Pasar al contenido principal

4 razones por las que Morgan Stanley recomienda a los inversores estar bajistas en bolsa

Trader operando en Wall Street
Reuters
  • El esquema de la actualidad no invita al optimismo y quizá sea el momento de estar posicionado en contra de las bolsas para intentar ganar rendimientos, según Morgan Stanley.
  • Mike Wilson, estratega jefe de renta variable de la entidad, cree que la recesión en los valores es una realidad y que se ha pecado de excesivo optimismo.
  • Además, puede haber un enfriamiento en las previsiones de los beneficios de las empresas cotizadas.

La mayoría de las firmas de inversión están pendientes de captar rentabilidades mediante la selección minuciosa de valores. Pero… ¿Y si la mejor opción sería apostar a la baja porque la situación se ha vuelto demasiado peligrosa? Eso es lo que considera Morgan Stanley, uno de los principales bancos de inversión de Estados Unidos.

A través de un informe de Mike Wilson, experto en renta variable de la entidad, el esquema de la actualidad no invita al optimismo y quizá sea el momento de estar posicionado en contra de las bolsas para intentar ganar rendimientos. El panorama, explica, no tiene un especial atractivo dado el grado de madurez que acumula. En esta línea, apunta a cuatro razones para justificarse. 

1. La recesión en los valores es “una realidad”

Wilson asevera que la “recesión en los beneficios de las empresas” ya es una realidad. Para respaldar su afirmación señala que  el error no fue el ajuste de la Fed del año pasado, sino que  el momento del estímulo de la política fiscal “sobrecalentó la economía el año pasado”, de una manera artificial y exagerada.

El estratega jefe de renta variable norteamericana del banco, advierte repetidamente que los inversores podrían verse atrapados en un “mercado bajista” durante los próximos años. En febrero, dijo que la recesión de ganancias tan esperada había llegado, pero que los inversores aún eran “demasiado optimistas”.

Leer más: 3 señales que los analistas creen que son una advertencia de la próxima recesión

2. Exceso de optimismo

Precisamente el siguiente punto está relacionado con la anterior afirmación: el exceso de euforia. De hecho, el optimismo ha reinado en lo que va del año. El S&P 500 ha tenido su mejor inicio en un año desde 1998. El índice ganó un 13,2% en el primer trimestre, su desempeño trimestral más sólido desde 2009.

Las acciones volvieron a repuntar después de que se publicaron los sólidos datos de fabricación de Estados Unidos y China alivió las preocupaciones sobre una posible desaceleración mundial. Wilson, sin embargo, no está cambiando su objetivo de fin de año de 2.750 para el selectivo de referencia en Wall Street.

3. Previsiones de beneficios a la baja

Con todo y con ello la previsión de beneficios de las firmas cotizadas puede ir más hacia abajo. El experto indica todavía tienen que bajar en un 5% durante los próximos 12 meses.

La culpa de todo esto la tendría la presión sobre los márgenes, que se observa en la mano de obra, gastos de capital e inventario.

4. Política de tipos de interés

De esta manera el riesgo es que “la recesión de beneficios se convierta en un cambio de comportamiento corporativo”, lo que luego lleva a una “mayor desaceleración económica”, advierte.

La Fed entiende esto, en su opinión. Es por eso que han estado dando vueltas e incluso insinuando la idea de que “su próximo movimiento podría ser un recorte”.

En realidad “están preocupados”, añade. "La confianza ... fue bastante débil en el cuarto trimestre del año pasado, y quieren asegurarse de que no caiga en una recesión”.

En marzo, el banco central indicó que no habría más alzas de tasas este año, pero no indicó que fueran necesarios recortes de tasas. En diciembre, la Fed estimó que dos aumentos serían apropiados en 2019.
 

Y además