Pasar al contenido principal

Microsoft va camino de convertirse en una de las grandes triunfadoras en tiempos de pandemia, pero también muestra dos señales de precaución a medida que la economía se aproxima a un futuro incierto

Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Satya Nadella, CEO de Microsoft. Reuters/Lucas Jackson
  • El negocio de Microsoft parece tener una base sólida en medio de la pandemia, pero hay indicios de que la compañía está adoptando una estrategia de precaución, un plan que se hará más claro una vez informe de sus ganancias trimestrales al cierre del mercado esta noche.
  • Uno de estos signos es la congelación de nuevos contratos, excepto por "roles estratégicos" inespecíficos, justificados por la incertidumbre que genera la crisis del coronavirus.
  • No obstante, cada vez más personas utilizan los servicios de Microsoft, por lo que la empresa está teniendo dificultades para mantenerse al día con la demanda.
  • Los problemas de capacidad en la nube de Microsoft, según los expertos, probablemente se deban a la estrategia de la compañía de no generar un exceso de capacidad para aumentar los márgenes de su negocio en la nube, además de sufrir picos de usuarios sin precedentes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Microsoft parece estar en una posición sólida, incluso positiva, más aún en el contexto de una salud pública en ruinas y una crisis global fruto del coronavirus.

A raíz del teletrabajo, muchos trabajadores remotos están recurriendo a Microsoft Office 365 y la aplicación de chat de Microsoft Teams durante su jornada "casera". Del mismo modo, la plataforma en la nube de Azure está impulsando muchas de las aplicaciones y sitios web de moda tanto para trabajar como para jugar online. Incluso el negocio de las consolas Xbox parece vivir su propio pico.

Pero, al mismo tiempo, Microsoft muestra signos de que la pandemia está ejerciendo cierta presión sobre su negocio. En una nota a los clientes, Microsoft reconoció que la nube de Azure estaba luchando con problemas de capacidad y que su contratación se mantiene congelada, a excepción de algunas "áreas estratégicas" no especificadas.

Leer más: Así podrás volver a comprar en Zara: colas a la puerta de la tienda por los controles de acceso, prendas que pasarán su propia cuarentena y probadores en duda

Estos desafíos, dicen los analistas, apuntan a que la estrategia de Microsoft es prepararse ante un posible escenario de recesión.

La congelación parcial de la contratación ayuda a garantizar que Microsoft no tenga más empleados de los que necesita si la economía empeora todavía más, según los expertos. Los problemas de capacidad en la nube, por otro lado, también podrían ser una señal de que la compañía eligió una estrategia de expansión de centro de datos lenta y constante que priorizase mantener sus márgenes por encima de la velocidad.

"Microsoft es una compañía bien administrada, así que no me sorprende verlos proceder con precaución en el lado de los costos hasta que tengan una idea más clara de dónde se establece la demanda global de software", señaló la analista de UBS Jennifer Lowe.

Leer más: La extrema derecha estadounidense se lanza contra Bill Gates y le acusa de crear el coronavirus para controlar la sanidad global

Las pausas en la contratación

A principios de mes, Microsoft citó la incertidumbre causada por la crisis del coronavirus para confirmar que pausaría "temporalmente las contrataciones [a excepción de] áreas estratégicas", sin confirmar a qué se refería en concreto.

"Continuamos buscando talentos líderes en la industria en una variedad de disciplinas a medida que continuamos invirtiendo en ciertas áreas estratégicas", comentó un portavoz de Microsoft a principios de abril. "Sin embargo, a la luz de las incertidumbres presentadas por COVID-19, estamos pausando temporalmente el reclutamiento para asumir otros roles".

Leer más: España y Países Bajos provocan que la confianza económica de la eurozona sufra en abril la mayor desplome de su historia ante el impacto del coronavirus

Microsoft se negó a proporcionar información más actualizada sobre las congelaciones de contratación, pero a principios de este mes, los empleados revelaron a Business Insider que la compañía todavía está engrosando las filas detrás de Azure; incluso que algunos grupos están "priorizando los roles críticos y de cara al consumidor".

Microsoft publicó trabajos para Azure y sus negocios de software en la nube de Office 365 este mismo martes, pero publicar trabajos no significa necesariamente que la compañía tenga la intención de cumplir esos roles de inmediato.

El CEO de Microsoft, Satya Nadella, y el de Amazon, Jeff Bezos
El CEO de Microsoft, Satya Nadella, y el de Amazon, Jeff Bezos Reuters

Anticiparse al futuro de una demanda incierta

Si bien la nube de Microsoft y el conjunto de aplicaciones basadas en 365 —incluidos Office y Teams— están experimentando un impulso, las empresas de mayor margen (Windows), que son las que más impacto tienen en las ganancias, son a la vez las que están bajo una mayor presión por la crisis, según el analista de RBC Capital Markets Alex Zukin.

Microsoft reconoció en febrero que perdería parte su pronóstico de ventas en un segmento clave: los ingresos de las licencias de Windows a los fabricantes de PC. El motivo, al parecer, habrían sido problemas externos relacionados con su cadena de suministro e "incertidumbre relacionada con la situación de salud pública en China".

"Microsoft no es inmune a un entorno recesivo y tal vez está anticipando un entorno de demanda lenta durante un período prolongado de tiempo", argumenta Zukin.

Leer más: El confinamiento nos vuelve más tecnológicos: un 40% de las ventas de Bankia en marzo ya son digitales y un 55% de los clientes utilizan estos canales a distancia

Por su parte, Lowe, el analista de UBS, apostilla que Microsoft es solo uno de varios ejemplos de compañías de software que prefieren actuar con cautela mientras esperan para ver cómo COVID-19 impacta la economía y, en concreto, a la tecnología de la información.

"Nadie quiere contratar a una persona a la que igual tienes que echar de 6 a 12 meses si la economía mundial empeora mucho", señala el experto.

Las grandes empresas, según Lowe, también están viendo una reducción en la rotación de empleados: menos personas quieren dejar un trabajo seguro en una gran empresa en medio de una recesión, lo que disminuye la necesidad de nuevos empleados. Zukin, por su parte, señala al teletrabajo como uno de los culpables de la falta de contratación.

Melinda y Bill Gates
Reuters / Shannon Stapleton

Problemas de capacidad de Microsoft

En una nota a sus clientes, Microsoft admitió recientemente que Azure estaba luchando con problemas de capacidad. Según la compañía, estos fallos estarían relacionados con la crisis del coronavirus y la alta demanda, por lo que ya estaría tomando medidas para poder satisfacer la ingente la demanda.

"Sospecho que los problemas se deben a un uso realmente sin precedentes de los equipos. Como Microsoft ha hecho que sus programas sean gratuitos, la gente lo utiliza más; y la videoconferencia requiere mucho ancho de banda", explica el analista de 451 Research Jean Atelsek. "Esto, sumado al aumento en el uso de Virtual Desktop y otras aplicaciones de teletrabajo, ha supuesto una gran presión para el sistema", añade.

Leer más: Expertos de Corea del Sur aseguran que no hay reinfecciones de coronavirus, sino falsos positivos de los tests de diagnóstico

Una de las razones por las que Azure podría tener problemas para cumplir con la capacidad, señala Lowe, es que Microsoft ha mejorado los márgenes para el negocio al adoptar un "enfoque equilibrado" en la construcción de su red de centros de datos utilizando las demandas proyectadas sin exceso de capacidad. La crisis del coronavirus probablemente haya superado significativamente estas proyecciones.

Lowe precisa unas declaraciones en las que Accenture decía haber duplicado su uso de la aplicación de comunicaciones de Microsof Teams a medida que su fuerza de trabajo se movía remotamente, pasando de 16 millones a 30 millones de minutos por día (se deduce, en suma), y que alguno de sus clientes ya planeaba teletrabajar con sus 25.000 empleados por medio de la misma app.

Leer más: "Las situaciones de crisis sacan lo mejor de las personas": el fascinante viaje a España de los robots que hacen más de 2.000 PCR al día y que serán clave para el desconfinamiento

"Nada es infinito"

La mayoría de los analistas esperan aumentos en los gastos de capital de Microsoft a medida que la compañía intenta desarrollar su capacidad en la nube para satisfacer la demanda. Zukin, el analista de RBC Capital, indica que puede haber problemas en la cadena de suministro y que estos afectan a la capacidad de Microsoft para ampliar sus servidores.

"Nada es infinito", recalca el analista de Forrester Glenn O'Donnell. "Los gigantes de la nube tienen una capacidad masiva, pero cuando la demanda aumenta como lo ha hecho, incluso ellos experimentan problemas de capacidad".

Leer más: Bill Gates avisa de que el mundo está entrando en "territorio desconocido" por la falta de preparación ante una pandemia como la del coronavirus

En general, el negocio de Microsoft es sólido y sus acciones durante la crisis del coronavirus muestran que la compañía está siendo cautelosa tratando de reducir los gastos, según el analista de Wedbush Securities Dan Ives.

"Microsoft está siendo prudente con respecto a la contratación y los gastos en esta pandemia sin precedentes, la cual nos deja mucha incertidumbre", añade Dan Ives, analista de Wedbush Securities. "Si bien Redmond está muy bien posicionado para el crecimiento de la nube, como lo demuestran nuestros robustos controles de Azure, reducir los gastos a un abismo económico a corto plazo es un movimiento estratégicamente inteligente".

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además