Pasar al contenido principal

Los millennials matan industrias básicamente porque son pobres, según la Fed

Millennials are poorer than earlier generations were at the same ages — and it's making a massive difference.
Millennials are poorer than earlier generations were at the same ages — and it's making a massive difference. Eugenio Marongiu/Shutterstock
  • Los hábitos de gasto de los millennials han causado estragos en empresas, de fabricantes de equipos de golf a fabricantes de maquinillas de afeitar.
  • Sin embargo, un nuevo estudio de la Reserva Federal de Estados Unidos encontró que los millennials son similares a las generaciones anteriores... excepto por un factor: tienen mucho menos dinero que los GenX y los baby boomers cuando eran jóvenes.
  • "Los millennials son menos ricos que los miembros de generaciones anteriores cuando eran jóvenes, con ingresos más bajos, menos activos y menos riqueza", dice el estudio, y agrega: "En función de su edad y otros factores, los milenios no parecen tener preferencias de consumo que difieran significativamente de las de las generaciones anteriores".

Se ha culpado a los millennials de matar muchas industrias. Según un estudio de la Reserva Federal, no es su culpa.

"Los millennials, que durante mucho tiempo se presumió que tenían menos interés en el consumo ininterrumpido de bienes que sustenta la economía estadounidense, podrían no ser tan diferentes, según un nuevo estudio de la Reserva Federal", informaron el jueves Luke Kawa y Jeremy Herron, de Bloomberg.

Y añadieron: "Sus hábitos de gasto son muy parecidos a los de las generaciones anteriores, sólo que tienen menos dinero en este momento de sus vidas, encontró el estudio de la Reserva Federal. El grupo nacido entre 1981 y 1997 se ha quedado atrás porque muchos de ellos alcanzaron la mayoría de edad durante la crisis financiera".

Las diferencias en el gasto entre los millennials y las generaciones pasadas, dice el estudio, no se deben principalmente a "gustos y preferencias únicos". En cambio, sus autores, Christopher Kurz, Geng Li y Daniel J. Vine, señalan los cambios tecnológicos generales, la evolución demográfica en curso y los ciclos económicos.

Lo más importante es que la mayoría de los millennials alcanzaron la mayoría de edad durante la Gran Recesión, lo que provocó que su bienestar financiero se viera afectado en los primeros años de su vida adulta.

"Los millennials son menos ricos que los miembros de generaciones anteriores cuando eran jóvenes, con ingresos más bajos, menos activos y menos riqueza", dice el estudio, y agrega: "En función de su edad y otros factores, los millennials no parecen tener preferencias de consumo que difieran significativamente de las de las generaciones anteriores".

El estudio halló que los ingresos laborales reales promedio de los hombres trabajando a tiempo completo eran 18% y 27% más altos para los GenX y los baby boomers cuando eran jóvenes en comparación con los millennials. Para las mujeres jóvenes, la diferencia era menor -12% para las Generaciones X y 24% para los baby boomers. Las generaciones anteriores ganaban más dinero cuando eran más jóvenes en grupos demográficos similares.

¿Continuará la ola de asesinatos de los millennials?

It remains to be seen whether economic recovery will change millennials' spending habits.
It remains to be seen whether economic recovery will change millennials' spending habits. Tabatha Fireman/Stringer/Getty

El hecho de que los millennials tengan menos dinero para gastar ha ejercido presión sobre varias industrias. Se ven obligados a ser más exigentes con lo que compran y ciertas compras permanecen fuera del alcance de muchos.

Queda por ver si la recuperación económica acabará corrigiendo estos desequilibrios.

Los autores del estudio de la Reserva Federal dijeron que encontraron "poca evidencia de que los hogares millennials tengan gustos y preferencia por el consumo que sean más bajos que los de las generaciones anteriores". Por ejemplo, los millennials han comenzado a gastar cantidades similares de dinero en coches, ahora que no están tan cargados por la crisis.

Sin embargo, otros expertos han argumentado que los efectos psicológicos de la Gran Recesión podrían persistir.

"Creo que tenemos una cicatriz psicológica muy significativa de esta gran recesión", decía Kimberly Greenberger, analista de Morgan Stanley, a Business Insider en 2017.

"A uno de cada cinco hogares en ese momento le afectó negativamente", continuaba Greenberger. "Y si piensas en los niños de esa casa y en cómo la duración y profundidad de esa crisis realmente impactó a la gente, creo que tienes una generación entera con hábitos de gasto permanentemente cambiados".

Te puede interesar