Pasar al contenido principal

Miles de empleados de Google exigen que la empresa abandone el proyecto de inteligencia artificial del Pentágono

Sundar Pichai
El CEO de Google, Sundar Pichai. Justin Sullivan/Getty Images
  • Miles de empleados de Google han firmado una carta dirigida al director general de la compañía, Sundar Pichai, en la que instan a la empresa a poner fin a un controvertido contrato con el Departamento de Defensa de Estados Unidos.
  • El contrato, que se conoció por primera vez en marzo, implica tecnología de Inteligencia Artificial de Google y drones militares.
  • Google ha evitado durante mucho tiempo relacionarse con la industria militar, hasta el punto de que parecía ser una política oficiosa dentro de la compañía. El contrato con el Departamento de Defensa ha molestado a muchos empleados.

Miles de empleados de Google han pedido en una carta al director general, Sundar Pichai, que deje de proporcionar tecnología al Pentágono que podría utilizarse para mejorar la precisión de los ataques con drones.

"Creemos que Google no debería involucrarse en el negocio de la guerra", sostiene la misiva, que había comenzado a circular en el seno de la compañía y de la que ha conseguido una copia el New York Times

Los firmantes, que representan una fracción de los 70.000 empleados de la empresa matriz Alphabet, solicitan que Google se retire del "Proyecto Maven", un programa piloto del Pentágono, y que la compañía se comprometa a "no construir tecnología de guerra".

"Somos conscientes de que hay muchas preguntas abiertas sobre el uso de estas nuevas tecnologías, por lo que estas conversaciones, con empleados y expertos externos, son muy importantes y beneficiosas", ha explicado este miércoles una portavoz de Google a través de un comunicado como respuesta a las preguntas de Business Insider.

El mes pasado, Google conmocionó a muchos dentro y fuera de la empresa, con sede en Mountain View, cuando confirmó que proporcionaba al ejército estadounidense tecnología de Inteligencia Artificial (IA) que interpreta imágenes de video. Según los expertos, la tecnología podría usarse para identificar mejor los objetivos de bombardeo. La revelación apareció por primera vez en un reportaje de Gizmodo.

Leer más: Estados Unidos desplegará drones de ataque en Corea del Sur dirigidos a Corea del Norte tras los Juegos Olímpicos

Un cisma interno

Como respuesta a la publicación de Gizmodo, Google argumentó que la tecnología de la compañía es de naturaleza "no ofensiva" y apuntó que la Inteligencia Artificial podría ayudar a los planificadores militares a evitar daños civiles. Google y el Pentágono añadieron que el trabajo bajo el "Proyecto Maven" no daría lugar a ningún sistema de armas autónomo, el tipo de robots letales que los críticos temen puedan aparecer cuando la IA se combine con sistemas de armas. Aparentemente, esta explicación fue un pequeño consuelo para algunos empleados de Google.

Durante mucho tiempo, se ha vinculado a Google con el lema corporativo Do not be evil ("No seas malvado"), y las noticias de que la compañía había firmado un contrato con Defensa han creado un cisma interno, según informa el New York Times. Aún así, los desacuerdos dentro de la compañía no son nada nuevo. Los gerentes siempre han alentado a los trabajadores a expresar sus opiniones y preocupaciones sobre la dirección de Google.

En el pasado, las discusiones han abarcado un amplio abanico de cuestiones, incluido el patrocinio de Google a una conferencia vinculada con grupos de derecha. Un debate interno llevó al despido del ingeniero James Damore, que había criticado las políticas de diversidad de la empresa y denunció que fue discriminado por su ideología conservadora.

Queda por ver qué impacto conseguirá la carta a Pichai, pero las relaciones de la compañía con el Pentágono van más allá del "Proyecto Maven". Eric Schmidt, ex CEO de Google y miembro actual de la junta ejecutiva de la empresa matriz de Google, Alphabet, es miembro de una junta asesora del Pentágono.

Puedes leer la carta íntegra en el New York Times.

Esta es la declaración completa de Google a Business Insider

"Una parte importante de nuestra cultura consiste en que los empleados participen activamente en el trabajo que hacemos. Sabemos que hay muchas preguntas abiertas sobre el uso de nuevas tecnologías, por lo que estas conversaciones, con empleados y expertos externos, son muy importantes y beneficiosas. Maven es un proyecto del Departamento de Defensa ampliamente publicitado, y Google está trabajando en una parte de él, con el objetivo específico de ser "no ofensivo" y utilizando software de reconocimiento de objetos de código abierto disponible para cualquier cliente de Google Cloud. Los modelos están basados exclusivamente en datos desclasificados. La tecnología se usa para marcar imágenes para su revisión posterior y está destinada a salvar vidas y ahorrar trabajo. Cualquier uso militar del aprendizaje de máquinas naturalmente plantea preocupaciones válidas. Estamos activamente comprometidos con toda la compañía en plantear una discusión exhaustiva de este tema tan importante, y también con expertos externos, a medida que continuamos desarrollando nuestras políticas en torno al desarrollo y uso de nuestra tecnología de aprendizaje de máquinas.".

Te puede interesar

Lo más popular