Monitorizar el alumbrado público y luces LED: así están reduciendo los ayuntamientos su factura energética hasta en un 70%

Imagen Alumbrado Público_EndesaX

EndesaX

  • La luz forma parte esencial de la vida de nuestras ciudades, pero supone hasta un 40% de la factura eléctrica de los ayuntamientos. 
  • Algunos municipios españoles ya utilizan alumbrado LED y equipos de telegestión para controlar la potencia en momento de poco tránsito y optimizar la eficiencia energética en los servicios municipales.
  • “Esperamos un ‘boom’ de licitaciones para acelerar esta transformación energética tras el verano, con la llegada de los fondos europeos”, indica Juan Garrigosa, responsable de eCity de Endesa X.

Cuando hablamos de smart cities, es habitual pensar en grandes ciudades con edificios domóticos, placas solares en los techos de los hogares o patinetes eléctricos circulando por las calzadas. Pero hay otro ingrediente que suele quedar relegado a un segundo plano y que juega un papel esencial en el desarrollo de estas ciudades inteligentes: el alumbrado público

España cuenta con cerca de nueve millones de puntos de luz, que suponen un consumo eléctrico de 5,3 GWh/año en el conjunto del país, según el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía). Y esto recae directamente sobre el bolsillo de los ciudadanos. A día de hoy, un 40% de la factura eléctrica de los ayuntamientos procede de la iluminación, según corrobora Juan Garrigosa, responsable de eCity (B2G) de Endesa X: “El alumbrado es la mayor partida en la factura eléctrica de las ciudades, las administraciones deberían tomar medidas”. Pero, ¿qué se está haciendo?

Alumbrado público Endesa X

Son muchas las ciudades que ya están manos a la obra. Por citar algunos ejemplos donde Endesa X está trabajando con Ayuntamientos en optimizar su alumbrado público, antes de final de año el 95% de los puntos de luz públicos de Móstoles ya utilizarán alumbrado LED exclusivamente. En todo caso, pensar que solo las grandes urbes toman cartas en el asunto es un error. Los municipios de menor tamaño también avanzan, como Mérida (Badajoz), que ya ha sustituido más de 7.000 luminarias y ha instalado 205 equipos de telegestión en cuadro de mando. Con estas dos iniciativas –el cambio a LED y la regulación de las luminarias—, en Mérida se ha reducido ya el consumo energético más de un 65%. Otro ejemplo es Sarriá de Ter, un municipio de Girona, que con esta misma fórmula han conseguido un ahorro del 70%. 

Eficiente y adaptativa

Pero además de la “eficiencia” que se puede conseguir con el cambio a luminarias LED, las ciudades tienen además a su alcance sistemas con los que podrán modificar el alumbrado de las calles para ajustarlos a las condiciones reales del tráfico, al clima o incluso a la iluminación natural. Hablamos de la “iluminación adaptativa”, que incluso permite alcanzar hasta un 20 - 35 % adicional de ahorro de energía en las fuentes de luz LED existentes.

Monitorización en tiempo real

Pero la innovación no se queda ahí. Este tipo de alumbrado público de última generación abre a las administraciones públicas la oportunidad del control remoto, bien supervisando y actuando sobre un determinado cuadro de distribución eléctrica, o bien, con los sistemas punto a punto, monitorizando y manejando a distancia cada farola de forma individual.

“Se trata de plataformas tecnologías que monitorizan y gestionan todo el sistema de alumbrado público con el objetivo de garantizar ahorros energéticos. De esta manera, podemos controlar el encendido y el apagado en cada una de las calles de la ciudad, por ejemplo”, afirma Garrigosa. La ventaja es que, en base al orto y al ocaso solar de cada día, se puede actuar de una manera u otra: “Todo está muy estudiado. Podemos reducir la potencia incluso un 60% en los momentos de menos tránsito, normalmente a partir de las 02:00 de la mañana”. ¿Qué se consigue? Pues desde seguir el consumo en tiempo real para obtener un ahorro, hasta detectar rápidamente cualquier anomalía en la instalación para actuar al instante, gestionar averías a distancia y su seguimiento hasta su resolución, seguimiento de indicadores de desempeño energético a diferentes niveles, o incluso habilitar servicios como la vídeo vigilancia o mediciones medioambientales, entre otros”.

endesa x iluminación urbana

“Con el sistema punto a punto, instalamos cámaras o sensores para detectar cuándo hay tránsito, ya sea de personas o de vehículos, para bajar la intensidad cuando no los hay y subirla cuando los hay”, explica Garrigosa, que añade además que se trata de un método más avanzado que requiere tecnología IoT (Internet of Things). “El despliegue de estas tecnologías luminarias mejora la seguridad ciudadana. Ya se ha visto sobre todo en otros países menos seguros que España”, indica. 

¿Cómo funciona la red luminaria y cómo pueden financiar esto los ayuntamientos?

Los ayuntamientos son los que deciden. El alumbrado público está en sus manos, y cada uno elige un camino. Algunos optan por operarlo y mantenerlo con sus propios equipos. Otros, sin embargo, prefieren externalizarlo. Aun así, tienen algo en común: todos tienen que llevar a cabo estas actuaciones a través de licitaciones. Así lo exige la Ley de Contratación del Sector Público en España. La diferencia es que, mientras algunos las lanzan únicamente para la adquisición de equipos (compran directamente a las empresas privadas luminarias con ciertos acabados y ciertas tecnologías de telegestión) o para que realicen la instalación, otros prefieren externalizar completamente el servicio de instalación, optimización, operación y mantenimiento.

Pero lo cierto es que externalizar, requiere de una gran inversión. ¿Qué hacen para asumirla? “Existe la opción de que seamos las propias empresas de servicios energéticos las que asumamos la inversión en eficiencia energética, y no los ayuntamientos”, revela el responsable de eCity de Endesa X. ¿La fórmula? Que el ayuntamiento contrate estos servicios durante 10-15 años, “de esta manera el ayuntamiento empieza a beneficiarse de una reducción de la factura y nosotros, en ese periodo de tiempo, amortizamos la inversión”. 

¿En qué punto estamos? La pandemia ha ralentizado esta transformación, según Juan Garrigosa, que señala que se está produciendo un retraso en el lanzamiento de licitaciones por la llegada de los fondos europeos, esos 750.000 millones de euros que Europa pondrá en manos de los países miembros y de los cuales España recibirá 140.000 para reactivar la economía a través de proyectos relacionados principalmente con la transición ecológica y la digitalización. “Muchos municipios están esperando que lleguen los fondos de recuperación para empezar a tomar decisiones de inversión, por eso esperamos que se produzca un boom de licitaciones después del verano, cuando empiecen a canalizarse”, aclara. 

iluminación urbana Endesa X YoUrban

Una de las ventajas de externalizar este servicio, según Garrigosa, es que, en medio de este panorama de tecnologías avanzadas, las empresas siguen remando hacia un futuro que nos facilite la vida a todos, tanto a la administración como a los ciudadanos. Por eso, la plataforma de control y gestión de las instalaciones de Endesa, YoURBAN, permite obtener con un solo golpe de vista un panorama claro del alumbrado público de la ciudad: averías, situaciones de peligro o avisos directos a los encargados de mantenimiento, así como todas las métricas e indicadores de desempeño. Además, “contamos con una aplicación para que el ciudadano pueda informar directamente al ayuntamiento sobre cualquier avería”, expone. 

Advertisement