Mike Pence se opone a los intentos de activar la enmienda 25ª para destituir a Trump tras el asalto al Capitolio, según los asesores del vicepresidente

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, no apoya los esfuerzos para destituir al presidente Donald Trump, según confirman los asesores de Pence a 'Insider'.
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, no apoya los esfuerzos para destituir al presidente Donald Trump, según confirman los asesores de Pence a 'Insider'.

Senate Television vía AP

  • El vicepresidente Mike Pence no apoya las peticiones de destituir al presidente Donald Trump a través de la vigesimoquinta enmienda, según han manifestado dos asesores de Pence a Business Insider.
  • "No sucederá", asegura uno de los republicanos más cercanos a Pence.
  • El rechazo se produce en medio de un creciente debate dentro de los dos partidos políticos principales de EEUU para que el vicepresidente actúe ponga en marcha una medida sin precedentes en la historia del país tras el asalto de los partidarios de Trump al Capitolio y a menos de dos semanas de la toma de posesión de Joe Biden.
  • La presión extra es algo que Pence y su equipo han estado tratando de evitar a toda costa mientras tratan de aplacar las especulaciones sobre sus ambiciones personales, incluyendo una hipotética campaña presidencial de cara a 2024.
  • Descubre más historias en Business Insider.

El vicepresidente Mike Pence no apoya la destitución del presidente Donald Trump a través de la 25ª Enmienda de la Constitución a pesar del creciente consenso entre políticos demócratas y republicanos para que se produzca un cambio de última hora en la jefatura del Gobierno estadounidense, según han explicado los asesores de Pence a Business Insider.

"No sucederá", ha sentenciado un republicano próximo a Pence al ser preguntado sobre las peticiones crecientes para que sustituya a Trump. 

La cautela del vicepresidente ante un movimiento tan histórico se produce inmediatamente después de un intento de golpe de estado violento por parte de los partidarios del presidente en el Capitolio de los Estados Unidos. Los líderes demócratas están amenazando con abrir una segunda serie de procedimientos de impeachment contra Trump si Pence y su gabinete no destituyen inmediatamente a Trump de su cargo, a pesar de que quedan menos de 2 semanas para que termine el mandato del republicano y comience la nueva administración demócrata de Biden.

Pence y su equipo están tratando de evitar ese mismo enfrentamiento. Les preocupa que pueda llevar al país a un caos aún mayor y a una división partidista, poniendo en peligro las aspiraciones políticas de Pence de postularse para la Casa Blanca en 2024.

Las impactantes fotos del asalto al Capitolio: partidarios de Trump roban todo tipo de objetos e invaden los despachos de congresistas y senadores

El equipo del vicepresidente también ha estado trabajando horas extras para acallar los rumores sobre su actuación del miércoles, tanto antes como después de los disturbios en el Capitolio, diciendo que su trabajo de certificar los resultados del Colegio Electoral a favor del presidente electo Joe Biden no era más que el de desempeñar las funciones del cargo y mantener su juramento a la Constitución.

Pero algunos republicanos vieron material presidencial en las acciones de Pence, aunque sólo fuera por su buena posición para proteger al país de cualquier otro ataque que Trump pudiera lanzar mientras mantenga su púlpito durante 13 días más. También alabaron el liderazgo de Pence. 

"Señor vicepresidente, gracias por la forma en que ha cumplido con sus deberes constitucionales y su juramento del cargo hoy. Obviamente no ha sido fácil", dijo el senador de Nebraska Ben Sasse el miércoles por la noche antes de votar para certificar los resultados de la elección a favor de Biden.

Pence y el presidente Donald Trump en la Oficina Oval, septiembre de 2020.
Pence y el presidente Donald Trump en la Oficina Oval, septiembre de 2020.

Anna Moneymaker-Pool/Getty Images

Un huracán de categoría 5

No es un secreto que Pence ha puesto sus ojos en el Despacho Oval y posiblemente en la Casa Blanca en 2024. Los rumores han circulado desde hace mucho tiempo en Washington diciendo que podría intentar ayudar a sacar a Trump por la puerta, ya sea por su propia ambición o como parte de un plan para perdonar a Trump de cualquier crimen federal, de manera similar a la forma en que Gerald Ford perdonó a Richard Nixon después de su renuncia en medio del escándalo de Watergate.

Pero Pence y su equipo han rechazado regularmente esos rumores y peticiones de sustituir a Trump. De hecho, han estado haciendo lo mismo desde octubre de 2016. Fue entonces cuando los republicanos instaron al entonces gobernador de Indiana a que reemplazara a Trump en la cima de la candidatura presidencial, después de la publicación del vídeo de Access Hollywood que mostraba a la estrella de un reality show y futuro comandante en jefe presumiendo de abusar de las mujeres.

Ahora los llamamientos para que Pence se imponga han alcanzado el nivel de huracán de categoría 5.

Trump está más aislado que nunca en los últimos días de su Gobierno, pero los engranajes de la democracia que él quiso destruir siguen funcionando

El jueves, menos de 24 horas después de que la turba de partidarios de Trump atacara el Capitolio, un grupo de políticos tanto demócratas como republicanos pidió a Pence que invocara la 25ª Enmienda y quitara de en medio a Trump

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, el gobernador republicano de Maryland, Larry Hogan, y una serie de legisladores, ex altos cargos de Trump, entre otros, afirmaron que Trump debe dimitir. Pelosi y Schumer dijeron que si Trump no renunciaba, lanzarían un segundo proceso de impeachment contra él aunque los días de su administración estén llegando a su fin.

"Al llamar a este acto sedicioso, el presidente ha cometido un asalto incalificable a nuestra nación", expresó Pelosi durante una conferencia de prensa al mediodía del jueves.

Los responsables de Apple, Facebook, Google o Paypal condenan la insurrección en el Capitolio de EEUU y la califican de "triste y vergonzosa"

Más tarde dijo en un comunicado de prensa que había estado esperando que Pence le devolviera una llamada telefónica para discutir la 25ª Enmienda. "Esperamos escuchar al vicepresidente lo antes posible y recibir una respuesta positiva sobre si él y su gabinete honrarán su juramento a la Constitución y al pueblo estadounidense", añadió la demócrata de California.

La presión extra es algo que Pence y su equipo han estado tratando de evitar. No buscan avivar el debate sobre política o sus ambiciones personales en un momento tan extraordinario. Dos asesores de Pence han explicado a Business Insider que no hay ninguna posibilidad de que considere participar en la supresión de Trump a través de la 25ª Enmienda. Un portavoz del vicepresidente no ha respondido inmediatamente a la petición de comentarios al respecto.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, junto a Pence en una sesión conjunta del Congreso, donde se reúnen para contar los votos del Colegio Electoral, el pasado 6 de enero.
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, junto a Pence en una sesión conjunta del Congreso, donde se reúnen para contar los votos del Colegio Electoral, el pasado 6 de enero.

Jim Lo Scalzo/Pool vía AP

La actuación presidencial de Pence en el Capitolio

La actuación del miércoles de Pence tuvo el inconfundible sello de un presidente, especialmente en contraste con Trump y su reclusión en la Casa Blanca mientras incitaba a la turba hasta que Twitter le suspendió la cuenta.

En una carta de 1.100 palabras publicada poco antes de que comenzara el recuento de votos el miércoles, Pence dijo que ninguna persona debería tener el poder "unilateral" de anular los resultados de las elecciones. Poco después de emitir esa declaración, y claramente rompiendo con Trump, una muchedumbre comenzó a marchar hacia el Capitolio desde el mitin de Trump cerca de la Casa Blanca. Trump y su abogado personal, Rudy Giuliani, animaron al grupo, con el exalcalde de Nueva York pidiendo a la multitud que realizara un "juicio por combate". 

Pence y su equipo se refugiaron en un lugar seguro después de que los sacaran del estrado en medio de los disturbios del Capitolio. El vicepresidente comenzó a llamar a Pelosi, Schumer, al líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell y al líder republicano de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy para averiguar cómo terminar el recuento de los votos electorales, según explicó el jueves el jefe de gabinete de Pence, Marc Short, a Business Insider

"Durante el momento de la evacuación, se mantuvo firme en su postura de permanecer en el edificio y no ser evacuado", dijo Short. "No quería sentir que permitiríamos que eso ocurriera en nuestro país". 

Trump promete una "transición ordenada" tras la ratificación de Biden como ganador de las elecciones, pero insiste en que está "en total desacuerdo" con el resultado

Cuando hubo problemas para desplegar la Guardia Nacional, Pence llamó al Pentágono para pedir su ayuda, explicó Short. 

Era un ejemplo de que Pence lideraba el momento. Pero Short y otros cercanos al vicepresidente indicaron que no querían que se viera como una oportunidad para ocupar un cargo más alto, en parte debido a la gravedad de la situación. 

Después de 6 horribles horas, el Congreso se volvió a reunir. Pence entregó un breve pero severo mensaje, similar al grito de guerra de George W. Bush después del 11 de septiembre. 

"Para aquellos que causaron estragos en nuestro Capitolio hoy, no ganaron. La violencia nunca gana. La libertad gana. Y esta sigue siendo la Casa del Pueblo", afirmó Pence desde el estrado de la Cámara, donde los cristales rotos y los escombros del asalto ocurrido siguen llenando los pasillos. A pocos metros de donde Pence estaba sentado, una mujer había sido disparada horas antes y acabó muriendo.

Senadores y congresistas, incluyendo algunos de los más firmes aliados de Trump, elogiaron a Pence mientras discutían una objeción liderada por los republicanos para certificar a Biden como el próximo presidente

"Señor vicepresidente, simplemente resista". Ellos dijeron:  "Podemos contar con Mike. Todos podemos contar con el vicepresidente", afirmó la senadora de Carolina del Sur Lindsey Graham, que trabajó dos años junto a Pence cuando ambos eran republicanos en la Cámara de Representantes a principios de la década del 2000. 

"Vas a hacer lo correcto. Vas a hacer lo que es constitucional. Tienes un hijo que vuela en un F-35. Tienes un yerno que vuela en un F-18. Están ahí fuera volando para que lo hagamos bien aquí", añadió Graham, un antiguo rival de Trump y crítico de su campaña de 2016, que más tarde se convirtió en uno de los más ardientes partidarios del presidente y en un habitual compañero de golf.

Facebook bloquea indefinidamente la cuenta de Donald Trump tras los actos violentos del Capitolio

Pence había dedicado semanas a estudiar el recuento de votos del miércoles, investigando cómo otros vicepresidentes cumplían con su deber y trabajando con los parlamentarios en el manejo de las objeciones. 

Al mismo tiempo, Trump lanzó una campaña de presión entre bastidores contra su propio vicepresidente en un intento fallido de que Pence se pusiera de su lado frente a la Constitución, según los republicanos cercanos a la Casa Blanca. Trump incluso presionó a Pence para que no se presentara en el Capitolio el miércoles y en su lugar hiciera que el presidente del Senado, Chuck Grassley, presidiera el recuento de votos. 

"Nunca he visto a Pence tan enfadado como hoy", dijo el senador de Oklahoma Jim Inhofe al periódico Tulsa World. "Tuve una larga conversación con él", dijo Inhofe. "Dijo: 'Después de todas las cosas que he hecho por (Trump)'".

En privado, los propios partidarios y asesores de Trump dijeron que estaban furiosos con el presidente por haber encendido la llama contra Pence después de cuatro años en los que el número 2 sirvió como leal partidario a pesar de tanta controversia. 

"¿Criticar a Pence? Dame un respiro", explicó a Insider un ex alto cargo de la Casa Blanca. "Hablas de un tipo que acaba de comer m----- durante cuatro años e infatigablemente va por ahí e intenta ser edificante".

Darren Samuelsohn contribuyó a la elaboración de este artículo.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Facebook bloquea indefinidamente la cuenta de Donald Trump tras los actos violentos del Capitolio

Elon Musk acusa a Facebook de alentar el ataque al Capitolio: cree que los disturbios fueron el resultado de un "efecto dominó" que comenzó en la red social

Trump está más aislado que nunca en los últimos días de su Gobierno, pero los engranajes de la democracia que él quiso destruir siguen funcionando