo para los militares es "más o menos lo que se llamaría Hololens 3, aunque todavía no tienen un equivalente comercial para esto". 

Un portavoz militar ha declarado que están al tanto de dicha presentación, pero que fue grabada y retransmitida sin permiso.

¿Eres un empleado de Microsoft o tienes alguna idea que compartir? Ponte en contacto con la reportera Ashley Stewart a través de la aplicación de mensajería cifrada Signal (+1-425-344-8242) o por correo electrónico (astewart@insider.com).

Otros artículos interesantes:

La realidad virtual, el metaverso o la sostenibilidad, las tendencias publicitarias que marcarán 2022

Así serán las gafas de realidad mixta de Apple: pantallas 8K, correas intercambiables y valdrán 3.000 dólares

El ejército de los Estados Unidos quiere cascos de realidad mixta que detecten fuego enemigo, traduzcan idiomas y vean en la oscuridad: así va el proyecto

Te recomendamos