4 consejos para conseguir un aumento de sueldo en tiempos de inflación

La inflación conlleva una necesidad de los trabajadores de ganar más.

Eugene Mymrin/Getty Images

El crecimiento se ralentiza, la inflación aumenta y los despidos se suceden. En otras palabras, es el momento perfecto para pedir un aumento.

Sí, has leído bien.

Puede parecer contradictorio, pero los expertos afirman que, incluso en una economía inestable y poco sólida como la actual, la mayoría de los empresarios son propensos a retener y recompensar a sus mejores talentos. Al fin y al cabo, encontrar gente está siendo complicado y, aunque algunas personas están perdiendo sus puestos de trabajo, la tasa de dimisiones voluntarias se mantiene en niveles casi récord

"Si se ha producido una importante rotación de personal en tu empresa, sea voluntaria o no, es posible que intenten retenerte", afirma Roy Cohen, autor de Wall Street Professional's Survival Guide (Guía de supervivencia del profesional de Wall Street) y coach.

Muchos trabajadores en EEUU parecen estar al tanto de esto, ya que según una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Robert Half, casi el 62% pensaba pedir un aumento de sueldo este año.  

Business Insider ha hablado con 5 expertos sobre cómo saber cuándo es el momento perfecto para pedir que te suban el sueldo, la mejor manera de exponérselo a tu jefe y qué hacer si te dice que no.

No tengas miedo de pedirlo: reivindícate

Según Liz Tilia, experta en carreras profesionales y fundadora de una empresa de coaching profesional y vital, Fem Home Ec, muchos piensan erróneamente que es necesario haber sido ascendido o haber logrado alto notable en el trabajo para pedir un aumento de sueldo.

Pero, en realidad, el progreso salarial debe ir de la mano del aumento de tareas, tal y como explica Tilia. Siempre que hayas demostrado haber contribuido con tus habilidades al crecimiento de la empresa, tiene sentido que pidas más dinero. Dicho esto, es cierto que conseguir algo notable ayuda: por ejemplo, pedir un aumento tras haber finalizado un proyecto de éxito, es una situación en la que hay más posibilidades de que te digan que sí.

Por otra parte, puede ser una cuestión sobre cuándo se necesita ganar más dinero. El hecho de que la inflación se sitúe en algo más del 10%, la más alta desde 1984, hace más necesarios los incrementos salariales, según afirma Kelly Lannan, vicepresidenta senior de Fidelity. 

Es cierto que pedir dinero puede resultar incluso angustioso: según una nueva encuesta de Fidelity, el 21% de las mujeres afirmaron sentirse incómodas negociando su salario, frente a solo el 12% de los hombres, pero en un momento en que la inflación está afectando al coste de la vida, no es algo de lo que haya que avergonzarse. 

"Tanto si eres nuevo en el mundo laboral como si eres un profesional con experiencia, deberías plantearte pedir un aumento de sueldo para estar a la altura de la inflación, la volatilidad del mercado y el aumento de los costes", afirma Lannan.

Recopila la información necesaria

A continuación, tienes que conocer tu valor en el mercado laboral, según Tilia. Los datos son fundamentales. Los expertos recomiendan comparar la descripción de tu puesto con tu carga de trabajo y tus responsabilidades, así como con las ofertas de otras empresas para puestos similares. Es aconsejable, busca los datos salariales de su puesto de trabajo en páginas web como Glassdoor, LinkedIn e Indeed.   

"Trata el acto de pedir un ascenso como si fuera un proyecto", explica a Business Insider Sarah Doody, fundadora de la empresa de búsqueda de empleo Career Strategy Lab. A continuación, puedes preparar lo que vayas a decirle a tu jefe mostrándole los datos recogidos.

Lo que digas debe resaltar el valor que has añadido a la empresa y aportar pruebas de esta contribución.

Muchas personas se incorporan a una empresa en un puesto y con un nivel salarial que, entre 8 y 12 meses después, no refleja el nivel de trabajo que están realizando, según Tilia. Esto ocurre con más frecuencia en un mercado laboral de alta rotación, ya que los empleados no siempre pueden ser sustituidos de inmediato. "Te contrataron como coordinador, ahora estás actuando como supervisor, pero sigues teniendo el puesto y sueldo de coordinador", ejemplifica Tilia. 

Por tanto, hay que pedir a tu jefe que te compense y te ascienda. Al hacer la petición, Tilia recomienda no utilizar la palabra "aumento", sino "ajuste de puesto y salario".

Aunque no lo parezca, la semántica es importante. 

Expón tus argumentos

Debes mostrar tu valor y tu compromiso con el trabajo.

En una economía que se deteriora, también es importante demostrar que se sabe qué es lo que hay. Si tu empresa ha pasado por despidos o dimisiones recientemente, tienes que demostrar por qué la falta de personal ha hecho que tengas que trabajar mucho más

Esta frase puede serte útil: "Me encanta lo que hago y espero que estés de acuerdo en que lo hago bien. Pero, con la falta de personal, mi volumen de trabajo se ha incrementado mucho. Espero que parte de ese ahorro de costes se pueda invertir en mí".

Prepárate para mostrar pruebas de tu productividad, y para que te contesten. Puede que tu jefe te diga que tienes suerte de seguir trabajando. No obstante, Cohen aconseja no olvidar que tú tienes la sartén por el mango. Si tu trabajo es valioso, puede que otras empresas lo valoren más.

Si al principio no tienes éxito...

Si te dicen que no, algo que entra dentro de las posibilidades, los expertos aconsejan que preguntes a tu jefe qué debes hacer para conseguir ese aumento.

Tori Dunlap, experta en finanzas personales y fundadora de una consultoría que ayuda a las mujeres a alcanzar la paridad salarial, sugiere que propongas aplazar la reunión para más adelante.

Cuando la respuesta es negativa, Doody recomienda hacer otras peticiones, como más días de teletrabajo o aumentar los beneficios (cheques restaurante, transporte...).

Recuerda también que recibir un "no" no pone en tela de juicio tu valía profesional.

Otros artículos interesantes:

Las titulaciones de FP con más empleo y sueldos por encima de los 2.000 euros

Estas son las 8 capitales españolas donde el coste de la hipoteca ha subido más que la inflación y los salarios

Así afectará a los inversores y ahorradores la subida de los tipos de interés del BCE para frenar la inflación

Te recomendamos