Pasar al contenido principal

El Ministerio de Industria y Comercio abre la puerta a las rebajas en las tiendas físicas durante la desescalada, pero sin aglomeraciones

Rebajas en una tienda de moda
REUTERS/Susana Vera
  • Una disposición del Boletín Oficial del Estado del pasado sábado 9 de mayo, prohibía las rebajas en las tiendas físicas para evitar aglomeraciones.
  • Ahora el Ministerio de Industria Comercio y Turismo ha publicado una nota aclaratoria en la que interpreta que “lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos”.
  • Contempla excepciones, como aquellos casos en los que no se pueda garantizar la distancia social y las medidas de seguridad para evitar el contagio.
  • Las rebajas son especialmente interesantes para las marcas de moda tras el cierre de tiendas por el coronavirus que ha derivado en un exceso de stock, ya que no han podido dar salida a la colección de primavera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno aclara la polémica prohibición de las rebajas durante las fases de desescalada. Si una disposición del Boletín Oficial del Estado del pasado sábado 9 de mayo, prohibía las rebajas en las tiendas físicas para evitar aglomeraciones, ahora el Ministerio de Industria Comercio y Turismo ha publicado una nota aclaratoria en la que interpreta que “lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos”.

La nota, emitida a petición de la patronal del textil Acotex, permite las rebajas en los establecimientos físicos. De hecho, prohibirlas “requeriría una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista”, según explica La Información. “No hay que interpretar lo establecido en la mencionada disposición adicional segunda en el sentido de que lo que se restringe y por tanto se prohíbe las rebajas o promociones en sí mismas […] se trata de una medida que tiene como finalidad evitar las posibles aglomeraciones provocadas por acciones comerciales”.

La disposición segunda del capítulo XIV sobre las condiciones de las actividades de turismo activo y naturaleza recogida en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 9 de mayo apunta que “los establecimientos no podrán llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones”. Una orden que ha sido interpretada como una prohibición para realizar rebajas en establecimientos físicos y que exime a las promociones que se realicen por internet.

Leer más: Las 3 palancas de Inditex para enfrentarse al coronavirus: 8.000 millones en caja, autofinanciación y la opción de aplazar a final de año el pago de los alquileres de las tiendas

El Ministerio de Comercio asegura que “sí es posible llevar a cabo rebajas y promociones en los establecimientos físicos siempre que estén en condiciones de adoptar todas las medidas que sean necesarias con el fin de evitar que se produzcan aglomeraciones a consecuencia de dichas rebajas o promociones”.

Pero habría excepciones si no se pueden garantizar la distancia social y las medidas de seguridad para evitar el contagio: "Por la falta de medios para poder controlar posibles aglomeraciones, por la localización del establecimiento o su distribución interior, es probable que se produzcan dichas aglomeraciones, no podrán llevar a cabo las acciones comerciales que puedan dar lugar a las mismas".

Las rebajas son especialmente interesantes para las marcas de moda tras el cierre de tiendas por el coronavirus que ha derivado en un exceso de stock, ya que no han podido dar salida a la colección de primavera. Tan sólo las ventas por internet se han articulado como un aliado en este sentido, que han anotado descuentos de hasta el 50% en aras de tratar de mitigar la caída de ventas por el cierre de establecimientos. 

La disposición no era tan perjudicial, como en un principio podía parecer, para el pequeño comercio incapaz de competir contra los agresivos descuentos de gigantes del textil como Inditex o Mango tras el coronavirus. Sin embargo, las grandes cadenas del sector las encuentran especialmente apetecibles para desprenderse de la acumulación de inventario de la temporada de primavera.

 

Y además