El goteo de cancelaciones al Mobile abre el interrogante de si los grandes eventos se programaron con unas expectativas irreales sobre la pandemia: los expertos responden

Mobile World Congress.
REUTERS/Nacho Doce/File Photo
  • El goteo de cancelaciones de marcas al MWC en Barcelona o la inminente celebración de Fitur en Madrid abren dudas sobre la programación de grandes eventos tan pronto.
  • La tercera ola de la pandemia no termina de remitir y varios expertos advierten que se programaron con unas expectativas que no se ajustan a la realidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las expectativas estaban muy altas.

Con la llegada de 2021, muchos sectores de la economía quisieron convencerse de que este año sería diferente al anterior, que estuvo marcado por la primera ola de la pandemia de coronavirus y los confinamientos.

Pero no iba a ser tan rápido. Más de tres meses después de Año Nuevo parece claro que grandes eventos como el Mobile World Congress, Fitur o los Juegos Olímpicos se celebrarán, si es que se celebran, mucho más deslucidos que en ediciones anteriores. Todo se jugó a una mano: la campaña de vacunación. Y en España, hasta el momento, solo se ha inmunizado al 3% de la población mediante alguna de las vacunas.

Los expertos, esta vez, fueron claros. La evidencia científica no permitía imaginar un comienzo de 2021 muy diferente de lo que había sido los últimos meses de 2020. El director del Centro Nacional de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, adujo en un programa de televisión el pasado mes de octubre que hasta 2021 no habría "cierta normalidad".

Estas son las tecnológicas que han confirmado que tampoco irán al Mobile World Congress este año: Nokia, Ericsson o Sony, entre ellas

Margarita del Val, viróloga del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, trató a principios del mes de diciembre de rebajar las expectativas de quienes pensaban que las mascarillas serían ya innecesarias a comienzos de este año. Y el epidemiólogo jefe de Estados Unidos, Anthony Fauci, también habló entonces de que esa normalidad no regresaría hasta bien entrado 2021 o incluso 2022.

Ahora, España trata de contener definitivamente la tercera ola de la pandemia y la propia Del Val ya le ha puesto fecha a una cuarta ola en caso de que la desescalada y la movilidad durante Semana Santa dispare los contagios. Los eventos masivos que esperaban celebrarse están ahora en un brete.

Vuelven los grandes eventos

En menos de 10 días el recinto de Ifema de Madrid recuperará su actividad presencial tras un parón de un año y tras haber sido convertido en un hospital de campaña en los peores momentos de la pandemia. Celebrará un congreso de hostelería, uno de los sectores más golpeados por la crisis. La primera gran cita internacional que albergará Feria de Madrid llegará en mayo, con la Feria Internacional del Turismo (Fitur).

La ministra de Industria, Comercio y Turismo dejó dicho hace unos días que esperan para entonces tener ya desplegado el famoso y controvertido pasaporte inmunitario, que permitirá rebajar las restricciones a la movilidad en la Unión Europea y reactivar el sector turístico de forma segura. Sin embargo, todavía falta que la Comisión Europea presente su propuesta de certificado de vacunación el próximo 17 de marzo.

Andalucía asegura tener el pasaporte de vacunación "que la UE quiere implantar" y Maroto espera que en mayo ya funcione en España, pero los expertos piden más sosiego

Cadenas hoteleras ya han señalado a Business Insider España la pertinencia de esta herramienta tecnológica. Pero es precisamente la tecnología la que preocupa a algunos expertos en derecho o ética digital. Sergio Carrasco, abogado y consultor en Fase Consulting, o Gemma Galdon, fundadora de Eticas Consulting, han señalado en declaraciones a este medio que se trata de un debate que se está acelerando demasiado, y que lo mismo una cartulina con un sello por vacuna era más que suficiente.

Esta urgencia por el pasaporte inmunitario es extrapolable a la urgencia con la que organizadores de grandes eventos han tratado de convocar sus citas anuales. Algunos, como el E3, la mayor feria de la industria del videojuego en el mundo, se ha resignado a celebrarse de forma telemática este verano, y no ocupar los habituales pabellones en Los Ángeles.

Los Juegos Olímpicos de Japón, por ejemplo, no tendrán la repercusión ni el impacto económico que el Gobierno nipón podía esperar en un año normal: las autoridades han advertido que el evento se celebrará sin público extranjero como medida de seguridad. Eso si finalmente hay Juegos, algo que todavía está por ver.

De momento siguen en pie citas como el propio Fitur en Madrid, que espera atraer a 70.000 visitantes en cuestión de unas semanas; o el Mobile World Congress, en Barcelona, que ha aplazado su edición a junio tras cancelar el evento en 2020 —poco antes de que estallara la pandemia en el país—. Sin embargo, ya ha comenzado el goteo de marcas tecnológicas anunciando que no acudirán a la Fira de Barcelona.

¿Demasiado pronto?

Trabajadores montan el recinto que recibiría al Mobile World Congress en Barcelona, España.

REUTERS/Nacho Doce

Dada la situación y las fechas marcadas en el calendario, cabe preguntarse si las compañías organizadoras no han sido demasiado optimistas retomando esta serie de citas multitudinarias demasiado pronto. Eduardo Irastorza, profesor de OBS Business School, lo tiene claro: sí. 

"Hasta el año que viene, según los expertos en salud, no estaremos en condiciones de encontrarnos multitudinariamente en ningún escenario", afirma a Business Insider España. 

El experto cree que los eventos se han retomado, principalmente, por costumbre, ya que la actitud mediterránea tiene en alta estima la presencialidad ("ver a la gente, reunirse, tomar un café"), además del interés de las administraciones públicas por impulsar sectores en crisis como la hostelería.

Coordinar a los 27, garantizar la privacidad de datos sanitarios y asegurar la confianza de los ciudadanos: los desafíos de Europa para implantar los pasaportes inmunitarios 

Sin embargo, recuerda que la pandemia ha cambiado totalmente la forma de relacionarse, y lo ha hecho para siempre, elevando el componente virtual en la vida de las personas. 

Irastorza explica que, por ejemplo en el caso del Mobile, se tendría que dejar de pelear por un escenario físico como el que se ha venido haciendo hasta ahora y empezar a discernir soluciones imaginativas que permitan celebrarlo de forma virtual. De hecho, señala que este sector es uno de los que más apuestan por el medio online, por lo que tendría sentido que fuesen los impulsores de estas nuevas formas de relacionarse.  

El experto cree que el peso recae en las grandes marcas que acuden al evento, que son las que deberían liderar el movimiento hacia sistemas libres de contacto. 

Preguntado por las posibles consecuencias de que, finalmente, termine por no haber actividad en la Fira de Barcelona, el profesor apunta hacia las económicas, especialmente para los taxistas o los hosteleros, pero también hacia otras más graves como la destitución de Barcelona como la sede del Mobile. 

Irastorza apunta que ha costado mucho establecer la capital catalana como el lugar de celebración de este evento tan relevante y, actualmente, están surgiendo otros escenarios en los que se han empezado a realizar "mini Mobiles" que podrían arrebatarle el prestigio. 

"Hay una necesidad de que se reinicie el camino hacia la normalidad. Pero la realidad va por delante de esas necesidades", reconoce Francisco Vilar, gerente del Grupo Vilar y gestor, por tanto, de plataformas como Ociotur o Tren más Hotel. "Ambos eventos se programaron hace meses. Entonces, las previsiones o estimaciones que tenían seguramente no se estén correspondiendo con la realidad".

Con "ambos eventos" se refiere tanto a Fitur como al MWC. Dependen mucho de las restricciones a la movilidad. "Decir algo a este respecto hoy es plantear un augurio que nadie conoce. No creo que nadie esté en condiciones de plantear que en mayo no continuarán las restricciones a la movilidad".

Por el contrario, Jacqueline Ruiz, profesora en EAE y socia fundadora en Manatís, cree que no se han retomado demasiado pronto los eventos presenciales

Ruiz ha explicado a Business Insider España que la diferencia fundamental respecto al año anterior es que en 2020 no se sabía cómo abordar la realidad porque la sociedad se enfrentaba a algo desconocido, mientras que ahora ya se sabe cómo actuar y cómo desarrollar eventos con las garantías sanitarias necesarias. 

Así funciona la plataforma de viajes de Google con la que la tecnológica se adelanta al esperado repunte del sector turístico

La profesora de EAE cree que ya existe un hábito respecto a la toma de precauciones frente a la pandemia, tanto en el caso de las empresas como en el de los usuarios: mascarillas, distancia de seguridad o el uso de geles desinfectantes. Por eso, afirma que da por hecho que eventos como el Mobile World Congress terminarán por celebrarse. 

Ruiz explica que, aunque se han caído “3 o 4 empresas”, más de un 80% han confirmado su asistencia al congreso. “Este 80% es consciente de que va a asistir y que todo va a estar controlado”, apunta. 

Además, recuerda que el congreso no tendrá lugar hasta dentro de unos meses, cuando se espera que los porcentajes de vacunación sean más elevados.

Un Mobile World Congress marcado por la incertidumbre

Según explican fuentes del sector a Business Insider España, el escenario en torno al MWC es de total incertidumbre: mientras unas empresas tienen clara su asistencia, otras dudan o directamente la cancelan. 

No obstante, señalan que, aunque pueda parecer que el camino es el mismo que el año anterior, es necesario esperar a ver qué acontece en las próximas semanas. “Aún es demasiado pronto”, aducen. 

Como en la fallida edición previa, apuntan, las empresas con menor presencia o relación el territorio español han sido las primeras en bajarse del barco (Ericsson o Nokia), mientras aquellas con mayor presencia nacional son las últimas en tomar una decisión definitiva. 

Varias voces del sector sugieren que una nueva cancelación no supondría un escenario muy grave para las compañías, ya que muchas no han desembolsado una nueva inversión, sino que llegaron a un consenso con el Mobile para trasladarla de la edición de 2020 a la de este año.

Para la GSMA, la compañía organizadora del evento, sí que supondría afrontar devoluciones millonarias, salvo que volviese a llegar a acuerdos con las marcas para una nueva fecha. En todo caso, lo más probable es que tuviese que realizar la devolución de los 9,5 millones de euros que le dieron las 3 grandes administraciones (Gobierno central, Generalitat y Ayuntamiento). 

Por el contrario, si el evento finalmente se celebra, las fuentes del sector explican que habría que ver en qué condiciones, ya que sería “una especie de Mobile de mínimos” en el que seguramente no habría grandes anuncios ni muchos asistentes. Así, los participantes e invitados deberán decidir si, a pesar de los pocos incentivos, se trasladan a Barcelona. 

6 lugares para viajar en 2021 casi libres de COVID-19

Hasta ahora, las grandes empresas tecnológicas que han confirmado que no asistirán al MWC son Ericsson, Sony, Nokia, Oracle y Facebook. Las compañías han explicado que las condiciones sanitarias actuales hacen imposible su desplazamiento hasta la capital catalana. 

Esta situación recuerda a la del año anterior, cuando un goteo constante de negativas a asistir terminó en la cancelación definitiva del evento. Este año las decisiones se están produciendo a pesar de la larga lista de medidas para garantizar la salud de los asistentes anunciadas por la GSMA en colaboración con las autoridades regionales.  

No obstante, la mayoría han afirmado que, aunque no asista de forma presencial, sí que están dispuestas a participar virtualmente. 

Y es que la celebración del evento de forma totalmente online parece ser una de las opciones más plausibles para que las marcas se decidan a acudir, aunque hay algunas como Oracle que han confirmado que tampoco participarán vía internet. 

Respecto al resto de marcas, la mayoría siguen sin haber tomado una decisión definitiva sobre qué hacer en junio de 2021, el mes en el que supuestamente tendrá lugar el Mobile.

Un portavoz del Grupo Orange ha explicado que tienen entendido que la GSMA está organizando plataformas tanto virtuales como físicas, por lo que la compañía está trabajando en su actividad durante el MWC "en función de estas diversas opciones". 

La fuente del Grupo Orange ha querido destacar el evento como una de las conferencias más importantes donde "mostrar la innovación y participar en debates clave que impactan en nuestra industria".

Otras marcas consultadas por Business Insider España no han querido hacer declaraciones ni valoraciones al respecto sobre este tema, al menos de momento. No obstante, fuentes del sector apuntan que la situación es bastante compleja, ya que algunas marcas y filiales aún no han recibido ni siquiera instrucciones sobre qué decisión tomar respecto al evento. 

El sentir general es el de esperar a ver cómo avanza la situación para poder confirmar o no su asistencia, pendientes de la decisión de otras compañías y de cómo avanza la situación sanitaria. 

El sector turístico necesita este año ser reina de belleza

Una imagen de Fitur 2017, la feria de turismo de Madrid.
Reuters

Por su parte, la Feria Internacional del Turismo se celebrará del 19 al 23 de mayo y no se parecerá a las anteriores.

Para acceder al recinto durante la celebración del evento los asistentes necesitarán presentar un test negativo de antígenos o PCR con un máximo de 72 horas. Además, se prevé la asistencia de en torno a 70.000 visitantes profesionales, menos de la mitad de los registrados en 2020.

¿Tiene sentido un congreso de tal magnitud en estos tiempos? Sí, pero depende. 

Según ha explicado Esther González Arnedo, profesora de EAE Business School, a Business Insider España, la celebración de congresos tiene cada vez "menos sentido por la digitalización", pero "el sector está tan maltrecho que no viene mal celebrarlo".

"El turismo necesita este año ser reina de belleza y decir 'aquí estoy', porque se ha pasado francamente mal. No está mal que se celebre con las medidas adecuadas, pero hay que asumir que cada vez será más pequeño y se invertirá menos en ello".

El calendario de España para reactivar el turismo: Maroto apunta a la primavera si el 40 % de la población está vacunada

González señala que participar en estos eventos suponía una gran inversión para muchas empresas y "había que estar para hacer networking", pero que ahora existen otras alternativas que pueden tener más impacto, como el posicionamiento en buscadores. "Dan mucho más dinero otras promociones que Fitur", asegura. Pese a ello, lamentaría que no se celebrase porque supone un movimiento para la economía por los ingresos colaterales.

"A corto plazo, bravo porque se celebre, porque el turismo necesita una palmadita en la espalda. Pero a medio plazo, la tendencia es que cada vez va a ser más pequeño y los congresos perderán su razón de ser, como ha ocurrido con las Expos", apunta. 

La experta considera que en este sector sigue siendo relevante que se mantenga cierta presencialidad. "No podemos ser tan críticos con FITUR como con otros congresos tecnológicos que tienen menos sentido a día de hoy", añade.

De momento, Palladium Hotel Group ha confirmado a Business Insider España que estará presente en Fitur. "Confiamos en que se hará con las medidas de seguridad que garanticen que no se convierta en un problema, por lo que no nos parece mal que se celebre. Hemos de ir dando pasos, como industria y como sociedad, para retomar la normalidad", aseguran. 

Al igual que Paradores, presente en todas las ediciones anteriores, y que según ha indicado su presidente, Óscar López Águeda, también lo hará este año, "a pesar de las dificultades". "Es necesario que se celebre porque el sector necesita reactivarse después del año más terrible y tenemos la esperanza de que Fitur 2021 marque el inicio de la vuelta a la normalidad", ha señalado.

Consultadas por este medio, otras compañías hoteleras del sector han preferido no pronunciarse al respecto, puesto que aún no han tomado una decisión. 

"Decir que 2021 no ha tenido un buen comienzo es quedarse corto": la patronal aérea IATA enciende las alarmas tras el desplome del tráfico en enero y el empeoramiento de las perspectivas por las restricciones a los viajes

Por su parte, la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), ha señalado a Business Insider España que tratará el tema en su reunión de socios que celebrará esta semana.

Los derechos de retransmisión, claves para el destino de los Juegos Olímpicos

Los JJOO siguen en riesgo de volver a aplazarse y congregar a 100.000 personas en un estadio va a ser muy difícil, como señala González.

"Para hacer rentables los JJOO habrá que jugar con la venta de los derechos de imagen y retransmisión", indica la experta, que asegura que, de celebrarse, será un evento muy reducido y con muchas menos actividades colaterales por las propias restricciones de la pandemia.

"Tendremos que hacer cosas muy buenas digitalmente y hacerlas igualmente valiosas", apunta. "Vamos a tardar mucho en ver a mucha gente junta sudando en un estadio, por lo que habrá que apostar mucho y muy bien por tecnologías virtuales".

Otros artículos interesantes:

La organización del Mobile World Congress exigirá pruebas médicas para entrar al evento en Barcelona

El organizador del Mobile World Congress deberá devolver 9,5 millones de euros si se cancela el evento

Qué significa el aumento de la presencia de coronavirus en las aguas residuales de Madrid