Al menos 3.000 profesionales sanitarios han muerto por coronavirus: "una cifra probablemente muy inferior a la real", según los datos oficiales recogidos en un informe de Amnistía Internacional

medico hospital coronavirus

Reuters

  • Amnistía Internacional estima que han muerto, al menos, 3.000 profesionales sanitarios durante el coronavirus, de acuerdo con los datos disponibles.
  • Sin embargo, la organización calcula que la cifra es mayor, aunque no hay registros oficiales y los que se conocen, varían por países. 
  • En España, han fallecido 63 trabajadores de centros médicos, según la misma fuente, que ha sistematizado en un informe las estadísticas de 79 países.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Miles profesionales sanitarios en todo el mundo han muerto por coronavirus.

Las cifras en torno a estas estimaciones pueden variar: no todos los países recogen los datos de la misma forma, ni siempre hay disponibilidad de los mismos. 

Por eso, Amnistía Internacional ha realizado un informe, con el objetivo de sistematizar los registros oficiales y calcular cuántos fallecimientos se han producido en el entorno de los centros médicos. Según la organización, al menos 3.000 trabajadores de la salud han muerto por COVID-19 a nivel internacional. 

Sin embargo, el mismo documento advierte de que ese dato es "probablemente muy inferior al real". La razón es la misma: la falta de un criterio homogéneo para hacer estadísticas y la carencia de datos de algunos lugares. 

Leer más: Los anticuerpos podrían empezar a desaparecer en semanas, según un nuevo estudio que pone fin a las esperanzas de alcanzar la inmunidad de rebaño

Los países con mayor número de muertes de personal sanitario, hasta ahora, son: Estados Unidos (507), Rusia (545), Reino Unido (802), Brasil (351), México (248), Italia (188), Egipto (111), Irán (91) y Ecuador (82). A esta lista le sigue España, con 63 decesos y más de 52.000 profesionales contagiados

"Es probable que esta cifra sea significativamente superior, al no comunicarse todos los casos, y además es difícil hacer comparaciones exactas entre países por las diferencias en la forma de contabilizarlos", recalca Amnistía Internacional. El documento pone como ejemplo Francia, donde no se incluyen en las estadísticas todos los centros sanitarios. O Rusia y Egipto, países en los que se han cuestionado esos mismos cálculos. 

Asimismo, la organización recoge que en 63 territorios se ha denunciado la falta de equipos de protección individual (EPI). El estudio ha recabado la información disponible de un total de 79.

Leer más: Primer caso probado de transmisión de COVID-19 de una mujer embarazada a su bebé en el útero

"Los países que aún no han vivido lo peor de la pandemia no deben repetir los errores de gobiernos cuya falta de medidas para proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras ha tenido consecuencias desastrosas", ha afirmado Sanhita Ambast, investigadora y asesora sobre derechos económicos, sociales y culturales de la asociación. 

Entre esas malas prácticas también se destaca que parte de los profesionales hayan tenido que comprar sus propias mascarillas, guantes y demás material, que hayan sido amenazados o despedidos y que sus salarios fueran injustos. 

En ese sentido, Amnistía Internacional advierte de la necesidad de disponer de estadísticas inequívocas, de modo que se puedan localizar los errores que se han cometido durante la pandemia y así proteger a los sanitarios en el futuro y ante posibles rebrotes.

Otros artículos interesantes:

Los resultados de la vacuna experimental contra el coronavirus de Moderna demuestran que los pacientes generaron respuesta inmune

Se confirma lo que era un secreto a voces: Europa no atendió la llamada de auxilio de Italia ante el coronavirus

Las comunidades autónomas donde es obligatorio el uso de las mascarillas y las que lo descartan