La obsesión de Silicon Valley por la inmortalidad: estos son los magnates de la tecnología que se niegan a morir

Jeff Bezos, CEO de Amazon
Reuters
  • Todos venimos al mundo con una única certeza: en algún momento vamos a morir. Sin embargo, algunos millonarios de Silicon Valley se niegan a aceptarlo. 
  • Desde Peter Thiel hasta Elon Musk, los magnates de la industria tecnológica están invirtiendo en startups de longevidad animados por algunos expertos que aseguran que podemos vivir para siempre. 
  • La obsesión de Silicon Valley ha impulsado un boom de este tipo de compañías y las propias tecnológicas, con Google a la cabeza, quieren formar parte de una industria creciente. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todos venimos al mundo con una única certeza: en el algún momento vamos a morir.

Sin embargo, parece que las figuras más importantes de Silicon Valley no se conforman con este destino y han decidido dedicar parte de sus esfuerzos en encontrar la clave de la inmortalidad. 

"Hay toda esa gente que dice que la muerte es natural, que es parte de la vida, y creo que nada puede estar más lejos de la verdad", dijo el cofundador e inversor de Paypal, Peter Thiel, a Business Insider en 2012. Para él, "la muerte es un problema que puede ser resuelto".

Thiel forma parte de un grupo de multimillonarios inversores de Silicon Valley que se han pronunciado en numerosas en ocasiones sobre la posibilidad de que la ciencia, con ayuda de la tecnología, acabe retrasando el envejecimiento de forma indefinida. 

Recientemente, el gerontólogo biomédico inglés Aubrey de Gray aseguraba en el South Summit que la realidad de que el ser humano pueda llegar a vivir hasta los 1.000 años cada día está más cerca. 

En los últimos años, la industria de la longevidad ha explotado y ha habido un boom de startups centrada en la ciencia del envejecimiento, especialmente en entender su biología para descubrir los biomarcadores en los que hay que enfocarse para retrasar el proceso. 

El interés no es en balde: se estima que el número de personas de 80 años o más se triplicará, de 143 millones en 2019 a 426 millones en 2050. 

Leer más: Jeff Bezos quiere vivir para siempre: estas son las startups de salud en la que ha invertido el CEO de Amazon

Sin embargo, las startups parecen rebajar algo las expectativas de los grandes gurús tecnológicos de Silicon Valley. Por ahora, más que buscar la inmortalidad, las compañías se centran en tratar las enfermedades asociadas al envejecimiento y aumentar la calidad de vida. 

"A partir de en torno a los 40 años, empieza el declive de nuestro cuerpo", explica Marc Ramis, CEO de Senolytic, una startup española que busca combatir el envejecimiento creando moléculas que tuvieran como dianas las células senescentes. La idea de comprender la biología de estos procesos permite manipularlos con el objetivo de lograr "que estés en los 30 años hasta los 80, y luego el declive sea más rápido". 

Lo mismo señala Steve Matlin, CEO de Life Length, la primera startup capaz de leer telómeros. “Nadie quiere envejecer”, asegura Matlin. El CEO rechaza la posibilidad (por lo menos a corto plazo) de vivir 200 años, pero asegura que “es factible llegar a los 70 años tan sano como a los 30”.

“Ahora hay mucha esperanza de vida, pero a partir de una edad se vive sin salud”, reflexiona Matlin, que asegura que la gente no tiene tanto miedo a la muerte como a sufrir o a perder autonomía al final de la vida.

Sin embargo, el CEO de Life Length no descarta que el futuro traiga realidades que ahora suenan a ciencia ficción y recuerda que el ser humano ha buscado la fuente de la eterna juventud desde Ponce de León. 

Y ahora mismo esa búsqueda está en manos de los más ricos de Silicon Valley que, aunque solo sea por una cuestión económica, sí que podrían lograr vivir más que el resto. 

"La disparidad de la riqueza en los Estados Unidos creará una 'clase de señores inmortales'", dijo el expresidente de Facebook Sean Parker en un evento de innovación del cáncer. "Porque soy billonario, voy a tener acceso a una mejor atención médica, así que... voy a poder llegar a tener 160 años y a ser parte de esta clase de señores inmortales".

Leer más: Life Length, la compañía que conoce tu edad biológica real gracias a los telómeros: "Ahora hay mucha esperanza de vida, pero a partir de una edad se vive sin salud"

¿Quién aspira a estar en esa lista? Estas son las principales figuras liderando la cruzada de Silicon Valley contra la muerte. 

Desde Peter Thiel hasta Elon Musk: los magnates tecnológicos se niegan a morir

Quizá ser el hombre más rico del mundo te haga estar más apegado a la vida. La realidad es que Jeff Bezos, CEO de Amazon, comenzó hace unos años a diversificar sus inversiones y desviarse de las tradicionales empresas tecnológicas para invertir en las biotecnológicas que quieren solucionar los grandes problemas de salud de la humanidad, aumentar la esperanza de vida e incluso burlar el envejecimiento.

De entre todas las startups, destaca el respaldo prestado a Unity, una startup que desarrolla fármacos que buscan erradicación de las células senescentes acumuladas, bajo la teoría es que estas terapias pueden cortar estas células senescentes para desacelerar o incluso revertir la enfermedad asociada con la edad y restaurar el tejido. 

La biotecnológica, que también recibió apoyo de Peter Thiel, se consolidó como la abanderada de las biotecnológicas anti envejecimiento y ha recibido recientemente un duro golpe en bolsa al comunicar que los primeros resultados en ensayos en humanos para su fármaco no daban resultados positivos. 

Ramis advierte de que este caso debería hacer ver que quizá algunas empresas del sector habían recibido una valoración excesivamente alta. 

Por su parte, Peter Thiel también ha realizado numerosas inversiones en este tipo de compañías a través de Founders Fund que comenzaron en 2010 con la inversión de medio millón de dólares en Halcyon Molecular, una compañía biotecnológica, que buscaba crear un mundo "libre de cáncer y del envejecimiento". La mayoría de inversiones en el sector las ha realizado a través de la organización sin ánimo de lucro Fundación Thiel. 

A Halcyon Molecular también llegaron 10 millones de dólares de otra cara conocida en Silicon Valley: Elon Musk. Sin embargo, la gran apuesta del CEO de Tesla en este ámbito es su compañía Neuralink, a través de la cual quiere crear una interfaz cerebro-máquina mediante la que el ser humano se fusione con la tecnología. 

Larry Ellison, cofundador de Oracle, también ha definido la muerte como algo "incomprensible" y ha donado más de 370 millones de dólares a la investigación para combatir el envejecimiento. 

Leer más: Senolytic, la startup española que busca la receta de la eterna juventud para que vivas a los 80 años como si tuvieras 30

Google lidera con un secreto proyecto contra el envejecimiento 

"Hace menos de cinco años no había una industria de la longevidad", aseguraba Aubrey de Gray en el South Summit. Ahora, Silicon Valley acoge a una multitud de startups e incluso fondos e iniciativas destinadas exclusivamente a encontrar la fórmula de la inmortalidad. 

Ramis asegura que el interés de Silicon Valley ha impulsado un boom de este tipo de compañías, que encuentran financiación con facilidad. 

Hace tres años se lanzó el Gran Reto de la Academia Nacional de Medicina en Longevidad Saludable, que otorgará al menos 25 millones de dólares por los avances en este campo en un evento que fue recogido por The New Yorker. 

Ese día, Joon Yun, un médico que dirige un fondo especializado salud, anunció que él y su esposa habían dado los primeros 2 millones de dólares para financiar el desafío. "Tengo la idea de que el envejecimiento es plástico, que está codificado", dijo. "Si algo está codificado, puedes descifrar el código", aseguró. 

En ese mismo evento, Sergey Brin, cofundador de Google, aseguró que morir no estaba en sus planes y señaló que la muerte iba a convertirse en algo opcional. 

Leer más: Empiezan a probar en seres humanos un fármaco que podría retrasar el envejecimiento y la aparición de enfermedades como el alzhéimer

Brin se está intentando asegurar que sus palabras sean realidad y a día de hoy Google es la tecnológica que tiene una batalla más desarrollada (y secreta) contra el envejecimiento. 

En 2013, Google fundó Calico, una empresa de biología con el objetivo declarado de "resolver la muerte". Aunque los portavoces de la empresa siempre se han mostrado evasivos en torno a los proyectos que estaba realizando la compañía, un vistazo a la página web de la empresa demuestra que los investigadores están intentando alargar la vida de los animales en los que realizan pruebas. 

"Si me preguntas hoy, ¿es posible vivir hasta los 500 años? La respuesta es sí.", aseguraba en 2015 a Bloomberg Bill Maris, presidente en aquel momento de Google Ventures. 

De hecho, uno de los primeros gurús de Silicon Valley en asegurar que vivir para siempre es posible fue Raymond Kurzweil, un ingeniero que sostiene que para 2045, la IA y la biotecnología habrán hecho a la humanidad efectivamente inmortal. El cofundador de la Singularity University fue fichado por Google y es actualmente director de ingeniería del equipo de IA. 

LEER TAMBIÉN: Este joven de 25 años ha creado Aimentia, una clínica virtual que utiliza inteligencia artificial para proteger la salud mental de los españoles

LEER TAMBIÉN: Laura Soucek, la investigadora que se lanzó a emprender para acabar con el cáncer: "Hay muchos tratamientos que aspiran a cronificar el cáncer, pero yo quiero erradicarlo"

LEER TAMBIÉN: Estos son los principales fondos que invierten en biotech y ciencias de la vida en España, su portfolio y su estrategia

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Amazon
  2. Inversión
  3. biotecnología
  4. Salud
  5. Ciencia
  6. Trending
  7. Top