El Gobierno adjudica sin publicidad por 435.000 euros nuevos cifrados en su arquitectura de red para proteger sus comunicaciones ante espías

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al teléfono durante una cumbre europea.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al teléfono durante una cumbre europea.

John Thys/Pool via REUTERS

Pocas veces la paranoia puede estar tan justificada como la que sufre ahora mismo el Gobierno, después de que hace apenas unas semanas se descubriese que el programa espía Pegasus estuvo instalado en móviles de varios ministros, entre ellos el del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Por eso se entiende que Moncloa haya contratado un nuevo cifrado para las comunicaciones del Consejo de Ministros, con el fin de evitar que miradas indiscretas accedan a información sensible del Ejecutivo.

Lo cuenta este miércoles La Información. El Gobierno ha adjudicado en un procedimiento negociado sin publicidad y por 435.000 euros una nueva malla de red 'tipo B'. Una malla es un tipo de arquitectura de red cifrada que permite segurizar las comunicaciones algo más que en una infraestructura de red convencional o doméstica.

La adjudicataria es una compañía llamada Centro Regional de Servicios Avanzados (CSA). A pesar de que la pandemia obligó a celebrar muchas reuniones del Consejo de Ministros —cuyas disertaciones son secretas— de forma telemática, el departamento que dirige el ministro Félix Bolaños no ha podido adjudicar este contrato hasta ahora.

La razón: "La situación de insuficiencia presupuestaria" que se había sufrido hasta ahora. "Dicha contratación no ha podido realizarse hasta que se ha subsanado la misma, convirtiéndose en una necesidad que afectando a la seguridad nacional tiene que ser satisfecha de forma inmediata, ya que puede quedar comprometida la protección de intereses esenciales para la seguridad del Estado".

La industria de los programas espías es más grande de lo que crees: las apps que usas diariamente y pueden ser tan peligrosas como Pegasus

La adjudicación, de la que da detalles La Información, detalla que el sistema actual de videoconferencias "no tiene la capacidad suficiente para mantener las reuniones del Consejo de Ministros y otras de diversos organismos de la Administración que, generalmente, se solapan en el tiempo".

"Tampoco cumple los requisitos necesarios para garantizar la correcta continuidad del servicio, al utilizarse equipamiento que se encuentra fuera del periodo de soporte y mantenimiento por parte del fabricante", incide.

Todo esto trasciende apenas un mes después de que el caso Pegasus levantara toda una polvareda en las Cortes, en las que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha visto obligado a aclarar la posible participación del Gobierno o del CNI en el espionaje a terminales móviles de líderes independentistas.

Con la polémica todavía viva, el Ejecutivo también se vio forzado a reconocer que el programa espía que diseña y desarrolla la compañía israelí NSO Group había sido detectado en el móvil de Sánchez o de su ministra de Defensa, Margarita Robles, entre otros altos cargos del Gobierno.

Todo acabó desembocando en el cese de la hasta ahora directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, que fue sustituida hace unas semanas por Esperanza Casteleiro, conocida por haber vivido alguna aventura en Cuba.

Otros artículos interesantes:

De Jeff Bezos a Pedro Sánchez: empresarios, políticos, periodistas, millonarios o activistas por los derechos humanos, el club de los vigilados por Pegasus

Los creadores de la herramienta de ciberespionaje Pegasus están obstaculizando el trabajo de uno de sus auditores: las preguntas son "ignoradas"

Clientes en todo el mundo, cenas con espías y secretismo total: viaje al interior de la industria de soluciones 'ciberofensivas' de la que nace Pegasus

Te recomendamos