Pasar al contenido principal

El motivo que ha disparado las ITV desfavorables refleja el principal problema del parque automovilístico español

ITV desfavorables aumentan
La tasa de ITV desfavorables en primera instancia superó en 2017 el 20%. Vicente Cano
  • En 2017 las estaciones ITV llevaron a cabo 22,2 millones de inspecciones, de las que el 20,3% resultaron desfavorables. 
  • Según denuncia la patronal de las ITV, en torno al 17,1% de los turismos que hay en circulación lo hacen sin haber pasado la inspección.
  • El defecto que más aumenta son los problemas en la carrocería de los vehículos por la mayor antigüedad del parque.  

Sin un plan PIVE que fomente el achatarramiento, el parque móvil español sigue envejeciendo y uno de los efectos lógicos de este fenómeno es que aumenta la tasa de ITV desfavorables y a los motivos habituales se suma uno nuevo que crece espectacularmente. En 2017, fueron un 20,3% los vehículos suspendidos en primera instancia, un 1,5% más que el año anterior. 

El promedio de defectos graves encontrados en la inspección es de 1,9 por vehículo, ya que a menudo un solo coche presenta varios de ellos. Los problemas más habituales por los que los turismos son rechazados en la ITV siguen siendo los de siempre: defectos en el alumbrado y señalización (24,1%), neumáticos y suspensión (20,8%), emisiones (16,4%) y frenos (13,3%). 

Sin embargo, hay una clase de defectos detectados en la ITV que está aumentando más que ningún otro y que, lo más probable, es que sea una consecuencia de la mayor antigüedad del parque móvil español, que ya ha superado los 12 años de media. Según un informe de la red CertifiedFirst, las ITV negativas por defectos en la carrocería han crecido en un 28,1% en los últimos cinco años. 

Leer más Estos son los 5 cambios en la nueva ITV que te pueden afectar

Y es que, según esta red especializada en trabajos de chapa y pintura, los problemas en la carrocería se sitúan como uno de los nuevos defectos por los que muchos vehículos reciben cada año un suspenso al pasar la ITV. Hasta 282.000 turismos recibieron un suspenso en la ITV en 2017 por un problema relacionado con el exterior del vehículo, un 10% más que en 2016. 

Qué se revisa de la carrocería en la ITV

Los inspectores de la ITV, atendiendo al Manual de Procedimiento, deben valorar el estado de la carrocería comprobando que esta no esté oxidada, presente perforaciones, desperfectos, aristas vivas o cortantes, anclajes inexistentes o deteriorados, entradas de humos al habitáculo o fijaciones de paragolpes defectuosas. 

Todos y cada uno de los problemas anteriores que detectan en las ITV pueden tener una negativa repercusión en la seguridad del vehículo y en su consumo de carburante, por no mencionar la estética. En el caso concreto de la corrosión, como se trata de un criterio de evaluación subjetivo, lo mejor es tomar medidas cuanto antes porque es un problema que no tiende sino a empeorar si no se arregla.

Te puede interesar