La irrupción de las fintech y la entrada de las tecnológicas revolucionan el negocio de los pagos: Moody's alerta de la presión competitiva a la que se enfrenta la banca tradicional

Pago móvil

REUTERS/Matt Siegel

  • Las grandes tecnológicas y fintechs se abren paso y dejan a un lado a la banca tradicional, incapaz de seguirles el ritmo en innovación.
  • Los pagos con teléfono móvil ha venido para quedarse y algunos de los analistas consultados por Business Insider España afirman que se convertirá en el principal medio de pago.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La banca tradicional se va quedando a un lado a medida que aumenta la competición con nuevos medios de pago, liderados por grandes tecnológicas o fintech. Si bien el coronavirus obligó a las entidades a ponerse las pilas en cuanto a digitalización, la influencia de estos nuevos actores en los medios de pago es una tendencia que va en aumento.

Un informe reciente de Moody's sostiene que la tecnología podría relegar a la banca tradicional "al asiento de atrás", debido a los cambios en el consumo y a la comodidad que ofrecen otras compañías. Los pagos son solo la primera incursión, pero ya hay pequeñas compañías fintech que ofrecen servicios de inversión atractivos para los usuarios.

La agencia de calificación prevé que los bancos se vean afectados a la hora de atraer y retener clientes, que los ingresos derivados de los servicios de pago disminuyan y que las entidades necesiten a largo plazo pagar más para retener los depósitos.

Asimismo, el estudio señala que esta competencia podría traer consigo una mayor consolidación del sector bancario en muchas regiones del mundo, dadas las enormes inversiones necesarias para mantenerse al día en cuanto a tecnologías digitalizadas.

"Los bancos corren el riesgo de perder gran parte de la interacción con los clientes y de ser relegados a un rol más discreto en la fabricación de productos financieros, una actividad menos visible y de menor margen", sostiene el citado informe y señala que las grandes tecnológicas cuentan con una amplia base de clientes, la capacidad de ofrecer una experiencia de usuario sin costuras, están enfocadas en esto a largo plazo y recursos significativos, por lo que sus servicios son difíciles de imitar para los bancos.

El coronavirus da un empujón digital a la banca: los canales online dan un salto generacional y se abren paso entre los clientes de más edad y las entidades se abren al teletrabajo

La incursión tanto de las fintech como de las grandes tecnológicas ha surtido efecto en los bancos, que han mejorado la usabilidad de las aplicaciones, la experiencia del usuario y se han abierto la posibilidad de una banca conectada, explica Marc Sansó, profesor de EAE Business School y CEO de Elsebits, en declaraciones a Business Insider España. "Es la primera vez que la banca tiene una competencia real, que le está quitando cuota de mercado", defiende.

Sansó añade que este contexto "les ha hecho avanzar en 5 años lo que no habían avanzado en 25". "El principal problema de la banca es de estructura de costes. Es un sector que ahora mismo no es rentable (...). En el cual algunas de las nuevas tecnologías están aún en fase de prueba y error. El cambio es mucho más profundo".

No obstante, los ciudadanos aún tienen reparos en cuanto a la entrada de las tecnológicas en el sector, sobre todo en cuestiones como la privacidad y la gestión de los datos. "Los bancos siguen siendo líderes en cuanto a lo que se refiere a la protección de datos de sus clientes. Gracias a los criterios legales y de compliance a los que los bancos siempre han dado prioridad", explica a Business Insider España Darío García, analista de XTB, quien no descarta cambios en este sentido. "Las nuevas tecnologías son más dinámicas y pueden adaptarse a cualquier requerimiento que pueda exigir el mercado, incluso la legislación".

El smartphone, clave para los pagos en los próximos años

El uso del smartphone para pagar es una tendencia al alza y ha venido para quedarse. Tanto es así, que algunos analistas consultados por Business Insider España consideran que, tarde o temprano, se convertirá en el mayor medio de pago en los países desarrollados. Su uso ha crecido durante la pandemia, ya que no es necesario teclear el pin y eso evita tocar el datáfono.

La compañía de procesamiento de pago Worldpay prevé que la mitad de las compras se harán a través de este medio dentro de 3 años, algo que ya es la normalidad en China. Ni siquiera se necesita tener tarjetas bancarias: el pago se hace mediante códigos QR y las apps se vinculan a las cuentas del banco. Esta modalidad se conoce como "pago móvil presencial", para distinguirla de otros tipos. El país ha experimentado una rápida innovación, liderada por Alipay y Weixin Pay, según el citado informe de Moody's, posible gracias al rápido crecimiento del comercio electrónico. 

Quiénes son los inversores detrás de Ant, la fintech fundada por Jack Ma, que se harán millonarios con la histórica salida a bolsa

Ambas apps concentran el 80% del mercado chino, mientras que los grandes bancos han sido lentos a la hora de digitalizar sus productos y servicios. Sus propietarias, Ant Group Co —propiedad de Alibaba— y Tencent, respectivamente, son algunas de las compañías más valoradas del mundo. De hecho, la primera compañía protagonizará en noviembre la mayor salida a bolsa de la historia: espera levantar 29.000 millones de euros. 

Moody's apunta que si bien en China este medio tiene una gran penetración, no es así en países europeos como Italia, Reino Unido o España, donde el efectivo aún se utiliza con frecuencia.

La innovación en este aspecto se centra en los monederos digitales, interactuando directamente con el consumidor y optimizando su experiencia. "Con la aceleración de los pagos móviles y las compañías no tradicionales, es de crítica importancia que las entidades elaboren una estrategia para permanecer en la parte del negocio de pagos que está orientada al cliente", considera Moody's. 

El analista de IG Market, Sergio Ávila, coincide y añade que el sector no puede dejar de lado esta actividad, ya que cuanto más avance el tiempo, más difícil será competir con las compañías no tradicionales. "Las grandes empresas tecnológicas saben que los medios de pago son una parte estratégica del sector financiero y por ello, desarrollan su actividad en servicios que puedan suponer un mayor valor añadido en sus negocios, el pago y el crédito sirve como fuente alternativa de ingresos", destaca Ávila.

Los acuerdos con compañías fintech más pequeñas podrían ser una de las formas de acelerar sus esfuerzos hacia este nuevo ecosistema, si bien esto supondría ceder una parte del control y podría erosionar el reconocimiento de la marca del banco titular y la confianza que se ha creado en él, según reconoce Moody's.

Otras operaciones financieras, también afectadas

"A medida que la atención de los consumidores migra a formatos digitales, creemos que los competidores no tradicionales usarán los pagos para hacer una incursión en la venta de otros productos y servicios financieros", explica el informe de Moody's. 

Los medios de pago son solo el primer paso, pero ya hay una gran variedad de fintech que se están adentrando en otro tipo de servicios, como el trading. 

Las fintech se enfrentan a un examen decisivo: el coronavirus pone a prueba su modelo de negocio en un escenario cada vez más digital

"Los inversores a través de entidades bancarias siguen asumiendo costes por encima de la media del sector, debido a los costes fijos que estos bancos todavía tienen en sus balances, mientras que otras entidades permiten realizar las mismas operaciones financieras a un menor coste, o al menos a un menor coste imputable al cliente", explica García.

Un ejemplo es la startup austriaca Bitpanda, que desembarcó en junio en España y ofrece la posibilidad de invertir desde un euro en criptomonedas y metales preciosos. Asimismo, también hay compañías que ofrecen servicios similares de financiación como Klarna o neobancos como N26 y Revolut.

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Fintech
  2. Banca
  3. Transformación Digital
  4. Trending
  5. Top