Microsoft recomienda a algunos directivos que se acojan al "desgaste favorable" y aprovechen los despidos para echar a los empleados de bajo rendimiento

Ashley Lyles
| Traducido por: 
Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Satya Nadella, CEO de Microsoft.
  • Microsoft tiene previsto despedir hasta 10.000 personas en los próximos 3 meses.
  • Antes de anunciar el recorte de plantilla, la compañía ya había pedido a sus directivos que identificasen a sus empleados con menor rendimiento, suprimiendo así su propia norma de intentar formarles antes de despedirlos. 

Parece que Microsoft tiene intención de aprovechar el recorte de plantilla —por el que planea despedir a 10.000 personas desde ahora hasta abril— para modificar la forma en que trata a sus empleados. 

Un alto cargo que conoce los planes de la empresa y se ha puesto en contacto con Business Insider ha relatado que a algunos directivos se les pidió que identificasen a los trabajadores que debían abandonar la compañía y que si no lo hacían serían sometidos a clases de mejora de rendimiento

Hasta ahora, los directivos se ponían en contacto con AskHR, el sistema interno de recursos humanos de Microsoft, para iniciar una consulta sobre el rendimiento de un empleado y normalmente eso se traducía en que ese trabajador pasaba hasta 6 meses recibiendo formación antes de que el directivo pudiese darle de baja si su situación no había mejorado. 

Ahora, sin embargo, si AskHR constata que el empleado en cuestión tiene un rendimiento preocupante, considerará su despido sin pasar por un proceso de mejora del rendimiento, según el alto cargo, que ha pedido no ser identificado al estar hablando sobre asuntos delicados.

Satya Nadella, en una conferencia en Berlín (Alemania) en 2019

Un portavoz de Microsoft, Frank X. Shaw, ha asegurado que los despidos basados en el rendimiento del trabajador son algo que decide cada equipo o cada directivo, pero que no es una directriz o estrategia que haya impulsado la empresa.

Según fuentes cercanas, a algunos ejecutivos se les ha pedido que propongan a los empleados que deberían abandonar la empresa en enero, febrero y marzo, un calendario que coincide con los planes confirmados por Microsoft de recortar su plantilla hasta el tercer trimestre de su año fiscal (que finaliza en marzo).

Los despidos ayudarán a la firma de Redmond a mejorar el rendimiento de su plantilla, un fenómeno que Microsoft considera "desgaste favorable", un término interno que se refiere a los trabajadores que se marchan como resultado de un plan de mejora del rendimiento o que acaban siendo despedidos por mala conducta.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.