El camino de la moda por ser sostenible: destina el 0,3% a la protección ambiental, tiene poca capacidad de reciclaje y provoca daños irreparables al planeta

Un trabajador introduce unas cajas de mercancía en una tienda de ropa de Madrid
Reuters
  • La moda destinó en 2019 sólo un 0,3% de su facturación a la protección ambiental.
  • Pese a que la cifra mejora frente al 0,28% de un año antes, el compromiso sigue lejos de compensar el daño creado.
  • Buenas intenciones se dan de bruces con que en España solo se recoja el 12,16% de los residuos textiles que genera al año y todo a las puertas de una ley que lo regule. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pese a los incontables intentos de la industria textil por ser más sostenible, esta sigue siendo una utopía. La moda destina sólo un 0,3% de su facturación a la protección ambiental, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En términos generales, la media española se sitúa en el 0,41%. Esto supone hablar de que la Industria destinó 2.792 millones de euros a la protección ambiental, un 6,3% más que el año anterior. 

Así, la industria de la moda ha mejorado notablemente respecto al año anterior, cuando sólo destinaba el 0,28% de su cifra de negocio a este tipo de gasto.

El sector de la moda se une para trazar un plan con el que optar a los 11.000 millones de los fondos de la Unión Europea

En términos absolutos, las empresas del textil, la confección y el calzado gastaron el año pasado 44,1 millones de euros en protección ambiental, un 1,6% más que el año anterior y el máximo desde 2010.

Si se repite la tendencia de la anterior crisis, 2020 podría saldarse con un fuerte descenso en el gasto en esta partida, según precisaba el portal especializado Moda.es.

De hecho, en 2009, con el estallido de la Gran Recesión, la industria de la moda contrajo su gasto en protección ambiental un 17,4%.

Un sector que asume una debacle sin precedentes 

Un rótulo de traspaso en el escaparate de una tienda de ropa durante la pandemia de coronavirus

Reuters

En 2020, el sector facturó 10.619 millones de euros, supone hablar de una caída del 41,26%, según arrojaba el informe anual que ha presentado por la patronal del sector Acotex. 

A esta debacle le seguía otra: la industria cuenta con 14.800 tiendas menos que han supuesto la destrucción de 26.700 empleos. 

"Los datos son catastróficos, estamos en modo supervivencia", confesaba el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola.

En este linea, el directivo explicaba que se produciría un mayor ajuste de plantilla, puesto que el dato de empleos destruidos estaba "anestesiado", en parte por el efecto de los ERTE.

Expertos de la moda reconocen el 'greenwashing' en el sector, pero apuntan a que el reto por la sostenibilidad debe venir también de la mano del consumidor

De hecho, en términos generales, a 30 julio había todavía 50.800 personas del sector comercio afectadas por un ERTE, según analiza el sindicato Comisiones Obreras. 

Desde que la pandemia irrumpiera, el sector había perdido 159.000 empleos. El mayor impacto acontecía en el mercado minorista, con la destrucción de 131.900 los empleos. 25.600 en el mayorista.

Compromiso ambiental que no compensa el daño creado

Vertedero
Getty Images

En 2019, de todo el gasto, 5,5 millones de euros correspondieron a inversiones y el resto fue gasto corriente, según el INE.

Dentro de la inversión, la mayor partida se la lleva la protección del aire y el clima, con 2,6 millones de euros. Le siguió la gestión de aguas residuales, con 1,5 millones de euros invertidos y, en menor medida, la gestión de residuos, con sólo 869.919 euros de inversión en 2019.

Un compromiso que, sin embargo, se da de bruces con el hecho de que en España recoja, en media, solo el 12,16% de los residuos textiles que genera al año.

Según se desprende del último análisis de recogida de ropa usada en España de Modare, patrocinado por Cáritas, unas 990.000 toneladas de prensas van a parar a vertederos anualmente.

No obstante, la salvación podría llegar con la ley de Residuos española y el Green Deal europeo, que forzará al sector a recoger y gestionar los desechos textiles industriales.

Bajo esta premisa, a partir del 1 de enero de 2025, la industria textil española estará obligada a implementar la recogida selectiva de sus residuos, incluso después de su uso. 

La industria es responsable del 10% de las emisiones de carbono 

Más diluidos quedan aún estos compromisos si atiende al impacto mundial de la moda en el medioambiente.

Un informe de 2017 de International Union for Conservation of Nature (IUCN) estimaba que el 35% de los microplásticos, pequeños trozos de plástico que no se descomponen en el océano, proceden del lavado de textiles sintéticos como el poliéster.

En paralelo, la industria de la moda es la responsable del 10% de las emisiones de carbono de la humanidad, según revelaba un informe de la ONU. Esto implica más emisiones que los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos.

De seguir con esta hoja ruta, el sector de moda podría contribuir a generar el 26% de las emisiones de carbono para 2050, según apuntaba un estudio de la Fundación Ellen MacArthur.

Otros artículos interesantes:

Inditex adelanta 10 años su principal objetivo medioambiental y será una empresa libre de emisiones netas de carbono en 2040

La purpurina es terrible para el medioambiente: por qué los científicos quieren que dejes de usarla

Una encuesta ha preguntado a 1.000 CEO cómo se sentían respecto al trabajo de sus empresas sobre el medioambiente y la mayoría dio la misma respuesta: no demasiado bien