Científicos del MIT quieren enfriar la Tierra con un escudo de 'burbujas espaciales' del tamaño de Brasil

Burbuja para enfriar la Tierra

MIT/Senseable

Muchos la cuestionan y la consideran peligrosísima, mientras otros la ven como una solución temporal: la geoingeniería solar está plagada de locas propuestas, como la de tapar el sol, para contrarrestar los efectos del calentamiento global, ese que el propio ser humano causa a través de una avalancha desmedida de emisiones contaminantes de gases como el CO? y el metano. 

Ahora, un equipo de investigadores del MIT está investigando un método radical para luchar contra el cambio climático: utilizar una flota de burbujas espaciales que consigan enfriar la temperatura de la Tierra reflejando la luz solar lejos de nuestro planeta. 

En lugar de otras propuestas anteriores como inyectar partículas de aerosol reflectantes en la atmósfera ?y potencialmente dañinas?, este enfoque aboga por reflejar el calor del sol desde el espacio exterior. 

"La geoingeniería basada en el espacio brinda la oportunidad de resolver el problema sin efecto directo sobre la química estratosférica", según este nuevo modelo.

Burbuja del MIT

Desde el MIT proponen poner el escudo hecho de burbujas espaciales en el Punto Lagrangiano 1, un punto orbital relativamente estable en el espacio, donde la atracción gravitacional de la Tierra y el Sol se equilibra. Allí es donde está posicionado el famoso telescopio espacial James Webb.

"Usar en el espacio un material fundido homogéneo, como el silicio, puede proporcionar la variación de espesor que refracta una onda más amplia, evitando lanzar grandes elementos de película estructural", anotan los investigadores.

El mayor escollo es el tema logístico por las enormes dimensiones del escudo, que tendría un tamaño parejo al de Brasil. Para reducir los costes del lanzamiento, sugieren fabricar directamente las burbujas en el espacio. 

"Las burbujas se pueden inflar rápidamente dentro de la unidad de producción, luego congelarse rápidamente y liberarse en un espacio de baja temperatura y presión cero", explican. 

Las 5 innovaciones que podrían ayudar a mitigar los efectos del cambio climático: desde energía geotérmica a alimentar vacas con algas marinas

En la actualidad exploran en el laboratorio la creación de burbujas de silicona, expuesta a condiciones similares a las espaciales. "En experimentos preliminares, logramos inflar una burbuja de película delgada a una presión de 0,0028 atm y mantenerla a alrededor de -50 °C", explican en el comunicado de prensa.

Según los científicos responsables del invento, esta solución de geoingeniería solar sería totalmente reversible. De tener efectos negativos, podrían estallarse las burbujas y prevenir los impactos futuros no deseados. Según el MIT, los estudios identifican la vida útil necesaria del proyecto en un rango de 50 a 200 años. 

El año pasado se publicaba una carta abierta firmada por 60 expertos científicos para alertar acerca de los peligros de la geoingeniería solar, explicando que los efectos negativos de las nubes químicas y otras propuestas para tapar el sol para frenar el cambio climático son muy superiores a los supuestos beneficios de la técnica. 

Otros artículos interesantes:

Diseñan una nueva pintura "súper blanca" que puede enfriar todo lo que colorea, incluso coches o edificios

Que el ritmo no pare: un club de Glasgow usará el calor humano de las fiestas para enfriar y calentar el edificio

El invento que podría jubilar a las farolas: científicos del MIT consiguen crear plantas capaces de brillar en la oscuridad

Te recomendamos