10 mitos sobre el ejercicio físico que debes dejar de creer si quieres empezar a hacer deporte

mujer haciendo ejercicio, deporte, salir a correr
Getty Images
  • Aunque la mayoría de personas considera que necesitaría hacer más ejercicio físico, la realidad es que cuesta ponerse a ello.
  •  Daniel E Lieberman, profesor de Biología Evolutiva Humana en Harvard aconseja en The Guardian 10 mitos sobre el ejercicio que debes dejar de considerar si quieres conseguir empezar a moverte más.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Este lunes empiezo a correr". Pero ese lunes nunca termina de llegar. 

Siendo sinceros, la mayoría de personas detesta hacer ejercicio. Por lo que aunque todo el mundo sepa que el deporte es el camino directo a una mejor salud e incluso silueta, y que debería hacer más por moverse, la realidad es que convertirlo en un hábito, cuesta y mucho.

La negatividad hacia el ejercicio físico representa un reto para los profesionales médicos, que no se cansan de repetir la necesidad de que la gente deje de ser sedentaria y adopte un estilo de vida más activo con el que envejecer con mejor salud.

Pero ¿por qué este odio generalizado?  ¿Qué hace que el ejercicio cueste tanto? 

En opinión de Daniel E. Lieberman, profesor de Biología Evolutiva Humana en Harvard, esto se debe a que actualmente el ejercicio físicose promueve o bien recetándolo como si se tratase de un medicamento  o bien vendiéndolo como una campaña de marketing más. Y ninguna de estas vías es efectiva cuando se trata de animar a la gente a ponerlo en prácitca.

Por ello propone otra forma de aproximarse a la actividad física.

"Creo que podemos mejorar si miramos más allá del extraño mundo en el que vivimos para considerar cómo nuestros antepasados, así como las personas de otras culturas, logran ser físicamente activos", aconseja Lieberman en un artículo para The Guardian.

Bajo esta perspectiva antropológica, el experto analiza 10 mitos sobre el ejercicio que son realmente inútiles y que debes dejar de creer si quieres empezar a hacer deporte.

"Es normal hacer ejercicio físico"

gente haciendo ejercicio

Reuters/ TOBY MELVILLE

Actividad física y ejercicio no son lo mismo. Mientras que la primero refiere al acto de moverse, lo segundo conlleva una voluntariedad y el objetivo de mejorar la condición física.

Como remarca el experto, durante millones de años, los humanos estuvieron físicamente activos solo por 2 razones: cuando era necesario (como buscar comida) o gratificante (que incluye actividades como danzar, jugar o entrenarse para desarrollar habilidades). Pero nadie salía a correr por el mero hecho de mejorar su físico o su salud.

Por lo que la idea generalizada de pensar que el ejercicio es algo natural al hombre, en realidad "es un pensamiento muy moderno".

"Evitar el esfuerzo significa que eres vago"

Mujer sube en un ascensor con mascarilla.

Getty

Tu cuerpo está programado para intentar evitar el esfuerzo, y así no quemar calorías de manera innecesaria. 

Puede que ahora el problema para buena parte del mundo sea el contrario, el exceso de comida, pero en el pasado no era tan fácil asegurarse el sustento, de ahí que cuando veas unas escaleras mecánicas o un ascensor tu mente realmente te diga "cógelo", explica Lieberman.

"Así que no te sientas mal por los instintos naturales que todavía nos acompañan. En cambio, acepta que son normales y difíciles de superar". Seguramente así te serán más fácil de encarar.

"Sentarse es el nuevo hábito de fumar"

mujer tumbada en el sofá

Getty Images

Los datos sobre el sedentarismo y la inactividad son realmente dramáticos. En general la gente no hace ejercicio, apenas se mueve y los riesgos en la salud de esto son elevados.

"Sí, demasiada inactividad física no es saludable·", reconoce el profesor de Harvard. "Pero no demonicemos un comportamiento tan normal como estar sentado", añade, aludiendo a que los cazadores-recolectores de ciertas culturas también pasan buena parte de la jornada sentados, como la mayoría de occidentales.

Por tanto, el problema radica en cómo se está sentado más que en estar sentado. Según el experto, las personas que permanecen sentadas, levantándose cada 10 o 15 minutos activan su metabolismo y disfrutan de una mejor salud a largo plazo que aquellas que se sientan inertes durante horas y horas. —De manera similar a lo que le sucede a aquellas que deben pasarse el día de pie, sin posibilidad de movimiento, que también sufren las consecuencias en su salud—.

"Entonces, si trabajas todo el día en una silla, levántate con regularidad y trata de no pasar el resto del día en una silla también".

"Nuestros antepasados

eran fuertes, rápidos y trabajaban duro"

Un hombre joven teletrabajando
Getty

Un mito común en relación con la condición física es el de pensar que las personas "no contaminadas por la civilización" son atletas natos súper fuertes, súper rápidos y capaces de correr maratones como si nada.

"No es verdad", sentencia el autor.

"La mayoría de los cazadores-recolectores están razonablemente en forma, pero solo son moderadamente fuertes y no especialmente rápidos (...), pero de media pasan solo de 2 a 3 horas al día haciendo actividad física de moderada a vigorosa. No es normal ni necesario estar ultra en forma ni ultra fuerte", asegura Lieberman.

"Hay una cantidad de ejercicio óptimo"

mujer haciendo ejercicio

Getty Images

La  Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan de manera generalizada al menos entre 150 a 300 minutos de actividad aeróbica moderada a la semana para adultos. 

Pero desde la perspectiva de Lieberman esta es una pauta arbitraria, consecuencia de "medicalizar el ejercicio". Pues la cantidad de deporte aconsejable para cada persona depende de muchos factores, como ya han alertado algunos estudios, en los que se proponen fórmulas más personalizadas.

Si puedes llegar a estas cantidades genial, pero si no, recuerda: incluso un poco de ejercicio es siempre mejor que nada. Además,  demasiado tampoco conlleva beneficios adicionales.

"Simplemente hazlo, funciona"

mujer entrenando, entrenador personal, ejercicio

Getty Images

Cuando odias hacer ejercicio físico, por mucho que te lo recomienden, te lo digan o incluso te lo prescriba el médico no lo vas a hacer.

Así que en lugar de decirle a alguien "ponte a hacerlo y ya" resultará más efectivo encontrar formas de verlo como algo placentero y necesario (sí,  los 2 motivos por los que tus antepasados se mantenían activos hace millones de años).

"De las muchas formas de lograr esto, creo que la mejor es hacer que el ejercicio sea algo social. Si aceptas reunirte con amigos para hacer ejercicio con regularidad, te verás obligado a ir, te divertirás y te mantendrás activo", aconseja el experto.

"El ejercicio físico es una fórmula mágica"

Personas de excursión, selfie, ejercicio
Getty Images

"Es la ausencia de actividad física lo que nos hace más vulnerables a muchas enfermedades, tanto físicas como mentales", afirma Lieberman. Pero como en el mundo moderno no es tan necesario mantenerse activo físicamente las personas "terminaron inventando el ejercicio".  

Por lo que si lo tuyo no es el deporte, intenta asegurarte al menos cierta cantidad de movimiento cada día.. Puedes optar por pasear al perro más tiempo, ir andando a los sitios o por la jardinería.

Aunque la realidad es que el ejercicio es la mejor manera de minimizar el impacto de la edad a medida que cumples años. Y casi igual de importante, también puede ser divertido, "algo que todos nos hemos perdido durante esta terrible pandemia",  como enfatiza el experto. 

Por lo que no desestimes empezar de una vez a hacerlo.

Otros artículos interesantes:

9 hábitos saludables que podrían ayudarte a ganar años de vida, según los expertos

Hacer ejercicio durante 30 minutos al día podría no ser beneficioso para todas las personas, según advierte un reciente estudio

Un estudio encuentra los cambios en tu estilo de vida y dieta que debes hacer para rejuvenecer más de 3 años tu edad biológica