Pasar al contenido principal

Los humanos ya no pueden visitar esta isla de Brasil porque en ella vive una de las serpientes más venenosas del mundo, origen de leyendas y pesadillas

terciopelo amarillo serpiente
Brothrops insularis, la serpiente más venenosa del mundo De Nayeryouakim - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=55228305

Wikipedia

  • Una isla cerca de la costa brasileña alberga entre 2.000 y 4.000 serpientes cuya picadura puede ser letal.
  • El hábitat lleva décadas inhabitado por humanos y las autoridades brasileñas han prohibido visitar el lugar.
  • La "isla de las serpientes" está rodeada de leyendas e historias que narran los lugareños de la zona.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los lugareños del estado de Sao Paulo, en Brasil, son plenamente conscientes de los peligros que entraña una misteriosa isla radicada a 40 kilómetros de sus costas.

La Ilha da Queimada Grande es el hogar de un tipo de serpiente, familia de las víboras, conocida como la Bothrops insularis: en castellano, la terciopelo amarillo. Y hay tantas —demasiadas— que el islote se ha convertido en un lugar de leyendas... y pesadillas.

De hecho, cuentan estas historias que el último pescador que se atrevió a acercarse a esta isla fue hallado muerto en su bote a la deriva días después. El cadáver estaba rodeado por un charco de sangre, tal y como recoge Insider.

La historia narra cómo el hombre se acercó a la isla a recoger plátanos cuando fue atacado. Presa del dolor y del pánico, embarcó, intentó succionarse el veneno, y murió en su bote en mitad del mar.

Aunque ahora el islote está desierto, en la década de los años 20 del siglo pasado todavía vivía un reducto de humanos allí, que mantenían un faro.

Cuenta otra de las historias que la familia del farero acabó muriendo en una autentica invasión de estas víboras, que se acabaron deslizando a través de las ventanas del edificio.

Desde luego, allí hay un faro en pie, de cuyo mantenimiento se encargan ahora militares brasileños.

Leer más: El animal más mortífero del mundo no es ningún tipo de tiburón ni tampoco el ser humano

Otra leyenda apunta a que este animal llegó a la isla porque una tripulación de piratas la introdujo allí. Querían, de este modo, salvaguardar sus preciados tesoros, a salvo de manos ajenas.

La Bothrops insularis es terriblemente mortífera: su veneno podría acabar con la vida de un ser humano en menos de una hora. ¿Por qué esta serpiente es tan peligrosa? Y peor aun: ¿por qué hay tantas en un hábitat tan reducido?

La respuesta está en los niveles del mar

La Ilha da Queimada Grande era parte del Brasil continental hace más de 10.000 años. En aquel momento, el nivel de mar subió y separó la masa de tierra, dejándola insularizada.

Los animales que permanecieron en esta última isla evolucionaron durante milenios de una forma muy distinta a sus congéneres. En esta isla no vive ningún mamífero.

Al verse obligadas a cazar aves, las Brothrops insularis desarrollaron con el paso de los milenios un potente veneno que dejarían a sus presas inmovilizadas y muertas en pocos minutos.

Leer más: 10 mitos de supervivencia que te pueden costar la vida

Es lo que ocurre cuando tu única presa puede volar. No hay tiempo que perder.

Por qué es tan codicioso el veneno de las serpientes de Queimada Grande

Aunque poner un pie en la Ilha da Queimada Grande albergue altas probabilidades de sufrir una picadura, no son pocas las personas que se adentran en el espesor de su flora.

El objetivo no es otro que tratar de capturar especímenes de esta especie. Aunque se trata de un potentísimo veneno, la sustancia de las Brothrops insularis también ha revelado ser un potente fármaco que combate males de corazón.

Es por este motivo que no es extraño encontrarse con esta sustancia en el mercado negro del país centroamericano.

El lucro mueve a estos "aventureros" hasta la isla, cuando una picadura de estos animales tiene un ratio mortal del 3%, aun siendo tratado por especialistas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ilha da Queimada Grande, Brazil. Also known as snake island. First Hidden somewhere off the coast of Brazil, this island is widely recognized as the most dangerous place on the planet. The reason for this is quite simple — this place is full of one of the most venomous snakes in the world, Bothrops. Researchers estimate that about five snakes per square meter live on the island. There are several stories of people succumbing to the deadly predators in no time at all. One of these stories recalls a lighthouse keeper who was attacked by the snakes and died. Snake Island’s lighthouse has been automated ever since that fatality, and the Brazilian government has prohibited any visitors from setting foot there. #brazil #ilhadaqueimadagrande

Una publicación compartida de Undilutedearth (@undilutedearth) el

La probabilidad de morir con una picadura de esta serpiente se eleva al 7% si no se acude a un especialista.

Estas Brothrops insularis también son conocidas como las serpientes cabeza de lanza dorada. Y sí, son parientes cercanas de otra especie de reptil, la serpiente cabeza de lanza.

Esta última es responsable del 90% de las picaduras de serpiente en Brasil. Aunque, claro, su veneno es decenas de veces menos potente que el de las serpientes de la Ihla da Queimada Grande.

Y además