Pasar al contenido principal

Mo Gawdat: por qué la felicidad nos salvará de la extinción

Por qué la felicidad nos salvará del apocalipsis como en Terminator
BagoGames/Flickr.
  • El autor de El Algoritmo de la felicidad cree la posibilidad de un apocalipsis a manos de la inteligencia artificial. 
  • Mo Gawdat es de los primeros que especula sobre los peligros de la inteligencia artificial y aporta una posible solución.

En este vídeo, Mo Gawdat explica por qué la felicidad nos salvará de la extinción a manos de las máquinas que crearemos en un futuro no demasiado lejano, cuando la inteligencia artificial se haya desarrollado lo suficiente como para adquirir consciencia de que el mayor peligro para el mundo somos, precisamente, nosotros mismos. ¿Te parece ciencia ficción? Sigue leyendo.  

Hace unas semanas, Business Insider España tuvo la suerte de poder entrevistar a Mo Gawdat, el ex directivo de Google X que ha dejado su envidiable puesto para dedicarse a un proyecto personal. Bueno, no tan personal, porque lo que él pretende ahora a través de su libro El algoritmo de la felicidad es nada menos que cambiar el mundo. 

Su objetivo se resume con este hashtag #onebillionhappy ya que a modo de una especie de cadena de favores, espera que su mensaje se extienda rápidamente en tres años hasta alcanzar a 1.000 millones de personas. Para ello, necesita de la colaboración de todo aquel que lea su obra y se convierta en su mensajero. 

Leer más Así se gestiona la felicidad desde el ámbito de la empresa

Mejorar el mundo está muy bien, pero lo que no había compartido hasta ahora Mo Gawdat es su visión apocalíptica de la inteligencia artificial en la que fundamenta su proyecto Solveforhappy, ya que con él no solo trata de hacernos mejores, sino de paso salvar al mundo de un apocalipsis a manos de máquinas creadas con una inteligencia artificial superior a la nuestra. Lo que sigue, es la traducción del vídeo que puedes ver debajo de este párrafo. 

"Un lanzamiento espacial se lleva a cabo para resolver un problema específico antes, incluso antes de que sepas realmente de que puedes conseguirlo. Mi nombre es Mo, ¡Hola, soy Mo! Google X es la fábrica donde se hace estos lanzamientos espaciales el laboratorio de innovación de Google. Allí inventan cosas como coches autónomos y se hace mucho trabajo en robótica.

Imagina que pudieras hablar ahora con tu abuelo o con tu abuela y explicarles que todo aquello con lo que hoy interactúas a diario son cosas que ellos solo podían imaginarse cuando tenían tu edad. Todo lo que hemos visto en la ciencia ficción, ahora son hechos de la ciencia. Ahora, empieza a pensar qué va a ser ciencia ficción para ti, cuando tengas su edad. Porque todo lo que te hayas podido imaginar o hayas podido ver en una película de ciencia ficción va a ser realidad durante el tiempo que dura tu vida o la mía. 

La inteligencia artificial es real, está aquí, esas máquinas están desarrollando inteligencias parciales que ya superan a la nuestra en algunos aspectos. Ellas ven mejor, oyen mejor y, a veces, hasta razonan mejor que nosotros. A lo largo de los próximos 15 o 20 años, se va a desarrollar una computadora que será mucho más inteligente que todos nosotros. A ese hecho, lo llamamos Singularidad. Singularidad es un momento a partir del cual no podemos ver, prever o adivinar. El desarrollo de nuestro mundo más allá de cuando las máquinas sean más inteligentes que nosotros es altamente impredecible.

Mo Gawdat
Mo Gawdat durante su entrevista con Business Insider España. Business Insider.

Todo es posible. Esas máquinas podrán resolver todos los problemas que se le han presentado a la humanidad o acabar decidiendo que la humanidad es, en realidad, el problema. —Para 2049, se predice que la IA será 1.000 veces más inteligente que los nosotros—. ¿Cómo podremos contenerlas? No podremos en absoluto contenerlas. La mejor manera de criar a un niño maravilloso es ser un padre maravilloso. No es el inventor de esta tecnología quien seguirá ajustando esta tecnología hacia delante, sino esta tecnología la se va a afinar a sí misma usando todo su conocimiento y los valores que le transmitamos para seguir desarrollando su inteligencia. 

¿Cómo están aprendiendo esas máquinas? Están utilizando todo el conocimiento que hay ahí fuera en el mundo y construyendo patrones a partir de él. Justo como hace un bebé de 18 meses, ¿recuerdas cuando damos a nuestros pequeños esos marcos de madera con patrones distintos y figuras para que encaje? Esa es la misma manera en la que los ordenadores aprenden hoy en día. Básicamente, escribimos algoritmos que permiten a las computadoras comprender esos patrones.Y después, las lanzamos a repetir y repetir y repetir y a través del reconocimiento de esos patrones y de miles de millones de observaciones, están aprendiendo por observación

¿Y qué es lo que están viendo? Ven un mundo que está lleno de avaricia, falta de respecto hacia otras especies, violencia, ego, presunción... la única manera de conseguir que esas máquinas no solo sean inteligentes, sino también que tengan una escala de valores correcta, es que nosotros empecemos a representar esta escala de valores hoy. 

El problema es la infelicidad, la infelicidad jamás ha sido tan alta. Una de cada cuatro personas en el mundo está clínicamente deprimida. La tasa de suicidio entre los jóvenes no ha sido jamás tan alta. La Humanidad jamás ha tenido una vida mejor, nuestra esperanza de vida es más alta que nunca y también nuestra calidad de vida, pero nunca hemos sido más infelices

Mi lanzamiento espacial personal es hacer felices a mil millones de personas. Mil millones. Tu felicidad es tu prioridad. Invierte en tu felicidad. Y entonces, encuentra la compasión para compartirla. Ve y haz tú lo mismo. Díselo a otros. Si cada uno de nosotros, le dice a otros dos este mensaje, y ese otro a otros dos, entonces se consigue el diseño perfecto de una progresión geométrica.

Voy a decir al mundo que mi prioridad es ser feliz.Y voy a tener la compasión necesaria dentro de mí como para hacer felices a otros. Esta misión de hacer feliz a mil millones de personas llega en un punto de inflexión para la humanidad, porque esas máquinas van a ser más inteligentes que nosotros y van a absorber lo que nosotros somos y hacemos ahí fuera. Acabo de dejar Google, para comprometer el resto de mi vida y de mis recursos a esta misión. Si hay mil millones de nosotros diciendo que hay una manera mejor de vivir, cambiaremos el mundo para siempre." 

Te puede interesar