Invertir en la formación continua de los empleados, la realidad de las organizaciones que quieren inspirar (y empoderar) a sus trabajadores

Prosegur formación - espacio sostenibilidad BI
  • La formación en las empresas proporciona una serie de beneficios para el trabajador y la compañía: mejoran la motivación, la cultura empresarial y los números globales.
  • La Universidad Corporativa de Prosegur ofreció en 2021 un total de 1.064.728 horas de formación online; un 66% más que el año anterior
  • Descubre más historias inspiradoras en el Espacio Sostenibilidad de Business Insider.

Se suele decir que el capital más importante en una organización es su talento humano. Y hay que saber gestionarlo para que pueda aportar su mejor versión. Invertir en formación es invertir en productividad. Así de sencillo; y ya lo avanzaba el fundador de la marca automovilística Ford, Henry Ford, a principios del siglo XX. “Solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan…No formarlos y que se queden”. 

Imaginemos una fuerza laboral a la que su empresa le ofrece programas formativos continuos, le permite desarrollar sus aptitudes y le proporciona una serie de beneficios más allá de un sueldo y un contrato. No es difícil ver en nuestro imaginario a estos empleados con una sonrisa al entrar en las oficinas. 

Y es que, más allá del salario, los trabajadores buscan sentirse parte de un proyecto y de una comunidad. Y, en este sentido, resulta más sencillo alinearse todos –empleados y compañía- para conseguir un bien común. Los españoles, según un reciente estudio de Adecco, priman el salario, sí, pero también se fijan (y mucho) en la salud, el ambiente laboral y el desarrollo profesional. 

Formación continua, la herramienta más poderosa para empleados y compañía

Entonces ¿cómo contentar a los empleados y que sea, a su vez, bueno para la organización? Con planes formativos continuos. No solo prometen nuevas oportunidades para la compañía y sus trabajadores, también aumentan el rendimiento, mejoran la cultura de empresa, la motivación y los números y, sobre todo, son la mejor herramienta para retener al mejor talento. 

Añade la Cámara de Comercio de España que la formación dentro de las organizaciones empodera a los trabajadores para asumir nuevos retos e incrementa sus posibilidades de ascenso. Así que la lista de beneficios no es corta. Y hoy día, un 73% de las compañías españolas ya prefiere invertir en la formación de su plantilla antes que contratar a alguien nuevo, según un estudio de CoachHub. 

Las empresas viven, por tanto, en un nuevo escenario global: hay que saber ser flexible, adaptarse a los nuevos cambios, maximizar la productividad y ser sostenibles en cada paso que se da. La formación es el camino a recorrer para conseguir todos estos hitos. Esta convicción se traduce, en empresas como Prosegur, en una gran responsabilidad. 

La compañía de seguridad ha desplegado un modelo de formación continua, diversa y multiplataforma que da en el clavo en cada uno de sus negocios. Se trata de mejorar la respuesta de sus empleados al tiempo que estimulan una estrategia sostenible basada en nuevas ideas y salidas profesionales. 

Formación Prosegur - Universidad Prosegur - Espacio sostenibilidad

Para ello, Prosegur renovó en 2019 su plataforma online de aprendizaje, la Universidad Corporativa Prosegur que el año pasado alcanzó un nuevo récord de horas de formación online. Pasó de las 643.000 horas en 2020 a 1.064.728, durante el año pasado. O lo que es lo mismo, un 66% más de dedicación y tiempo a formar y desarrollar su talento interno. La Universidad Corporativa de Prosegur es una herramienta abierta a todos los empleados del grupo de cualquier rincón del mundo. 

Un Plan de Formación que es una de las herramientas con más engagement del Grupo. En 2021, aumentó sus usuarios en un 40% y llevó a cabo más de 20 acciones formativas en 23 países con temáticas sobre la sostenibilidad, metodologías ágiles y gestión del cambio. 

La formación como factor diferencial

En 2021, Prosegur dio un paso más en su apuesta por la formación con la gestión y planificación de su programa formativo, tanto online como presencial, con el objetivo de personalizar los contenidos en función de las necesidades de cada mercado. La compañía también estrenó un programa formativo dirigido a los colectivos de estructura de 23 de los 26 países donde opera, con contenidos de Concienciación en Sostenibilidad, Seguridad de la Información, Propiedad Intelectual, Innovación, Mentalidad Agile y Gestión del Cambio, además de materias específicas de cada negocio con visión del cliente en el centro. En total, más de 12.000 empleados de estructura han cursado 130.000 horas de formación. 

 “Para nosotros es importante crear contenido accesible y que los empleados sean dueños de su autoformación, como fuente de descubrimiento y de inspiración en el día a día”, resume Rocío Castañeda, directora global de Talento y Cultura de Prosegur. Al fin y al cabo, añade, “puede ser difícil innovar si no sabes que existen determinadas herramientas a tu alcance”.

En total, la formación impartida durante 2021 ha sumado más de dos millones de horas (online y presencial), lo que supone 14,4 horas de media por empleado y representa un crecimiento del 7% en comparación con el año anterior. 

Una nueva muestra de que formar también consiste en adaptar los conocimientos al entorno para poder empoderar a unos empleados flexibles y camaleónicos que van de la mano de la estrategia corporativa de digitalización y transformación social de la organización. Un binomio claramente ganador.